Tankah, otra razón para conservar el Parque Nacional Tulum