Anticipan “anuncio histórico” de Profepa sobre clausuras en Tulum

Posted on octubre 12, 2008, 11:59 pm
6 mins

CANCÚN, MX.- El titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Patricio Patrón Laviada, saldrá este lunes a emitir un anuncio “histórico” en torno al caso de las clausuras aplicadas a hoteles que, irregularmente, lograron instalarse en el Parque Nacional Tulum (PNT)


Fuentes internas de la dependencia adelantaron que el funcionario federal dará a conocer una resolución que marcará un precedente en la historia de la aplicación del estado de Derecho, no sólo en Quintana Roo, sino en México.
Meses atrás, Patrón Laviada reveló la intención de la dependencia de buscar la demolición de los hoteles asentados en el polígono de 664 hectáreas que no cumplieran con la ley, refiriéndose a la medida como un modo de que los sitios impactados “volvieran a su estado original”.
El Parque Nacional Tulum fue declarado como área natural protegida con categoría de Parque Nacional, mediante un decreto presidencial expedido en abril de 1981.
Años después, dicho decreto fue reforzado con otro documento similar que añadía poco más de 250 hectáreas para conformar una superficie de 692 hectáreas denominada como Zona de Monumentos Arqueológicos de Tulum Tankah.
El primer decreto fue de carácter expropiatorio, por lo cual las propiedades ubicadas dentro del polígono pasaron a formar parte del patrimonio de la Nación.
Sin embargo, los errores de trazo y ubicación cometidos en la redacción y mapeo de ambos decretos, sirvieron de argumento para que los particulares dueños de terrenos en la zona, no sólo se ampararan, sino que construyeran o vendieran para que otros edificaran hoteles en el lugar.
El asunto derivó en que hoy existen diversos desarrollos turísticos de diferentes magnitudes dentro del área natural; algunos obtuvieron permisos, en su mayoría del gobierno municipal y del gobierno del estado –que también se asume como dueño de terrenos en la zona- e incluso de la propia federación.
Otros hoteles se alzaron sin permisos y unos más, aunque cuentan con autorización, construyeron más de lo que les fue permitido.
Luego de años de abandonada la zona y, al sentirla más amenazada que nunca por el desarrollo promovido ahí por las autoridades municipales y estatales, el gobierno federal fijó su atención en el Parque Nacional Tulum, revisando desde hace casi seis años los antecedentes jurídicos del lugar.
El primer gran paso dado por la federación, fue la promoción de una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el 28 de mayo pasado.
La medida fue en contra del municipio de Solidaridad, que publicó en abril pasado, en el Periódico Oficial del Estado, la actualización del Programa de Desarrollo Urbano de Tulum (PDDU), con alteraciones a los acuerdos a los que federación, gobierno estatal, ayuntamiento y organizaciones civiles, habían llegado.
El punto más grave fue que en el documento se pone en duda la validez de los decretos que hacen del área natural protegida e histórica, un Parque Nacional Tulum y Zona de Monumentos Arqueológicos de Tulum-Tankah, desapareciendo incluso de los mapas, una parte de la zona arqueológica de Tankah, para favorecer a un par de monumentales desarrollos turísticos que han iniciado obras.
Mientras el proceso de dicha controversia sigue su curso, el gobierno federal avanzó a la segunda casilla, iniciando una serie de operativos de inspección en la zona, a través de la Profepa.
El resultado ha dejado 14 proyectos hoteleros clausurados dentro del Parque Nacional, desde el seis de julio y hasta finales de septiembre pasado.
La medida fue motivada por la carencia de autorizaciones en materia de impacto ambiental, de cambio de uso del suelo en terrenos forestales y de concesión de zona federal marítimo terrestre; también, por la violación de las autorizaciones antes descritas e invasión de zona federal.
Los hoteles hasta ahora clausurados son Cabañas Mezanine, El Diamante K, El Ibera o Playa Paraíso y la obra en construcción Alternature; el Mayan Grill, el Tankah I y II, Caleta Tankah y Playa Condesa.
También La Vita e Bella, Zazil Kin, Don Cafeto, Cabañas Kimac-Olmo, Blue and Spa y Dreams Tulum. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)