Dan nuevo revés al relleno de playas; gana Citymar tiempo contra la extracción de arena

Posted on noviembre 04, 2009, 11:54 pm
8 mins

CANCÚN, MX.- El grupo ambientalista Cielo, Tierra y Mar (Citymar) ganó un nuevo procedimiento legal, que le permite que continúe la suspensión definitiva a la extracción de arena en el banco norte de Cozumel.

Interpondrían ambientalistas queja ante el Tribunal Colegiado

CANCÚN, MX.- La organización Cielo Mar y Tierra (Citymar), interpondrá hoy un recurso de queja ante el Tribunal Colegiado de Circuito, con sede en Cancún, para inconformarse por la resolución del Juzgado Segundo de Distrito, que recientemente le negó la suspensión provisional en cuanto al pago de la fianza por 15 millones de pesos para mantener la paralización del dragado de arena en el banco marino de Cozumel.
El representante legal de Citymar, César Garza, consideró que si bien el juez segundo de Distrito, Gabriel García Lanz, “es respetuoso y sigiloso de su deber”, en su resolución hubo “una pifia”, la cual se negó a precisar.
Sin embargo, adelantó que, ante “la grave irresponsabilidad del juez, al fallar en contra de constancias que acreditan que el asunto es de orden público y por tanto no ameritaba fijar una fianza”, es que presentarán un recurso de queja en contra de su resolución, ante una tercera instancia, que es el Tribunal Colegiado de Circuito.
Sucede que Citymar promovió, el 30 de octubre pasado, un amparo indirecto ante el Juzgado Segundo Distrito. El juez segundo, Gabriel García Lanz, admitió la demanda, pero negó la suspensión del acto reclamado.
El acto reclamado es el pago de 15 millones de pesos que la Sala Regional del Caribe del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa (TJFA) fijó como fianza a la agrupación ambientalista para otorgarle la medida cautelar definitiva, es decir, “la paralización del dragado de arena del banco marino de Punta Norte, en Cozumel”, hasta que se agote el juicio principal que dio pie al caso.
Ese juicio principal se lleva ante el TJFA e inició con la demanda de nulidad presentada por Citymar, en contra de la autorización de impacto ambiental que el verano pasado, emitió la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), órgano desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a favor del proyecto de Restauración Mantenimiento y Sostenimiento de Playas de Cancún, Playa del Carmen y Cozumel.
Entrevistado a parte, el director ejecutivo de la Fundación Plan Estratégico de Cozumel, Federico Ruíz Piña, quien también asesora jurídicamente a Guadalupe Álvarez Chulim, presidenta de Citymar, confirmó que ayer fueron notificados de la resolución del juez Segundo.
“No compartimos el fallo. Nosotros promovimos un amparo indirecto, que nos fue admitido, pero pedimos la suspensión del pago de la fianza y esto se nos negó, así que vamos por la tercera instancia, a presentar un recurso de queja ante un Tribunal de Circuito, en contra de la resolución del juzgado, que no nos concedió la suspensión provisional”, expresó.
Ese nuevo recurso abre dos escenarios más, para la bola de estambre en la que se ha entrampado el proyecto de recuperación de playas:
Uno, la revocación de la sentencia del juzgado segundo y, por tanto, de la fianza fijada por el TJFA. Dos, la ratificación del fallo de ese mismo juzgado, es decir, la negativa de la suspensión provisional en el pago de la fianza.
El abogado subrayó que mientras siguen estos litigios jurídicos, la medida cautelar dictada por el TJFA sigue vigente, en tanto dicho Tribunal no emita un acuerdo en el que indique que ésta queda extinta, debido a que Citymar incumplió con la condicionante de pagar la millonaria fianza para mantener la paralización de los dragados en el banco de arena de Cozumel.
Tal acuerdo no ha sido notificado, ni publicado por el Tribunal, así que aún no es posible extraer la arena de ese sitio, reiteró.
Asimismo, la mañana de ayer apareció en el listado de acuerdos del TJFA, la admisión de un “recurso de reclamación”.
Ruíz Piña declaró al respecto que significa que el Tribunal se dio así por enterado del amparo indirecto que Citymar promovió ante el Juzgado Segundo de Distrito.
Pero César Nava señaló que alguno de los otros interesados en el tema -en este caso la DGIRA- interpuso dicho recurso para inconformarse ante el propio Tribunal, por haber concedido la medida cautelar a la agrupación ambientalista. (Fuente: El Periódico)

La Sala Caribe del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA) acordó la noche del martes, la admisión del recurso de reclamación formulado por Citymar contra la fianza que esa misma instancia fijó, por 15 millones de pesos, para ratificar la suspensión definitiva la extracción de arena del norte de la isla.
“Con esto la medida cautelar (la suspensión definitiva) sigue vigente”, dijo Federico Ruiz Peña, director ejecutivo de la Fundación Plan Estratégico de Cozumel A.C., y coadyuvante de Citymar.
Indicó que no se puede establecer en cuanto tiempo el TFJFA decidirá sobre este recurso de reilación pero por ellos prefieren que se quede indefinido
El TFJFA había condicionado la ratificación de la suspensión definitiva, al pago de una fianza de 15 millones de peso, monto que Citymar no pudo reunir.
Señalo que los argumentos de Citymar que la defensa del banco norte de Cozumel es un asunto de interés social y de orden público, por lo que debe de haber una fianza.
Citymar también había solicitado un amparo contra la fianza de 15 millones de pesos.
Pero, este martes, también el Juez Segundo de Distrito, Gabriel García Lanz, si bien admitió este juicio de garantías, negó la suspensión provisional.
Sin embargo, Ruiz señalo que esta negativa del Juez García Lanz no tiene mayores consecuencias por lo pronto, pues el TFJFA admitió el recuso de reclamación.
Aunque, señalo que ahora Citymar presentará ante el Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito.
El ambientalista señalo que aun desconoce las razones del Juez para negar la suspensión provisional en contra de la fianza. (Fuente: Sergio Caballero/Agencia Reforma)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)