A un año de la influenza, el miedo es cosa del pasado

Posted on abril 12, 2010, 11:53 pm
10 mins

CANCÚN, MX.- A un año de la aparición de lo que para entonces serían un nuevo virus de Influenza Humana, que dejó más de 17 mil muertos en todo el mundo, Q.Roo se encuentra entre los tres estados del país con menor número de casos, de acuerdo al secretario Estatal de Salud, Juan Carlos Azueta Cárdenas.


Detectan 100 casos más de influenza porcina, muere otra persona más en México víctima de la influenza humana o ya está en fase 6 la influenza AH1N1 y es una pandemia, eran algunos de los titulares hace un año en todo el país y el mundo, tras la aparición de este mortal virus que cobró la vida de miles de personas entre los meses de abril y noviembre del 2009.
La gripe AH1N1, que desde que surgió hace un año en México causó 17 mil 483 víctimas mortales en todo el planeta, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, ha llegado a 213 países y se calcula que ha infectado a millones de personas, que en su mayoría se recuperaron sin complicaciones.
Entre los países con mayor número de víctimas mortales figuran tres del continente americano, Estados Unidos, con 2 mil 670 fallecidos (según la OMS), Brasil, con 2 mil 87 y México, con mil 136.
Les sigue la India, con mil 464 muertes registradas por su Ministerio de Salud hasta el 4 de abril de este año.
Los primeros casos de la nueva gripe se detectaron el 11 de abril del 2009 en el estado de Veracruz y la primera muerte confirmada fue la una mujer del estado de Oaxaca, exactamente hace un año, aunque la alerta inició diez días después.
Precisamente sobre estos primeros casos habla el secretario estatal de Salud Juan Carlos Azueta Cárdenas.
“Justamente en estas fechas es cuando se presenta, anecdóticamente se puede decir que se presenta el primer caso por fallecimiento de lo que sería el nuevo virus y recordemos que justamente con el niño de Emperote Veracruz, fueron los primeros sasos, en este el niño se recuperó, pero luego, en el caso de Oaxaca concluye con el fallecimiento y epidemiológicamente a ella le toman una muestra y esta muestra es enviada para su estudio a Atlanta y Canadá, finalmente se le hace una secuesesión de sus nucleótidos y se confirma que estábamos ante la aparición de un nuevo virus”.
A partir de entonces, el virus se propagó rápidamente. En apenas unos días, afectaba ya a varios estados de México, Estados Unidos y Canadá, pero también dio el salto a Europa.
En México se cerraron colegios y restaurantes, se suspendieron actos oficiales, deportivos e incluso misas y las autoridades llegaron a aconsejar a la población que permaneciera en sus casas.
Este brote se hizo público el 22 de abril cuando se alertó sobre los casos ocurridos en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. Inicialmente fueron afectadas tres áreas diferentes de México, el Distrito Federal, el Estado de México y San Luís Potosí.
“Esto ocasionó que se originara una alerta epidemiológica, recuerdo que el día
26 de abril cuando somos convocados todos los secretarios del país a una reunión urgente presidida por Felipe Calderón y el secretario nacional de salud, donde ya se empiezan a dar los lineamientos generales en materia de salud”.
El 27 de abril de 2009, la OMS elevó el nivel de alerta ante una posible pandemia, del nivel 3 al 4 en una escala de seis, al verificar que el virus AH1N1 se transmite de persona a persona; dos días después pasó al nivel 5; y el 11 de junio se declaró el nivel 6, es decir la pandemia.
La OMS recordaba que se trataba de una cepa nueva e “impredecible”, para la que no existía vacuna y que se expandía a gran velocidad. Lo mismo que el miedo.
El 30 de abril de 2009 la OMS decidió denominarla gripe A (H1N1) y el temor al contagio hizo que se cancelaran viajes, se establecieron cuarentenas, se agotaron las mascarillas y los saludos se volvieron menos efusivos.
Las empresas farmacéuticas incrementaron la producción de antivirales utilizados para reducir la sintomatología y la gravedad de la enfermedad; y se lanzaron a una carrera contra reloj para fabricar vacunas.
Las primeras fueron autorizadas en septiembre de 2009 en China, EU, Australia y la Unión Europea; y el primer país en iniciar la vacunación fue China, el 21 de septiembre.
La OMS mantuvo la recomendación de vacunarse como medida de precaución especialmente entre los grupos de mayor riesgo como embarazadas o enfermos crónicos.
Unos 300 millones de personas se han vacunado ya contra la gripe A en el mundo, con un grado de efectividad, según la OMS, entre el 70 y el 75 por ciento.
Este virus por supuesto pareció también en Quintana Roo aunque con casos muy contados.
“Y al tomar una muestra en Chetumal de un paciente hospitalizado, finalmente se vuelve un caso positivo, aparece en Quintana Roo tan pronto, como se da a conocer en el país, nosotros a los tres días, se nos confirma que le caso que afortunadamente salió adelante, era un caso positivo de AH1N1”.
La contingencia sanitaria y la crisis global pusieron en jaque la economía del estado, provocando pérdidas millonarias por la nula ocupación hotelera y en Mayo hubo un repunte importante de este virus con muchos casos en la zona norte y zona sur, lo que provocó que se desplegara todo un aparato de vigilancia epidemiológico, lo que evitó que en la entidad la situación se agravara.
Para julio, se confirmó la primera y única muerte en Quintana Roo por el virus de la Influenza AH1N1, que afectó más al sur de Quintana Roo, Azueta Cárdenas, secretario de Salud, hizo un breve recuento de los casos detectados en la entidad.
“Hoy te puedo hacer un balance, un recuento donde el 2009 lo cerramos con 699 casos, le recuerdo porque era uno menos de 700, con esa cifra cerramos 2009, hemos tenido casos muy esporádicos en 2010, estamos en un nivel muy bueno de avance en nuestra vacunación, estamos aplicando 204 mil dosis de vacunas solamente nosotros como secretaría de salud, más lo que esté aplicando el sector salud y te puedo decir que hoy Quintana Roo es uno de los tres estados con menos casos de influencia y solo tenemos registrado de manera oficial un deceso”
Aseguró que el balance ha sido positivo, ya que hubo un control oportuno de este virus, además de la excelente respuesta de la sociedad y mencionó que la vacuna ha tenido una gran aceptación por parte de la ciudadanía.
“No tenemos ninguna reacción adversa de consideración, en particular en todo el país no ha habido casos complicados que pudieran poner en riesgo la vida de un paciente, para nada”
Dijo que las posibilidades de un re-brote serán cada vez menores, e incluso podría ser considerado en los próximos meses, como un virus estacional. (Fuente: Enfoque Radio)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)