Balconean a funcionarios de Cancún por autos y casas de lujo

Posted on junio 23, 2010, 11:55 pm
4 mins

CANCÚN, MX.- Mientras el gobierno municipal enfrenta una severa crisis financiera producto del déficit en sus cuentas, desfalcos y actos de corrupción, los funcionarios consentidos y protegidos por Greg Sánchez, se enriquecieron súbitamente con descaro y total impunidad, la mayoría de ellos se pasean en Hummers, Audis y BMW, además de vivir en las lujosas casas de la Zona Hotelera.


Donde más dinero han sacado los funcionarios del “clan” Greg Sánchez, es de la oficina de Protección Civil, donde el jugoso negocio que ahí se reparten funcionarios ha permitido que su director, Rubén Ávalos, se pasee en una Hummer color negro, la cual con descaro estaciona al frente de su residencia en Isla Dorada, donde se da vida de rico.
De igual forma, su subalterno Jorge Luis García, subdirector de Protección Civil, se pasea en una Hummer Picus color blanca, donde incluso sirve de chofer a su jefe Rubén Ávalos.
No se puede quedar atrás el cuñado de Rubén Ávalos, Víctor Garnica Andere, a quien llaman El Solitario, quien con un sueldo de 50 mil pesos como asesor de la Comuna, que realmente es de aviador, se pasea en la ciudad a bordo de su Hummer color roja, además de vivir ostentosamente a la orilla de la playa en la Zona Hotelera, en la privada Bellamar.
Garnica Andere, es uno de los “hombres” de confianza de Gregorio Sánchez, de sus mejores amigos, con los que el hoy huésped del penal de Tepic, Nayarit, se iba de viaje a Cuba.
Héctor Ávila Coral, otro funcionario menor de la administración de Gregorio Sánchez, también se hizo de su Hummer color blanco, ya que todos querían emular a la Hummer amarilla del ex alcalde y ser parte del selecto grupo de seguidores.
Esta persona, que estaciona su todo terreno en los patios del Ayuntamiento, porta además de manera prepotente, una placa tipo charola de diputado federal, en la que presume el cargo en el Ayuntamiento.
Otro que robó a manos llenas, pero que gusta de los autos deportivos, es Daniel Romero Gómez, ex director de Fiscalización, quien como director se compró un Audi A4 color gris rata, además de hacerse de un BMV negro y abrir una cantina, como reflejo de su enriquecimiento inexplicable, ya que además compró una residencia en Quinta Madeira de la SM 50.
Otro de los funcionarios del despilfarro, es el perredista Gerardo Mora Vallejo, ex secretario técnico de Greg, y ahora candidato suplente a la gubernatura por el PRD-PT Convergencia, quien adquirió hace unos meses una camioneta BMW X6 color negra cuyo valor es de 1 millón de pesos. En este despilfarro de recursos producto de la corrupción no se salvan regidores perredistas como Humberto de Yta, quien también se mueve en una Hummer y en una Expedition negra.
Se trata de funcionarios de un gobierno perredista, que siempre cuestionó el enriquecimiento de los funcionarios priístas, pero ya quedó claro que son iguales. (Fuente: diario Quequi)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)