Recrea Josmar secuestro aéreo

Posted on julio 15, 2010, 7:33 am
5 mins

CIUDAD DE MÉXICO.- Josmar Flores Pereira regresó ayer al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para protagonizar de nueva cuenta el “secuestro” de un avión de Aeroméxico… pero esta vez apareció escoltado por 4 vehículos y esposado de pies y manos por la Policía Federal.


El boliviano que el pasado 9 de septiembre pretendió apropiarse del vuelo 576 procedente de Cancún, acción con la que buscaba contactar al Presidente Felipe Calderón, fue excarcelado por unas horas para participar en una inspección ocular y la reconstrucción de los hechos que le imputan.
Para la recreación, la aerolínea facilitó a la autoridad judicial un Boeing 737, como el avión que hace diez meses tomó el pastor cristiano.
Programada para las 10:00 horas, la diligencia ordenada por Taissia Cruz Parcero, Juez Cuarto de Distrito en el Reclusorio Oriente, tardó aproximadamente una hora en dar inicio porque ayer mismo debió cambiar de lugar para llevarse a cabo.
En un principio, la juez programó la reconstrucción de hechos en la zona estéril del AICM denominada “La Gota”, colindante con el bordo de Xochiaca, pero por razones de seguridad ayer mismo se decidió que la diligencia se llevara a cabo en el hangar de Aeroméxico.
Dos camionetas que escoltaban a Josmar entraron por la Gota, se le unieron otros dos vehículos de la corporación y siguieron por la zona de hangares, para dar vuelta y entrar a la Terminal Dos, un recorrido de un mínimo de 30 minutos de duración por el tránsito matutino en el aeropuerto.
De acuerdo con personal que estuvo presente en la actuación, a las 11:00 horas el predicador bajó de una de las camionetas de la PF, vestido con su uniforme beige reglamentario de recluso, así como un chaleco antibalas, pies y manos esposados, y custodiado por más de 10 federales con armas largas.
La juez Cruz Parcero instruyó a los agentes retirarle las esposas, porque de otra manera dificultarían la participación del boliviano en la recreación del presunto secuestro.
Subió al avión y ante autoridades judiciales y ministeriales relató que el pasado 9 de septiembre, cuando iba sentado a tres asientos del final de la aeronave, observó que en un compartimento de equipaje del lado derecho había un número que repetía tres veces el 9, la fecha de ese día.
Según uno de los funcionarios presentes en la diligencia, el presunto aeropirata ayer contó por vez primera que uno de sus hijos estaba enfermo y que le pidió a Dios que le ayudara a mejorar su salud.
El boliviano relató que en una de sus comunicaciones con Dios, éste le dijo “te voy a mandar señales para que sepas que tu hijo va a sanar”, y esa señal fue la revelación de los tres números en el compartimento del avión.
Según personal que tuvo acceso a la actuación judicial, Josmar agregó que al ver la numeración, se paró de su asiento y buscó en la parte trasera del avión a una azafata para manifestarle que la Biblia predijo los ataques a las Torres Gemelas, de septiembre de 2001.
Le refirió el versículo 30:25 del libro de Isaías: “En todo monte elevado y en toda colina alta, habrá arroyos y corrientes de agua, el día de la gran masacre, cuando se derrumben las torres”.
Luego comunicó que tenía tres cómplices en el avión y que activaría un explosivo si no le contactaban con Calderón, para advertirle de un inminente terremoto.
En la diligencia, se estableció la distancia entre Josmar y la cabina de tripulación; la existente entre él y una azafata; la de ella y el instructor comandante del avión, y la que había entre la salida del avión y Josmar, cuando pidió la presencia del Ejército.
A las 12:45 horas se dio por terminada la diligencia y la PF subió de nueva cuenta a Josmar, para llevarlo de regreso al Reclusorio Oriente. (Fuente: Reforma)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)