Investigan a ex boina verde por violencia intrafamiliar en Bacalar

La Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do in­ves­ti­ga al ca­za-re­com­pen­sas es­ta­dou­ni­den­se y ex boi­na ver­de Jho­na­tan Keith “Jack” Ide­ma, quien su­pues­ta­men­te man­te­nía pri­va­da de su li­ber­tad a su es­po­sa Penny Keith, en una re­si­den­cia ubi­ca­da en la cos­te­ra de Ba­ca­lar, en don­de ade­más la so­me­tió a agre­sio­nes se­xua­les.

Tu voto:

CHETUMAL, MX.- La Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do (PG­JE) in­ves­ti­ga al ca­za-re­com­pen­sas es­ta­dou­ni­den­se y ex boi­na ver­de Jho­na­tan Keith “Jack” Ide­ma, quien su­pues­ta­men­te man­te­nía pri­va­da de su li­ber­tad a su es­po­sa Penny Keith, en una re­si­den­cia ubi­ca­da en la cos­te­ra de Ba­ca­lar, en don­de ade­más la so­me­tió a agre­sio­nes se­xua­les.


El ti­tu­lar de la PG­JE, Fran­cis­co Alor Que­za­da, con­fir­mó que la Po­li­cía Ju­di­cial del Es­ta­do (PJE) in­ves­ti­ga des­de el vier­nes pa­sa­do a un ciu­da­da­no es­ta­dou­ni­den­se, quien fue de­nun­cia­do por su es­po­sa an­te la agen­cia del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co del Fue­ro Co­mún de la co­mu­ni­dad de Ba­ca­lar.
“Ya ha­bían va­rias de­nun­cias en su con­tra, has­ta que en es­ta úl­ti­ma vez pu­di­mos en­trar a la ca­sa, vi­mos que la se­ño­ra (es­po­sa del acu­sa­do) es­ta­ba muy gol­pea­da, to­do apun­ta a un ca­so de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, pe­ro ya se es­tá in­ves­ti­gan­do”, ex­pre­só Alor Que­za­da.
De acuer­do con in­for­ma­ción re­ca­ba­da por Dia­rio de Quin­ta­na Roo, el pre­sun­to res­pon­sa­ble (Jho­na­tan Keith “Jack” Ide­ma) obli­ga­ba a su es­po­sa (Penny Keith) a par­ti­ci­par en or­gías que él mis­mo or­ga­ni­za­ba.
Se­gún una fuen­te al in­te­rior de la Po­li­cía Ju­di­cial, la in­ves­ti­ga­ción ini­ció el vier­nes pa­sa­do por una de­nun­cia in­ter­pues­ta por su es­po­sa, quien re­la­tó a las au­to­ri­da­des que des­de ha­ce un par de días “Jack” la man­te­nía pri­va­da de su li­ber­tad en un do­mi­ci­lio de la cos­te­ra de Ba­ca­lar, ade­más con­fió a las au­to­ri­da­des que en el in­te­rior exis­ten dro­gas y ar­mas de grue­so ca­li­bre, las cua­les su­pues­ta­men­te fue­ron in­tro­du­ci­das de ma­ne­ra ile­gal al país.
No obs­tan­te, las au­to­ri­da­des lo­ca­les úni­ca­men­te es­tán in­ves­ti­gan­do al es­ta­dou­ni­den­se por su pre­sun­ta res­pon­sa­bi­li­dad en de­li­tos del fue­ro co­mún, co­mo pu­die­ran ser vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, pri­va­ción de la li­ber­tad per­so­nal o in­clu­so vio­la­ción.
El fin de se­ma­na pa­sa­do el re­pre­sen­tan­te so­cial re­ca­bó la de­cla­ra­ción de la agra­via­da, em­plean­do a dos agen­tes del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co (los úni­cos cer­ti­fi­ca­dos pa­ra ha­blar en in­glés con los que cuen­ta la Pro­cu­ra­du­ría en el Sur del Es­ta­do), pe­ro has­ta el mo­men­to no se ha to­ma­do la de­cla­ra­ción del pre­sun­to res­pon­sa­ble.
En ese tes­ti­mo­nial, Penny Keith re­fi­rió, se­gún la fuen­te, los mal­tra­tos a los que era so­me­ti­da por su es­po­so y ex­pli­có que tie­ne en­tre­na­do a un pe­rro de guar­dia y pro­tec­ción pa­ra evi­tar que cual­quier per­so­na alla­ne su do­mi­ci­lio.
In­clu­so, du­ran­te las in­ves­ti­ga­cio­nes que han rea­li­za­do, las au­to­ri­da­des de­tec­ta­ron que a la en­tra­da de la vi­vien­da exis­te un le­tre­ro en in­glés y es­pa­ñol que aler­ta a las per­so­nas pa­ra que se man­ten­gan fue­ra de su pro­pie­dad, pues de lo con­tra­rio se­rán “ata­ca­dos con fuer­za le­tal”.
Sin em­bar­go, de­bi­do a que el acu­sa­do no fue sor­pren­di­do en fla­gran­cia en la co­mi­sión de al­gún de­li­to, no lo han po­di­do de­te­ner, aun­que las au­to­ri­da­des ya rea­li­zan to­dos los trá­mi­tes pa­ra po­der apre­sar­lo.
LAR­GO HIS­TO­RIAL DE­LIC­TI­VO
Jho­na­tan Keith “Jack” Ide­ma es un ex boi­na ver­de (Gru­po de las Fuer­zas Es­pe­cia­les del Ejér­ci­to de los Es­ta­dos Uni­dos), co­no­ci­do en to­da la Unión Ame­ri­ca­na por ha­ber co­me­ti­do un frau­de te­le­grá­fi­co en 59 em­pre­sas, por un mon­to cer­ca­no a los 260 mil dó­la­res.
Sin em­bar­go, no es lo que más re­sal­ta so­bre su pa­sa­do, pues se­gún la en­ci­clo­pe­dia li­bre “Wi­ki­pe­dia”, lo des­cri­be co­mo un de­se­qui­li­bra­do, ade­más se­ña­la que en 1997 de­man­dó a Ste­ven Spiel­berg tras ase­gu­rar que la pe­lí­cu­la “El Pa­ci­fi­ca­dor”, que pro­ta­go­ni­za Geor­ge Clo­ney, es­tá ba­sa­da en su vi­da, pues ha­bía des­cu­bier­to ope­ra­cio­nes de te­rro­ris­tas ru­sos.
Al ini­cio de la gue­rra en Af­ga­nis­tán, se­gún el dia­rio “El País”, des­pués de los ata­ques de las to­rres ge­me­las del World Tra­de Cen­ter de Nue­va York, “Jack” con­for­mó un gru­po pa­ra­mi­li­tar an­ti­te­rro­ris­ta y via­jó a ese país, don­de bus­ca­ba re­ca­bar in­for­ma­ción que lo lle­va­ra a de­te­ner a Osa­ma Bin La­den y po­der co­brar la re­com­pen­sa de 25 mi­llo­nes de dó­la­res que ofre­cía el Go­bier­no es­ta­dou­ni­den­se.
En el 2003, se­gún “El País”, fue de­te­ni­do en Ka­bul, en el ba­rrio Kart-i-Par­wen, des­pués de que un gru­po de Fuer­zas Es­pe­cia­les del ejér­ci­to es­ta­dou­ni­den­se ubi­có en el in­te­rior de la re­si­den­cia “una cár­cel pri­va­da” don­de te­nía col­ga­do bo­ca aba­jo a cua­tro af­ga­nos a quie­nes tor­tu­ra­ba pa­ra ob­te­ner in­for­ma­ción.
A fi­na­les de ese mis­mo año fue sen­ten­cia­do por una cor­te de Af­ga­nis­tán, sin em­bar­go, Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal lo­gró su li­be­ra­ción el 8 de abril del 2004, y re­gre­só a Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro ha­ce un par de años ad­qui­rió la re­si­den­cia mar­ca­da con el nú­me­ro 509 de la “Cos­te­ra” a Ba­ca­lar.

YA DIE­RON PAR­TE AL FBI

Se­gún la fuen­te de la Pro­cu­ra­du­ría, ya se le dio avi­so de su ubi­ca­ción al Bu­ró Fe­de­ral de In­ves­ti­ga­ción (FBI por sus si­glas en in­glés), quie­nes tam­bién lo es­tán in­ves­ti­gan­do, pues po­see in­for­ma­ción im­por­tan­te pa­ra ese país.
Sin em­bar­go, has­ta el mo­men­to no ha si­do de­te­ni­do, aun­que ya se tra­ba­ja en la in­te­gra­ción del ex­pe­dien­te pa­ra po­der lo­grar que un juez pe­nal emi­ta la or­den de cap­tu­ra, pe­ro úni­ca­men­te por los de­li­tos del Fue­ro Co­mún, pues se­rá la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca (PGR) la cual in­ves­ti­gue si real­men­te po­see dro­gas y ar­mas, co­mo lo ase­gu­ró su es­po­sa Penny Keith en una de­cla­ra­ción. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 15.423 seguidores