Falla la Semarnat en preservar el maglar, revela una auditoría

Posted on febrero 27, 2011, 11:55 pm
6 mins

CANCÚN, MX.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no salió bien librada de la fiscalización realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en el apartado relacionado con Conservación de los ecosistemas de manglar.


En el informe de la ASF, que es parte de las Auditorías para la Fiscalización de la Cuenta Pública 2009, se destaca que la declaratoria de Áreas Naturales Protegidas (ANP), y la creación de Unidades de Manejo Ambiental (UMA), no han logrado frenar la pérdida del ecosistema manglar.
Asimismo, la ASF apunta que la falta de una estrategia específica y coordinada entre la Semarnat, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) ha tenido como consecuencia la pérdida de 111 mil 949 hectáreas de manglar entre 2005 y 2009, lo que significó una pérdida promedio de 27 mil 985.8 hectáreas al año.
Otro de los factores que han incidido en la reducción del ecosistema manglar es la desarticulación entre la diversa normativa ambiental.
En 2009, con todo y los mecanismos de protección, se detectó una pérdida de mil 559 hectáreas de manglar, señala el documento de la ASF: “a pesar de que se encuentra bajo esquema de protección el 71.8% (552,692.2) de las 770,057.0 hectáreas de manglar registradas a 2009, mediante 30 áreas naturales protegidas con una superficie de 348,625.2 hectáreas; 58 Sitios Ramsar con una superficie de 198,457.1 hectáreas fuera de Área Natural Protegida, y 42 Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre con una superficie de 5,609.9 hectáreas, con la información proporcionada por la Semarnat, la Conanp y la Profepa se constató una pérdida de 0.2% (1,559.1 hectáreas) de las 770,057.0 hectáreas registradas a 2009”.
Otra de las omisiones de la Semarnat en la preservación de los manglares, es que no cuenta con una estrategia específica para su conservación, pues
“no programó acciones ni metas de mediano y corto plazos para la conservación de los ecosistemas de manglar”; se lee en el informe.
Se autorizaron 62 desarrollos en zonas de manglar pero no fueron supervisados
En 2009 la Semarnat autorizó 62 Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA), para igual número de proyectos, en los que se reconoció la existencia de manglares. De la muestra de 19 proyectos verificados por la ASF, el órgano fiscalizador concluyó que la Semarnat no solicitó información suficiente respecto de las implicaciones ambientales reconocidas por los promoventes, ni dio seguimiento al cumplimiento de la MIA, y tampoco a las medidas de compensación que se deberían haber llevado a cabo.
“La ASF analizó el 30.7% (19) de las 62 MIA autorizadas por la Semarnat en 2009 referentes a obras y proyectos con incidencia en ecosistema de manglar, con lo que se constató que en todos los casos incluyeron información sobre las circunstancias ambientales relevantes vinculadas con la relación del proyecto, (…) medidas preventivas y de mitigación de los impacto ambientales (…).
“Se verificó que la SEMARNAT no dispuso de información suficiente respecto de las implicaciones ambientales determinadas por los promoventes en las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA), a fin de determinar las medidas compensatorias y de mitigación más efectivas (…)”.
La Auditoria Superior de la Federación realizó visitas de campo a 5 de las 62 obras y proyectos con incidencia en ecosistemas de manglar y cuya MIA fue autorizada por la Semarnat en 2009; de éstas se determinó que en dos casos no se habían iniciado obras, en otro caso no fue posible el acceso al predio y en dos casos se constató la realización de las condicionantes impuestas; no obstante, se observaron afectaciones indirectas a los ecosistemas de manglar.
Una de las obras visitadas por la ASF fue el proyecto identificado con el número 23QR2008T0075, Casa Hill y Lote 10, del kilómetro 16.5 del boulevard Kukulcán, en la zona hotelera de Cancún, mejor conocido como “Gran Island”; en donde se observaron afectaciones al ecosistema de manglar, “ya que los trabajos de dicho proyecto se desecó un cuerpo de agua que se encontraba dentro del predio y en el cual se encontraban muertas especies de vida silvestre clasificadas en riesgo, de las que destaca la “cacerolita de mar” listada en la NOM 059 SEMARNAT-2001 como especie en peligro de extinción”.
En cuatro de las cinco obras visitadas, existieron afectaciones indirectas al ecosistema de manglar, por lo que el promovente no logró atenuar los efectos negativos de las obras o actividades autorizadas.
En su informe, la ASF realizó una serie de recomendaciones a la Semarnat, para subsanar las deficiencias detectadas en el incumplimiento de la meta de preservar el ecosistema manglar; a su vez, la dependencia hizo llegar a la ASF un documento en el que ‘defiende’ y justifica su actuación. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)