Se cae el montaje de federales: no hubo balacera ni ataque… mataron a velador en carretera

Todo un montaje y simulación realizaron los elementos de la Policía Federal para encubrir junto con la delegación estatal de la PGR, su mortal agresión contra Isidro Zambrano Mulato, un velador, que falleció de varios disparos a manos de policías federales.

Tu voto:

CANCÚN, MX.- Todo un montaje y simulación realizaron los elementos de la Policía Federal para encubrir junto con la delegación estatal de la PGR, su mortal agresión contra Isidro Zambrano Mulato que falleció de varios disparos a manos de policías federales.

Fue asesinado por federales y no era sicario sino velador

CANCÚN, MX.- No quisieron dar sus nombres por ahora, pero la indignación es total contra las autoridades federales que asesinaron a Isidro Zamorano Mulato, quien desde hace un año era velador del vivero Coplasur, donde sucedieron los hechos la noche del pasado domingo. Exigen justicia y que todo el peso de la ley caiga sobre las personas que le dispararon porque no era un sicario como se ha estado mencionando.
Los familiares además corrigieron el primer apellido de Isidro, no es Zambrano como lo dieron a conocer las autoridades judiciales, sino Zamorano.
Un yerno y una amiga se presentaron la tarde-noche del pasado lunes a las instalaciones de la Subprocuraduría de Justicia de la zona norte para identificar el cuerpo de su pariente.
El yerno del occiso dijo que su esposa al enterarse por los periódicos de lo que le había pasado a su papá, se puso muy mal de salud y tuvo que ser internada en un hospital.
Explicó a los medios de comunicación que su suegro era originario de Veracruz y hace poco más de un año llegó a este centro turístico en busca de mejores opciones de trabajo.
Dejó en la orfandad a tres niños (de ocho meses, tres años y siete años), quienes se encuentran en Veracruz, y que dependían de sus ingresos para poder vivir al día.
Una versión que dieron, es que el señor al escuchar ruido afuera del vivero, salió y en ese momento le dispararon los policías federales; negaron rotundamente que Isidro Zamorano Mulato fuera sicario como se mencionó en los periódicos.
Dijo que era un trabajador y únicamente vivía para su familia. Los agraviados señalaron que van a asesorarse con algún abogado para iniciar las acciones legales.
Además, mencionó que van a acudir a la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo para iniciar una denuncia por abuso de autoridad contra los dos elementos de la Policía Federal de la patrulla 12121, quienes le dispararon a Zamorano Mulato.
Dijo que una vez que estén bien asesorados sobre lo que van a realizar, entonces darán a conocer a los medios de comunicación lo que harán.
Lo que van a buscar es que les den una indemnización a los deudos de Isidro Zamorano y que no quede impune su asesinato en manos de los policías federales.
Por otra parte, las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ya iniciaron las investigaciones correspondientes por la muerte de esta persona.
De manera oficial, solicitaron a la comandancia de la Policía Federal que les proporcionen los nombres de los oficiales que el día de los hechos tripulaban la unidad 12121. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Porque de acuerdo a peritos en criminalística no hay huellas de persecución, tampoco hay pruebas de que los dos elementos federales hayan sido agredidos, porque la patrulla y la camioneta estaban bien estacionadas y los disparos de la patrulla son desde el interior.
La serie de graves interrogantes que rodean esta muerte que tiene todas las características de un asesinato, señalan a las dos dependencias federales de la Policía Federal Preventiva (PFP) y a la Procuraduría General de la República (PGR), ambas encerradas en el hermetismo.
Y además no se ha comprobado que todas las armas que hallaron al interior de la patrulla le pertenecían a esta persona que trabajaba como velador, como lo señalaron sus familiares que reclamaron este martes su cuerpo y que se detalla en nota aparte.
Aunado a ello, la Policía Federal oculta la identidad de los dos policías federales, no ha informado nada sobre esta mortal acción, y además durante los hechos impidieron el acceso a los funcionarios de la Subprocuraduría de Justicia de la zona Norte y a los elementos de la Armada de México.
Varios peritos y ex agentes del ministerio público señalaron que la primera irregularidad que afloró fue la insistente negativa de los elementos de la Policía Federal que impidieron a toda costa que el agente del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) de la Subprocuraduría de Justicia de la zona Norte, inspeccionara el lugar de los sangrientos hechos.
Asimismo en todo momento los elementos de la Policía Federal bloquearon la presencia de los elementos policiacos de otras corporaciones.
Y sólo permitieron la actuación de los agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) cuyo delegado estatal Jorge Aranda Navarro, estuvo presente. Lo cual llamó poderosamente la atención de los funcionarios policiacos estatales, ya que Aranda Navarro nunca acude al lugar de los hechos policiacos, por más sangrientos que sean.
Y todo lo anterior se confirma aún más con las declaraciones del director de la Policía Judicial del Estado (PJE) Eduardo Chacón Segoviano, quien precisó, tras acudir al lugar de los hechos “que no soy un perito, pero sí se podía percatar que los disparos salieron del interior de la patrulla a la camioneta, y claramente se aprecian así los impactos”.
Y aclaró que “tenemos fotos de los impactos, de la persona lesionada”.
Abundó que “efectivamente también había unas armas de las cuales por experiencia de su servidor en la policía judicial del Estado me pude percatar que es una arma tipo AK-47 y escopetas”.
Fue puntual al señalar: “pero quiero que quede claro, no sabemos si sean de utilería, no sabemos si sean de plástico, no sabemos si son escopetas que llevaba previamente la policía, no sabemos si se les haya decomisado o no a los tripulantes de la camioneta Ranger color rojo, lo ignoramos”.
Y agregó que “cuando llegamos nosotros, la policía federal tenía acordonada el área y no permitían que nos acercáramos, posteriormente llegó el Ejército y la Armada y también nos pudimos percatar que se encontraban compañeros de la Policía Estatal Preventiva y de la municipal” dijo.
Ya van tres días de estos sangrientos hechos y hasta la fecha ni la delegación estatal de la PGR y tampoco la Policía Federal Preventiva (PFP) han precisado que lo que ahí ocurrió.
Tampoco han mencionado quiénes fueron los dos agentes que estuvieron en la patrulla 12121.
Y más aún si las armas pertenecen o no a la persona que murió y si fueron disparadas, pues la investigación sólo la tiene en sus manos la delegación estatal de la PGR, que protege y oculta la información real de los sangrientos hechos. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Familiares reclaman el cuerpo
Trágico error

CANCÚN, MX.- Más indicios surgieron del evidente error que cometieron los dos elementos de la Policía Federal, división caminos, que dispararon y provocaron la muerte de un supuesto sujeto armado, quien en realidad era un campesino y trabajaba como el velador en el vivero donde se registraron los hechos la noche del domingo, en el kilómetro 330 de la carretera Playa del Carmen-Cancún.
Los familiares del ahora occiso, Isidro Zamorano Mulato, de 45 años, acudieron la mañana de este martes a la Subprocuraduría de Justicia para continuar los trámites de la entrega del cuerpo y consideraron que los policías federales incurrieron en una injusticia.
Sin querer hablar mucho de los trámites legales que realizaran para reclamar por esa injusticia, los familiares de Zamorano Mulato mencionaron que primero realizarán los trámites funerarios y trasladaran el cuerpo a Veracruz.
Sobre esto, dos de los familiares del ahora occiso, comentaron lo siguiente:
“Trabajaba él ahí, era velador de ahí, así que salió a ver que pasaba, desgraciadamente le tocó, fue injusto porque subieron todo en Internet, lo que no debieron de haber hecho, si apenas está la investigación, soy amiga de la familia, era un hombre de trabajo, después quizá nosotros les llamemos y les vamos a dar todo, si vamos a poner una denuncia, pero lo que queremos ahorita es llevarnos el cuerpo”.
De esta forma, salió a relucir que el ahora occiso laboraba como velador en el vivero Coplansur, donde llegó en la camioneta tipo Ranger que fue acribillada por los elementos de la patrulla 12121 de la Policía Federal.
Las investigaciones están reforzando la versión de que Zamorano Mulato nunca tuvo un arma en sus manos, al momento de recibir los disparos de los policías federales, quienes accionaron sus armas desde el interior de la patrulla y los proyectiles pasaron a través del panorámico delantero. (Fuente: Enfoque Radio)

CANCÚN, MX.- Familiares de Isidro Zambrano Mulato, quien murió de cinco impactos de bala que recibió a manos de policías federales la noche del domingo en una supuesta balacera, reclamaron su cuerpo este martes ante el Ministerio Público del Fuero Común y aseguraron que el ahora occiso era velador del vivero “Coplansur” en donde quedó la camioneta Ranger color rojo que él manejaba.
Agregaron que Zambrano Mulato utilizaba escopetas sólo para cazar conejos por la zona y no porque perteneciera a algún grupo delictivo.
Ayer por la mañana, aún asombrados por lo ocurrido y con el dolor de haber perdido a un ser querido, familiares y amigos de Isidro Zambrano Mulato acudieron a la Subprocuraduría de Justicia en la zona Norte para iniciar con los trámites para reclamar su cuerpo ante el Ministerio Público del Fuero Común.
El reconocimiento del cuerpo fue hecho por su hijo Fidel Zambrano García, quien declaró ante el representante social que su padre era velador del vivero “Coplansur”, lugar en donde fue abatido por policías federales la noche del domingo.
Aunque de manera breve por temor a represalias según dijeron, los familiares del ahora occiso señalaron que es lamentable que su familiar haya sido asesinado por los federales como un vil delincuente.
“Si tenía un arma en su poder, pero una escopeta que utilizaba para cazar conejos, pero de eso a que sea catalogado como un sicario, no es verdad era humilde y pensamos que se asustó cuando vio a las autoridades. No podemos declarar mucho en el tema, sólo exigimos justicia y que se castigue a los responsables, aunque con eso no le van a devolver la vida a Isidro, pero si evitamos que más gente inocente sea confundida por las autoridades y corra con la misma suerte” dijo Rubí Facia, amiga de la familia.
La entrega del cuerpo se retrasó, toda vez que aún no se había realizado la prueba de rodizonato de sodio, la cual sirve para determinar si el occiso accionó un arma de fuego.
Finalmente, transcendió que los elementos federales que participaron en estos hechos y que iban a bordo de la patrulla 12121, serán cambiados a otra entidad para evitar que sean llamados a comparecer y se “enrede” más el asunto.
Y es que la supuesta balacera ha estado rodeada desde el día de los hechos de una serie de interrogantes, por la actuación de los federales, quienes han preferido guardar silencio en torno a este caso. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 15.569 seguidores