Pierden “zetas” terreno

Posted on agosto 16, 2011, 11:55 pm
7 mins

CANCÚN, MX.- Arrinconados, con mediana presencia y sin armas de las que hacían alarde, los miembros de “Los Zetas” pierden espacio, porque varios de sus efectivos distribuidores y tiradores de droga se han escabullido y abandonan las filas de la narcocélula que tuvo predominio en la “plaza”. Todo ello ante la penetración del grupo antagónico de “Los Pelones” y también de “la Familia Michoacana” que se ha situado en el narcoterritorio que antes dominaron a su antojo “Los Zetas”.


Y de numerosos “Halcones” (informantes), “Postes” (vigilantes) tiradores y distribuidores de droga de ligados a esta narcocélula, muchos se han cambiado a otro bando criminal, se han escabullido o abandonado la ciudad, ante la presencia de nuevos grupos delictivos que han demostrado la misma violencia para realizar ejecuciones y “levantones”.
Aunado a los golpes contundentes que han realizado, las autoridades federales. Y muestra de ello fue cuando les asestaron el tremendo golpe a finales de junio cuando en un operativo conjunto de la Marina, Ejército y policía federal logró detener a Javier Altamirano Terrones, (a) El Pelón, presunto jefe de la narcocélula de “Los Zetas”.
Altamirano Torres estaba considerado como el amo de la venta de drogas en el famoso “Callejón de los Milagros” ubicado en pleno corazón de la Zona Hotelera, en donde predominaba el control de este violento grupo del narcotráfico.
Asimismo el más reciente operativo realizado por elementos de la policía internacional (Interpol) fue contundente con captura de Carlos Enrique Osorio Téyer (a) “Charly Osorio” que operó y mantuvo la disco Néctar Bar en la Zona Hotelera como centro de operaciones para el crimen organizado y vinculado a “Los Zetas”.
Con ello las zonas “emblemáticas” en poder de este grupo criminal han sido resquebrajadas, pues tanto el “Callejón de los Milagros” como el Néctar Bar, sus máximos operadores fueron capturados y encarcelados.
Todo ello enmarcado en la serie de sangrientas ejecuciones que se han acumulado hasta 41 víctimas en lo que va del año. Y que tan sólo en este mes de agosto se realizaron cuatro, entre estos el de una joven mujer.
Y que van de la mano de la penetración y fortalecimiento de “Los Pelones” ligados al Cártel de Sinaloa que dirige Joaquín “El Chapo” Guzmán y de la “Familia Michoacana”.
Por lo que son varios los factores que han mermado la fuerza y presencia de “Los Zetas” entre ellos los operativos de las fuerzas federales.
Por ello cuando la Secretaría Marina Armada de México (Semar) informó la captura de Javier Altamirano (a) “El Pelón” la estructura de “Los Zetas” quedó más que cimbrada, pues le habían pegado de forma contundente a su “equipo” de distribuidores que “tiraba” a discreción dosis de droga en la Zona Hotelera.
El tráfico de enervantes en el llamado “Callejón de los Milagros”, frente a la plaza Forum, era incesante y abierto, pues es la zona en donde convergen discotecas y centros nocturnos, lo que permitió comprobar que el sitio era controlado por “Los Zetas” durante años.
Con la detención de Javier Altamirano se confirmó que era el encargado de la distribución de drogas en el “Callejón de los Milagros”, ubicado en la zona conocida como Punta Cancún, a la altura del kilómetro 8.5 de la Zona Hotelera.
Altamirano Torres dijo a las autoridades federales que pertenecía al grupo delictivo de “Los Zetas”. Y que tenía bajo su cargo a varios vendedores de droga.
Dentro de su jerarquía como líder de la organización tenía bajo su mando a un grupo de “Halcones”, quienes se encargaban de vigilar varios puntos de dicho callejón, zona de discotecas y el mercado “Coral Negro”, para advertir de los operativos policíacos o de distribuidores independientes conocidos como “chapulines”.
El contundente operativo marcó y cimbró a la estructura de este grupo criminal que mantuvo el control de la zona de hoteles.
Y sumado a la falta de armamento que han perdido y que no han logrado obtener por las diversas operaciones de los elementos del Ejército y fuerzas federales, “Los Zetas” han visto mermada su capacidad de dominio.
Más aún sus tiradores y “Halcones” que se distinguieron por la red de información y de cobertura para controlar cualquier tipo de informes que pudieran afectar a la organización criminal, se ha visto desequilibrada, ante la presencia y violenta fuerza que han ejercido y han realizado los grupos rivales como son “Los Pelones” y “La Familia Michoacana”.
Lo anterior ha marcado y disminuido la presencia de “Los Zetas” que se han abierto (abandonado) puestos y espacios bajo control de esta narcocélula que ha enfrentado la fuerza de los grupos criminales antagónicos y también en extremo violentos.
Así se ha evidenciado con la serie de ejecuciones que se han registrado y que incluyen víctimas del grupo de “Los Zetas”. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)