Posted on agosto 20, 2011, 9:23 am
44 secs

La tormenta tropical “Harvey” tuvo, a muchos kilómetros de impactar tierra, a su primera víctima en Quintana Roo: la propia coordinación de Protección Civil estatal.
Y es que se entiende, que cuando se empiezan a emitir la alerta por una contingencia ciclónica, todo Protección Civil debe funcionar de manera precisa, en especial la tarea de la difusión, que debe ser oportuna y eficaz.
Pero desde al cuatro de la tarde, cuando emitió la alerta verde, sucumbieron los propios mecanismos de difusión “al momento”. La radio y la televisión estatal no pudieron trasmitir el informe de la Dirección Estatal de Protección Civil (DEPC). La historia se repitió para el “corte” de las 22:30.
El titular de DEPC Luis Carlos Rodríguez Hoy, no le quedó más remedio que reconocer que la transmisión de la radio y televisión estatal en el norte de la entidad sería diferida, pero inmediatamente aclaró que no era su culpa.
Y eso, que la Unidad del Vocero, había anticipado desde la mañana del viernes que el Gobernador ya había ordenado “vigilancia permanente” (en lo que ese momento era depresión tropical) para “tomar las medidas pertinentes de manera oportuna”.

Comentarios en Facebook

PREVIOUS ARTICLE

NEXT ARTICLE

Leave a Reply

  • (not be published)