Vigilan Cancún sólo 400 policías

Posted on noviembre 09, 2011, 11:55 pm
7 mins

CANCÚN, MX.- Además de estar al servicio del crimen organizado en un 90 por ciento, la Secretaría de Seguridad Pública de Cancún únicamente tiene en la calle a 400 efectivos de la policía municipal para cubrir la “seguridad” en la ciudad.


Por ello, las declaraciones emitidas en Mérida por el general de Brigada Anastacio García Rodríguez, no sólo confirmaron la presencia del cártel policíaco al servicio de “Los Zetas” en el principal destino turístico de México, sino que dejaron al descubierto que hoy en día no existe una policía municipal capaz de atender la exigencia de seguridad de todos los cancunenses.
De manera extraoficial, la Secretaría de Seguridad Pública del Ayuntamiento Benito Juárez sólo cuenta con mil 200 elementos para hacer trabajos de prevención del delito en el municipio.
Sin embargo, de esta cifra únicamente alrededor de 400 policías son operativos. Lo anterior significa que esa es la cantidad de efectivos que, en teoría, patrullan las calles y cuidan el orden.
Por si esto fuera poco, el 90 por ciento de esos mil 200 efectivos (cerca de mil policías) están al servicio del crimen organizado de manera directa e indirecta, según los números presentados por las 34 zona militar.
El cártel policíaco de Cancún
Desde el 2007 los diarios POR ESTO! consignaron lo que ahora se confirma: La existencia de un cártel policíaco al servicio de “Los Zetas” y alimentado oficialmente desde el Ayuntamiento Benito Juárez.
En aquel entonces se estableció como con el presidente interino Carlos Canabal, se dio la entrada de muchos elementos provenientes de Tabasco y posteriormente de Veracruz, lo cual originó la fortaleza del llamado grupo “Tabasco” que operó con hegemonía dentro de la policía municipal al final de la administración de Magaly Achach de Ayuso.
Luego, con la llegada de Francisco Alor Quezada al gobierno municipal la corrupción se intensificó, no se cuidó el manejo policíaco y se dio por ende, la introducción del crimen organizado.
A partir de ese trienio, la Policía Municipal de Cancún dejó de tener credibilidad entre la ciudadanía y se convirtió en un ente de peligro, mismo que consiguió un crecimiento considerable.
Por eso, con el gobierno de Gregorio Sánchez Martínez se dio la entrega de la Secretaría de Seguridad Pública a la delincuencia organizada. Y dentro de esa entrega se cobró la vida del general de Brigada DEM Mauro Enrique Tello Quiñones, quien descubrió parte de la estructura policíaca delictiva en el principal destino turístico del país.
Fue así como la Policía Municipal adscrita al Ayuntamiento Benito Juárez quedó al servicio del hampa. Hoy en día el grupo delictivo de “Los Zetas” es el que controla la corporación policíaca en mayor proporción, ya que también hay muchos elementos al servicio de “Los Pelones”, la otra célula delincuencial que opera en el Caribe mexicano.
A pesar de los constantes señalamientos e incluso las detenciones realizadas por las autoridades militares, el actual gobierno municipal encabezado por Julián Ricalde Magaña ha preferido “pasar de largo” e ignorar lo que ocurre al interior de la corporación.
Ha podido más la corrupción e impunidad dentro de la policía municipal, que las declaraciones al vacío y los discursos políticos baratos de Ricalde Magaña, quien en su momento ofreció la depuración de la dependencia policíaca.
Policías sin arraigo
Cabe señalar que en tres ocasiones, el gobierno municipal ha negado información sobre el lugar de procedencia, nivel de escolaridad y número oficial de policías municipales al servicio del Ayuntamiento Benito Juárez, solicitada a través del Instituto de Transparencia.
La última ocasión ocurrió en el mes de julio pasado cuando los diarios POR ESO! solicitaron los antecedentes antes mencionados, con el objetivo de que se descubriera si en verdad existía arraigo dentro de la Policía Municipal. La solicitud fue rechazada y la autoridad adujo que se trataba de información que no podía ser manejada por cuestiones de “seguridad”.
Sin embargo, la verdad siempre sale a la luz. Dentro de la Secretaría de Seguridad Pública se maneja el hecho de que el 40 por ciento del personal activo es oriundo de Tabasco, el 30 por ciento de Veracruz; otro 20 por ciento de Yucatán y sólo un 10 por ciento es originario de Quintana Roo.
Por esta razón es que entre los policías no existe arraigo y mucho menos amor por su ciudad. Los policías llegan, joden y se van si son despedidos o reclutados de manera directa para servir a la delincuencia organizada.
Y a diferencia de la policía en Yucatán donde los elementos cuidan la ciudad para el futuro de sus hijos, en Cancún nadie hace nada por cuidar al destino, para dar un servicio de prevención al delito.
Por el contrario, policías y gobiernos municipales han dejado que, abiertamente, el crimen organizado se haya apoderado por completo de la Secretaría de Seguridad Pública. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)