Revelan amplia red de ‘Halcones” al servicio de delincuencia en QR; la Policía, infiltrada

Posted on marzo 04, 2012, 11:55 pm
19 mins

CANCÚN, MX.- Los utilizan en cualquier organización delictiva y realizan labores de espías o informantes. Son los llamados “Halcones”, quienes juegan un papel primordial para llevar a cabo cualquier actividad ilícita.

Seguridad Pública, infiltrada por “Pelones” y “Zetas”

CANCÚN, MX.- “Bajo dos fuegos” se encuentra la Secretaría Municipal de Seguridad Pública. Desde hace varios meses, la corporación policíaca se ha dividido para servir tanto a “Los Pelones” como a “Los Zetas” y esto ha quedado más que demostrado en reiteradas ocasiones, con las “narcolistas” en las que han aparecido nombres, claves, números de teléfonos y de radio de elementos que brindan protección a los grupos delictivos y que fungen desde dentro de Seguridad Pública como “Halcones”.
Si bien es cierto varios elementos de Seguridad Pública han sido dados de baja por pérdida de confianza o por estar bajo investigación de autoridades federales, aún continúan dentro de la corporación un gran número de elementos vinculados con la delincuencia organizada.
Años atrás, ya habían salido a relucir “narcolistas” con nombres y claves de policías municipales al servicio del grupo de “Los Zetas”.
Sin embargo, el debilitamiento del grupo delictivo tras las detenciones de varios de sus líderes, propició que el grupo antagónico “Los Pelones”, cobraran mayor fuerza en Cancún en actividades ilícitas como secuestros, “levantones” y ejecuciones.
Para llevarlas a cabo, comenzaron a jalar a sus filas a elementos policíacos de Seguridad Pública, para contar con su protección y servicios tanto de manera logística como operativamente.
En el mes de septiembre del 2011 cuando fue ejecutado el policía municipal Pedro Segovia Hernández, salió a relucir la primera “narcolista” de policía al servicio de “Los Pelones”.
Cuando el cuerpo de Segovia Hernández fue levantado por las autoridades, encontraron en una de las bolsas de su pantalón, una hoja de papel en la que él mismo había escrito una lista de aquellos elementos de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito que sirven al grupo delictivo de “Los Pelones”.
La “narcolista” estaba dividida en tres grupos: “Elite”, “Sector” y “Táctico” y contiene claves o nombres seguidos de números de teléfonos de cada uno de los que ahí aparecen.
Dicha lista fue escrita por Segovia Hernández antes de acudir a la Multiplaza, la cual transcribió de una libreta que tenía en su domicilio.
El primer grupo con el nombre “Elite”, era encabezado por él mismo, con el apodo de “Yogui”, como era conocido.
Le seguían en orden dentro de ese mismo grupo: “Roger”, “Verde”, “Blanco”, “Negro”, “Gris”, “Moco”, “Zorro”, “Macuarro”, “Morado”, “Rambo”, “Celeste”, “Fox” y “Ave”. A un costado de este grupo, hay otro titulado “Sector”, en donde se encuentran los nombres o claves: “Parca”, “Coquetón”, “Tunco”, “Coco”, “Rengo”, “Fox 2”, “Tango”, “León”, “Tigre”, “Amarillo”, “Zeus”, “Imán”, “Jaguar”, “Porro”, “Barba”, “Martes”, “Felino” y “Calderón”.
Finalmente, en la parte de abajo de la hoja de papel, estaba el grupo “Táctico”, en el que se encuentran los nombres o claves: “Pájaro”, “Chuy”, “Armadillo” y “Piedra”.
Todos eran elementos de Seguridad Pública asignados al sector número 10, a quienes Segovia Hernández pagaba sus servicios de parte de “Los Pelones”.
Con la incursión de policías municipales en el grupo de “Los Pelones”, Seguridad Pública quedó “bajo dos fuegos”, pues sigue habiendo elementos al servicio de “Los Zetas”.
Esto quedó de nuevo al descubierto, con la detención del ex policía municipal Pastor Benítez Carrillo y Juan Cristóbal de Santiago Gutiérrez, también “Halcones” al servicio de “Los Zetas”, en posesión de una “narcolista” de elementos de Seguridad Pública al parecer al servicio del grupo delictivo.
En la hoja de papel que llevaba consigo el ex policía, se encontraba una larga lista de números telefónicos de elementos de la policía municipal incluyendo responsables de turno, y en algunos casos, especificados el turno de trabajo, grupos y áreas a las que están asignados.
A un lado de algunos números telefónicos, se podían leer apodos como “Azul”, “Coral”, “Millón”, “Afrodita”, “Arcángel”, “Peter”, “Gárgola”, “Prado”, “Trébol”, “Cóndor” y “Marcial”.
Las áreas mencionadas en la lista, son barandilla, filtros carreteros, cárcel y zonas de bancos.
Incluso, después de esta detención el secretario municipal de Seguridad Pública y Tránsito Jesús Aíza Kaluf, dio a conocer que tenían identificados al menos a unos 70 elementos policíacos que fungían como “Halcones” al servicio de la delincuencia organizada. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Además deinformar sobre los movimientos de las diferentes corporaciones policíacas y de las Fuerzas Armadas, los “Halcones” son los primeros en llegar a un lugar donde se va a cometer algún “levantón”, secuestro o ejecución.
Son ellos los encargados de ver que la zona esté “limpia”, para que no haya testigos de lo que se va a realizar.
En Cancún, se desconoce la cifra exacta de cuántos “Halcones” trabajan para los grupos delictivos que aquí operan como “Zetas” y “Pelones”, pero cada encargado de un grupo de “Halcones”; puede manejar hasta unas 60 personas.
“Halcones”
Es considerado como el nivel más bajo dentro de las organizaciones delictivas y en un principio, los encargados de esta labor eran jóvenes de bajos recursos, quienes eran atraídos por un pago mínimo a cambio de informar sobre los movimientos de autoridades policíacas y fuerzas armadas en la ciudad.
En Cancún, al igual que otras ciudades con presencia de grupos delictivos, la existencia de los llamados “Halcones” se ha incrementado en los últimos años.
Cada vez son más y dentro de este grupo, también operan policías de diferentes corporaciones, comerciantes, vendedores ambulantes, taxistas, prestadores de servicios turísticos, entre otros.
Al ser uno de los destinos turísticos más importantes del país, la Zona Hotelera de Cancún es en donde se maneja gran parte de los ingresos económicos para los grupos delictivos, que van desde la venta de drogas; hasta las extorsiones, secuestros y cobros por “derecho de piso”.
La Zona Hotelera es controlada desde hace mucho por el grupo de “Los Zetas” y son ellos los que mantienen la red de extorsión a empresarios del ramo turístico y la venta de drogas a turistas y locales.
La presencia de “Halcones” en la Zona Hotelera es de suma importancia para “Los Zetas”, pues son ellos los que avisan de los movimientos de la Marina Armada de México que cuenta con una base ahí; así como del Ejército que también realiza patrullajes y corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno.
Los puntos donde se instalan los llamados “Halcones” son primordialmente el kilómetro cero, la zona de bares y discotecas en el kilómetro 9, kilómetro 5 y la entrada al bulevar Kukulcán por la carretera Playa del Carmen-Cancún.
Otra de sus funciones, es avisar sobre los movimientos de integrantes de algún grupo contrario en este caso de “Los Pelones” y de la existencia de los llamados “Chapulines”, que son llamados así por vender droga de manera independiente.
Inicialmente, los llamados “Halcones” eran sólo hombres, sin embargo; con el paso de los años los grupos delictivos fueron contratando también mujeres.
No importa la edad, cualquier persona puede ser reclutada como “Halcón” para informar al grupo delictivo por el que haya sido contratada, pues también “Los Pelones” manejan una amplia red de “Halcones”.
En cada grupo, hay un jefe de “Halcones” y este a su vez puede tener varios coordinadores, que se encargan de manejar a quienes andan en las calles realizando una labor propia de espías y se estima que cada coordinador puede llegar a manejar hasta 60 personas.
En la ciudad al igual que en la Zona Hotelera, los “Halcones” se distribuyen en puntos estratégicos para alertar de la presencia policíaca, principalmente en aquellas zonas donde se ubican las llamadas narcotienditas.
La entrada y salida de militares es vigilada por “Halcones” que se mueven por la zona a lo largo de la avenida José López Portillo, para checar la entrada y salida de vehículos militares y con cuantos elementos sale cada unidad.
En la zona de Puerto Juárez existen “Halcones” que vigilan igualmente los movimientos de elementos de la Marina.
En pleno centro de la ciudad, sobre la avenida Xcaret, los “Halcones” se turnan para vigilar los movimientos de la Policía Municipal, Policía Estatal Preventiva (PEP) y Policía Judicial del Estado (PJE), esto debido a que las bases de estas tres corporaciones se ubican sobre esta importante avenida.
Incluso, hay “Halcones” que ingresan a seguridad pública y a la Subprocuraduría de Justicia en la zona Norte para mantener un mayor control sobre las actividades policíacas y también; para vigilar las llegadas y salidas de funcionarios como los secretarios estatal y municipal de seguridad pública, el subprocurador y procurador de Justicia del Estado y directores de las corporaciones policíacas y diferentes grupos.
Pueden pasar desapercibidos porque pueden confundirse fácilmente.
Y es que ahora, además de vendedores ambulantes, boleros y comerciantes; los grupos delictivos han incluido en su nómina de “Halcones” a elementos de las propias corporaciones policíacas las cuales vigilan.
Policías y taxistas “Halcones
Para los policías, es fácil informar de los movimientos de sus corporaciones, de los operativos que se van a realizar y en donde; además de que también informan de los movimientos de las Fuerzas Armadas.
Al andar arriba de una patrulla policíaca pueden recorrer toda la ciudad y alertar a los grupos delictivos para los cuales trabajen, de los movimientos que pueden afectar sus intereses.
Principalmente, los policías “Halcones” se encargan de vigilar las zonas donde se ubican las narcotienditas y así evitar que puedan ser sorprendidos por algún cateo por parte de militares o marinos.
No es casualidad que cada que se lleva a cabo un operativo militar o de la Marina, alguna patrulla de Seguridad Pública se aproxime por la zona, pues así avisan de lo que está ocurriendo.
Apenas la semana pasada, el propio secretario municipal de Seguridad Pública Jesús Aíza Kaluf, confirmó que cuentan con una lista de unos 70 policías que trabajan para la delincuencia organizada fungiendo como “Halcones”.
El año pasado, el comandante de la 34 Zona Militar de Quintana Roo general de Brigada Anastasio García Rodríguez, reiteró que en Cancún y Playa del Carmen impera la corrupción en los cuerpos de Seguridad Pública subordinados al crimen organizado, a quienes protegen y encubren como “Halcones” y con ello; conforman amplias narconóminas.
En aquella ocasión, García Rodríguez dijo que más del 90 por ciento de los policías de Cancún pertenecen a la narconómina de la delincuencia organizada, incluso con pagos mensuales de 100 a 200 mil pesos.
Los sindicatos de taxistas que operan en Cancún y en la zona continental de Isla Mujeres, poco a poco fueron penetrados por el crimen organizado y a la fecha son muchos los taxistas que se trabajan para “Zetas” y “Pelones” desde vigilancia como “Halcones” hasta la distribución de drogas.
Incluso, ha habido casos en donde los taxistas participan activamente en “levantones”, secuestros y hasta ejecuciones.
Circulan por toda la ciudad y a través de teléfonos celulares o radios de comunicación Nextel, los “Halcones” informan paso a paso de los movimientos policíacos y de las Fuerzas Armadas; detallando número de elementos y unidades.
“Popeyes”, “Ranas”, “Olivos”, “Verdes”, “Azules” y “Negros”; son algunas de las claves usadas por los “Halcones” para informar de la presencia de marinos, militares, policías federales y grupos tácticos respectivamente.
La presencia de “Halcones” en la ciudad ha quedado más que evidenciada con la detención de ocho personas en tan solo una semana por elementos de Seguridad Pública.
De estas detenciones, se han logrado esclarecer varias ejecuciones y obtener información de otras, además de “levantones” y secuestros.
Ocho “Halcones” en una semana
En el transcurso de una semana, la policía municipal detuvo a ocho personas que fungían como “Halcones” para el grupo delictivo de “Los Zetas”.
La primera detención fue el lunes 27 de febrero en la entrada a la Zona Hotelera, en donde elementos de la Policía Turística capturaron a Kenia Jacqueline Suace Muñoz, de 17 años de edad y Carlos Daniel García López de 22 años; quienes dijeron ser de la banda “Los Sureños” y trabajar como “Halcones” para “Los Zetas”.
Al otro día, Javier Farías Meléndez (a) “El Condón” y Miguel Arturo García Gutiérrez (a) “El Metralleta” fueron detenidos por elementos de la Policía Municipal en el estacionamiento de la tienda Chedraui, justo frente a la Subprocuraduría de Justicia en la zona Norte.
Ese mismo día fueron detenidos el ex policía municipal Pastor Benítez Carrillo y Juan Cristóbal de Santiago Gutiérrez, también “Halcones” al servicio de “Los Zetas”, en posesión de una “narcolista” de elementos de Seguridad Pública al parecer al servicio del grupo delictivo.
Finalmente, la noche del sábado fueron detenidos Carlos Angel Hernández Romero, de 24 años de edad y Ana Karen Juárez, de 22 años, quienes también fungían como “Halcones” al servicio de “Los Zetas”.
En todos los casos, los detenidos tenían en su poder teléfonos celulares en los que se encontraron mensajes de texto en los que informaban sobre los movimientos de las corporaciones policíacas y de las Fuerzas Armadas.
Todos fueron puestos a disposición del ministerio público y en al menos dos de los casos, la Procuraduría de Justicia del Estado dio vista a la Procuraduría General de la República (PGR). (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)