‘El Popeye’, el último de los taxistas ejecutados en Cancún, cobraba ‘derecho de piso’ para el Cártel del Golfo

Posted on julio 15, 2013, 11:52 pm
4 mins

img_1373957871_49065e4caf14f860fc92CANCÚN, MX.- Roberto Flores Andrade (a) “El Popeye” dirigía una célula dedicada al cobro de extorsiones por medio del llamado “derecho de piso”, para el Cártel del Golfo.
Su zona de acción era únicamente el centro de la ciudad, a donde fue asignado después de verse involucrado en robo de vehículos, pues antes dirigía un grupo en la Zona Hotelera.
El día de ayer, el Ministerio Público del Fuero Común solicitó al sindicato de taxistas la relación de quienes acudieron al lugar donde quedó abandonado el taxi que conducía “El Popeye” cuando fue “levantado” y quienes lo llevaron al corralón donde fue encontrado por la Policía Judicial del Estado (PJE) el pasado sábado.
Después de que se encontrara el cuerpo sin vida de Roberto Flores Andrade (a) “El Popeye”, la Policía Judicial del Estado (PJE) se dio a la tarea de interrogar a taxistas del sindicato “Andrés Quintana Roo” y hasta ahora, se ha entrevistado con cinco personas.
Además del gremio taxista, la PJE interroga a vecinos y conocidos de “El Popeye”, a fin de contar con mayor información sobre la ejecución del taxista y precisar quienes pudieron haberlo privado de su libertad.
Por otro lado, la Subprocuraduría de Justicia en la Zona Norte, informó que los peritos que revisaron el taxi con número económico 0182 y placas de circulación 6307-TPA, no encontraron huellas de violencia o algún indicio o evidencia dentro de él.
Esta unidad era la que manejaba “El Popeye” cuando fue “levantado” por un comando armado la noche del jueves en la Región 248, manzana 58, lote 1, frente a la casa marcada con el número 90, privada La Ceiba, en donde al parecer era su domicilio.
Ahí quedó el taxi con el motor encendido y con las puertas abiertas, mismo que después fue llevado a un encierro del sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” alrededor de las 00:37 horas del día viernes.
El taxi fue asegurado por el Ministerio Público Del Fuero Común y el día de ayer se giró un oficio para el sindicato de taxistas, para que informen a más tardar el día de hoy, quienes acudieron al lugar donde apareció abandonado el taxi y quienes lo trasladaron hasta el encierro donde fue encontrado.
Dentro de las primeras investigaciones realizadas por la Policía Judicial, se ha logrado establecer que Roberto Flores Andrade (a) “El Popeye”, fungió como “centralista” en el sindicato al servicio del Cártel del Golfo, es decir, controlando a los grupos de taxistas que sirven de “halcones” para el grupo delictivo.
Pero después de esa actividad, “El Popeye” fue cambiado de área dentro del grupo delictivo y fue asignado a dirigir un grupo dedicado al cobro de las extorsiones por medio del llamado “derecho de piso”.
Primero lo hizo en la Zona Hotelera, de donde después fue removido al verse involucrado en el robo de vehículos. Entonces, fue “banqueado”.
Hasta antes de ser asesinado, “El Popeye” continuaba dirigiendo a un grupo de extorsionadores, pero ahora su área de acción era únicamente el centro de la ciudad y a esta actividad atribuyen el “narcomensaje” que fue encontrado junto a su cuerpo. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)