Encubre Bibiano Villa a policía que mató a mansalva a pandillero en Chetumal

Posted on octubre 23, 2013, 11:54 pm
18 mins

img_1382603358_dce83bdc5f9f96718e5bCHETUMAL, MX.- En el caso del elemento de la Policía Estatal Preventiva que asesinó al joven pandillero Luis Enrique Us Can, de 20 años de edad, en la colonia Payo Obispo Uno , quedó en evidencia que la Secretaría de Seguridad Pública al mando de Carlos Bibiano Villa Castillo, está empeñada en seguir encubriendo a policías criminales, pues el que accionó el arma asesina no fue puesto a disposición del MPFC por los elementos que acudieron al lugar de los hechos ni por autoridades de la dependencia luego de los hechos.

Sin embargo, ante la presión que hubo de parte de autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado, el secretario de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo, finalmente decidió presentar ante la autoridad ministerial solamente a otros elementos de la Policía Estatal Preventiva que llegaron al lugar el día de los hechos.

No hizo lo mismo con el presunto homicida, Fernando Orozco del Ángel, quien al parecer ya se dio a la fuga, luego de haber sido protegido por sus compañeros trabajo y de la misma Secretaría de Seguridad Pública al mando de Carlos Bibiano Villa Castillo, de quien no es nada novedoso que proteja a policías asesinos.

Por esa protección que recibió el presunto asesino le permitió tramitar un amparo ante el Juzgado Sexto de Distrito en contra del Procurador General de Justicia del Estado, Gaspar Armando García
Torres, para evitar que sea detenido por parte de la policía.

Su amparo fue admitido por el Juzgado mediante el expediente marcado con el número 758/2013.

Y es que el Secretario de Seguridad Pública no es la primera vez que protege a policías criminales, pues hace como un año, hizo lo mismo con dos de sus escoltas que responden a los nombres de Eduardo Sánchez Hernández y Ulises Martínez Jiménez, quienes asesinaron al agente de la Policía Estatal Preventiva, Jorge Amir Flota Matos, durante un operativo que fue encabezado por Villa Castillo para detener a un comerciante de la zona libre de Belice.

La primera vez fue el pasado 29 del mes de agosto del año 2012 cuando dos de sus escoltas dispararon a la camioneta Van en la que viajaban Jorge Amir Flota Matos, Gustavo Gómez Canul y Alejandro PelcastreGorocica, cuando éstos iban persiguiendo una Suburban que era guiada por “El Español”, por orden del secretario de SP, Carlos Bibiano Villa Castillo.

Ese día Flota Matos resultó herido gravemente, y al día siguiente falleció cuando iba ser trasladado a la ciudad de Mérida por vía aérea.

En principio las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública ordenaron a los dos policías que sobrevivieron a la balacera, que no dijeran la verdad de lo ocurrido, pues desde la noche de los sangrientos hechos la Secretaría de Seguridad Pública emitió un comunicado en que informó que la muerte del policía se debió a un enfrentamiento con un grupo armado.

Es más, hasta el secretario de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo, se atrevió a decir que sus escoltas respondieron a una agresión del “Español” quien viajaba en una Suburban, sin embargo, más tarde, el Secretario de Gobierno convocó a una rueda de prensa para presentar a los verdaderos responsables de la balacera, que resultaron ser nada más escoltas de Villa Castillo.

Esto se dio porque cuando los agentes preventivos que sobrevivieron a la balacera comparecieron a rendir su declaración ministerial con relación a los hechos, se armaron de valor y dijeron que los escoltas del Secretario de Seguridad Pública fueron quienes balearon la camioneta Van.

Asimismo, explicaron que al día siguiente de los hechos, recibieron instrucciones de sus superiores de que no dijeran la verdad sobre lo ocurrido, pero los valientes policías no se prestaron a la mentira con que autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública querían encubrir el asesinato.

Gracias a ellos, el Secretario de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo, no le quedó más remedio que arrestar a sus dos escoltas y presentarlos ante el Ministerio Público del Fuero Común para las investigaciones correspondientes.

Actualmente esos dos escoltas del Secretario de Seguridad Pública cumplen una condena de cinco y diez años de cárcel por el delito de homicidio doloso. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

POLICÍA IMPLICADO EN CRIMEN EVADE DECLARAR

CHETUMAL, 23 octubre.- Al menos una decena de policías, entre ellos el presunto homicida del joven Luis Enrique Us Chan, acudieron este miércoles a la mesa uno del Ministerio Público del Fuero Común para comparecer en relación al asesinato del joven de 20 años de edad. El supervisor Fernando Orozco del Angel, quien está amparado, se dio el lujo de no presentarse a declarar, aunque su amparo no procede en este caso. El procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, informó que tienen a disposición del representante social una escopeta de perdigones calibre 12 y un rifle R-15 calibre .223, y que confrontará cada uno de los testimoniales para determinar el motivo que tuvo Orozco del Angel para accionar su arma en dos ocasiones.

Cerca del mediodía, comenzaron a llegar los policías estatales acreditables, los primeros en hacerlo fueron dos elementos identificados como “El Huevo” y “El Globo”, acompañados de un asesor jurídico de la Secretaría de Seguridad Pública, a quienes de inmediato separaron para que rindieran su declaración ministerial con relación a los hechos registrados la madrugada del martes 22 de este mes.

Estos dos elementos fueron quienes llegaron en apoyo del supervisor de la Policía Estatal Preventiva (PEP), Fernando Orozco del Angel, y el conductor de la patrulla 1357, de apellidos Dorantes Poot, cuando éstos pidieron refuerzos al ser superados en número por los vándalos que los recibieron con una lluvia de piedras sobre la calle Celul con Javier Rojo Gómez, en la colonia Payo Obispo.

De igual forma, arribaron a ese lugar aproximadamente ocho elementos de la Policía Estatal Acreditable, entre ellos una mujer, quienes al igual que los primeros, por más de hora y media fueron entrevistados por un agente ministerial sobre lo ocurrido la madrugada del 22 de septiembre, en la que Luis Enrique Us Chan, de 20 años, falleció víctima de al menos siete impactos de perdigones de una escopeta al parecer calibre 12.

Durante la declaración de los uniformados se pudo establecer que después que llegaron “El Huevo” y “El Globo”, acudió otro grupo de policías acreditables, y hacia éstos se dirigió Orozco del Angel para exigirles que les entregaran cartuchos de derribe, mismos que tomó de la guantera de la patrulla y se dirigió hacia la vivienda donde se refugió Us Chan.

Los agentes preventivos sólo escucharon dos detonaciones, una que realizó al aire Orozco del Angel, y posteriormente accionó su escopeta calibre 12, tipo chaquetera, para privar de la vida a Luis Enrique Us Chan, a una distancia aproximada de cinco metros, con total alevosía y ventaja.

Aclararon que al acudir a la armería de la Policía Estatal Preventiva, pidieron al armero balas de derribe o balas de goma, para someter a los rijosos, pero éste les entregó cartuchos de perdigones, con los que Orozco del Angel privó de la vida al joven que no portaba arma alguna.

También comentaron en su declaración, que observaron cuando Us Chan se encontraba en la calle y portaba un tubo en la mano, pero no se acercaron para evitar ser agredidos, pero fue después de los disparos que se acercaron y observaron que el tubo que portaba era de una lámpara y no metálica, mientras que el resto de los uniformados informó que al llegar, los pandilleros ya se habían dado a la fuga y sólo resguardaron la escena del crimen.

Al concluir con sus declaraciones, los policías acreditables fueron entrevistados por policías judiciales del grupo en investigación de homicidios, para posteriormente confrontar sus declaraciones y poder determinar el móvil que orilló a Orozco del Angel a privar de la vida al joven de 20 años, y de paso herir a la esposa del occiso, Liliana Itzel Castillo Itzá, de 19 años, quien tiene 3 meses de embarazo y tenía dos impactos de perdigones en el antebrazo izquierdo, a la altura del codo.

Mientras que Orozco del Angel, quien al parecer ya se había amparado, se dio el lujo de no presentarse a declarar, cuando estaba previsto que sería el último en rendir su declaración ministerial; aunque autoridades de la Procuraduría General de Justicia aclararon que su amparo no procede en este tipo de delitos.

Además de actuar con alevosía y ventaja, desaparecieron evidencias

Los policías judiciales que atendieron este caso, al llegar al lugar, se percataron de la gravedad del asunto, tal y como sucedió cuando los escoltas de Carlos Bibiano Villa Castillo privaron de la vida a Jorge Amir Flota Matos, pues trataron de borrar todo tipo de evidencias. Orozco del Angel hizo lo mismo, pues recogió los casquillos percutidos, mismos que aún no han sido localizados.

De acuerdo a testigos de los hechos, Orozco del Angel y su chofer efectuaron al menos cuatro detonaciones con sus armas, una escopeta calibre 12 chaquetera y un rifle R-15 calibre .223, estos últimos al aire para intimidar a los rijosos durante la agresión a pedradas a los uniformados.

Asimismo, mencionan que los uniformados acudían a cumplir otro auxilio solicitado para detener a un menor de 16 años de edad que se encontraba rijoso, pero al llegar al lugar observaron a los pandilleros y decidieron atender la riña callejera entre ellos, por lo que se encuentran en las indagaciones correspondientes para poder determinar el motivo del homicidio.

Ponen a disposición las dos armas de fuego: García Torres

El procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, entrevistado sobre este caso, informó que de acuerdo a los resultados de la necropsia, Us Chan presentaba 7 impactos de perdigones en la zona costal del lado derecho y dos más en el brazo del mismo costado, producidos por una escopeta.

“Ya fueron presentadas las armas, y estamos en la confronta de los casquillos, estamos hablando de dos armas, una escopeta tipo perdigones y una de calibre .223, y de acuerdo a los señalamientos establecen que hubo un altercado que hizo que se llamara a Seguridad Pública, donde hubo agresiones, se vieron piedras que lanzaron contra los elementos y durante el forcejeo se activó el arma”, señaló.

Agregó que no saben aún la versión de la Secretaría de Seguridad Pública, ya que en ningún momento pusieron a disposición las armas y a los inculpados de este hecho, Fernando Orozco del Angel y uno de apellidos Dorantes Poot, su chofer: y apenas este miércoles se presentaron a declarar los elementos que participaron en el operativo, por lo que están en las pesquisas para determinar el móvil y los hechos.

“Lo que sí me queda en claro es que para activar un arma se debe estar en circunstancias muy especiales, que desde luego conlleven a un riesgo inminente hacia el elemento, y que esto se haya generado, es a la parte donde queremos llegar, vamos a conocer la declaración de este elemento que ya ha sido llamado para conocer cuál fue la razón, si fue homicidio accidental, en defensa propia, es lo que estamos verificando”, detalló el entrevistado.

García Torres agregó que desconoce el por qué la Secretaría de Seguridad Pública no consignó a los elementos en su momento, como lo hizo con las armas, y es lo que están investigando, pues es un punto muy importante, pues hubo una privación de la vida a una persona y debieron ponerlos de inmediato a disposición de un agente ministerial para deslindar responsabilidades, acotó.

Familiares del occiso aseguran que Orozco del Angel ya había amenazado de muerte a Us Chan

De acuerdo a la información recabada, se pudo determinar que los familiares, al rendir su declaración ministerial durante la demanda que interpusieron por el delito de homicidio en contra de Fernando Orozco del Angel, aseguraron que este supervisor de la Policía Estatal Acreditable, ya había amenazado de muerte a Luis Enrique Us Chan, de 20 años de edad, quien al parecer era ‘tirador’ de droga.

Esta versión es investigada por agentes de la Policía Judicial del Estado para determinar si en realidad hubo tales amenazas en contra de Us Chan, y poder establecer el móvil del crimen. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)