INCERTIDUMBRE INMOBILIARIA: Pega ‘parálisis’ a las ventas y construcció del proyecto Puerto Cancún

Posted on junio 30, 2014, 11:55 pm
4 mins

CANCÚN, MX.- A pesar de haber encontrado nuevos fondos de inversión y contratar a Lemmus Luxury Real State para vender el proyecto, Puerto Cancún tiene un retraso de más de cinco años en venta, debido a la nube de incertidumbre que pesa sobre el desarrollo turístico enclavado en la avenida Bonampak.

Salvo el complejo Maioris Tower y Maioris Three Towers -el cual se reactivó hace tres meses con capital español-, el resto de los subproyectos dentro de Puerto Cancún están semiparalizados.

Actualmente Puerto Cancún consta de los siguientes subdesarrollos: Belorizonte, el cual consta de tres torres panorámicas para un total de 116 departamentos y el cual no ha terminado de edificarse.

Cancún Towers, originalmente establecido con tres torres de 20 pisos que en total alojarán 95 departamentos, todos con jardín y terraza; proyectada su construcción total en primavera del 2015.

Diomeda Community, el cual es un desarrollo inmobiliario integral enfocado a tres diferentes estilos de vida, pero bajo el mismo concepto y diseño: Diomeda Habitat con 34 departamentos de lujo en dos torres de siete niveles cada una. Diomeda Business, edificio corporativo. Diomeda Comercial, conjunto de ocho locales comerciales. Hasta ahora los tres desarrollos no muestran un gran avance de ventas.

Isola Cancún, proyecto que se conforma de cinco torres de 20 pisos cada una frente al campo de golf de Puerto Cancún y sobre la avenida Bonampak y que también estará listo hasta el 2015.

Este es el proyecto más polémico, puesto que el campo de golf es el que ha originado inundaciones en los conjuntos habitacionales Bahía Azul y Donceles 28, debido al relleno de manglar que nunca fue investigado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Profepa.

Otro subproyecto es el de Novo Cancún, el cual se compone de 24 exclusivas residencias unifamiliares frente al canal náutico, el cual aún no ha sido abierto a pesar de que en los contratos de arrendamiento se establece que los propietarios de residencias podrían utilizarlo libremente y sin restricciones.

Para poder vender el proyecto, Puerto Cancún se hizo de los servicios de la empresa Lemmus Luxury Real Estate, sin embargo, hasta el momento no se ha podido dar un crecimiento en la venta.

La acción se hizo en la etapa post Michael Kelly, donde el desarrollo cobrará un nuevo derrotero y se reaprovecharán los 120 millones de dólares destinados inicialmente tan sólo para la dotación de servicios e infraestructura del predio, que tiene 325 hectáreas colindantes con la Zona Hotelera de Cancún.

De acuerdo con los propios desarrolladores, el proyecto apenas había logrado desarrollar 10 por ciento del total de áreas construibles dentro del gran desarrollo con más de 2 kilómetros de playa. Incluso estaba proyectado que en 10 años el megacomplejo podría llegar a captar hasta 2 mil millones de dólares en desarrollo de inmuebles.

En tanto, las últimas noticias del proceso contra Michael Kelly daban cuenta de que un Tribunal de Illinois, EU, puso en venta los bienes inmuebles del defraudador para resarcir los daños de las personas afectadas, estimado en 65 millones de dólares, tras haberse liquidado otra parte. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)