La foto del ‘Gato Cheshire’ en el espacio prueba el efecto de ‘lente gravitacional’ que predijo la teoría de la Relatividad de Einstein

Posted on noviembre 29, 2015, 9:13 am
3 mins

La NASA publicó una foto de un grupo de galaxias que parecen el gato sonriente de Alicia en el País de las Maravillas a las que llamó Cheshire Cat, en el marco del los 100 años de la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein y el 150 aniversario de la obra célebre de Lewis Carroll, llevada al cine por Walt Disney.

Y más allá de una coincidencia, la Agencia Espacial de los Estados Unidos vio en esta ocasión la fecha ideal para difundir la imagen de rayos X sobre un importante hallazgo que prueba la teoría de Einstein.

La luz de estas galaxias parece estirarse, de acuerdo con la NASA en un efecto llamado “lente gravitacional”, que predijo la Teoría de la Relatividad General.

El Cheshire Cat es resultado de una pequeña fusión entre distintos grupos de galaxias.

Según NASA, las galaxias que hacen los ojos del gato son en realidad el choque de una contra otra en una colisión galáctica gigante, y que con el tiempo se fusionará en un solo cuerpo masivo. La sonrisa y los arcos alrededor de la cara son de cuatro galaxias diferentes más lejanas, cuya luz está siendo magnificada por la galaxia en primer plano.

Einstein señaló que la materia deforma el espacio-tiempo y, por lo tanto, un objeto de gran masa puede causar una deformación observable en la trayectoria de la luz procedente de un objeto lejano. La teoría se publicó por primera vez en noviembre de 1915.

Este fenómeno fue observado por primera vez en 1919 por Eddington y fue la primera prueba de la relatividad general.

El resplandor púrpura en la foto representa la extensión de gas intergaláctico caliente dentro del grupo. El gas hidrógeno se calienta a millones de grados por los poderosos agujeros negros supermasivos en el “ojo izquierdo” e indica que las galaxias están compitiendo uno hacia otra a mil 350 kilómetros por segundo.

Más que una ilusión cósmica, los lentes gravitacionales proporcionan a los astrónomos una forma de sondeo de galaxias extremadamente distantes y grupos de galaxias que de otro modo sería imposible apreciar, incluso con la telescopios más potentes.

Los astrónomos han discutido el futuro del grupo Cheshire Cat en un reciente artículo reciente publicado por la revista Astrophysical Journal. Ellos esperan que se convierta en un grupo fósil. (Agencias)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)