LA MANCHA DEL ‘SANTRINA’ EN LA HISTORIA DE QR: Cuando Isla Mujeres estuvo en el foco de Fidel Castro por el caso Posada Carriles

Posted on noviembre 27, 2016, 6:18 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 10 mins
Luis Posada Carriles.

Luis Posada Carriles.

CUBA -LA JIRIBILLA | Posada Carriles, el parto se complica

“El parto no se ha producido todavía. Se retrasa. Pero los síntomas son cada vez más complicados”, aseveró el Comandante en Jefe Fidel Castro durante su intervención especial de ayer, dedicada a analizar, entre otros temas, el silencio de Estados Unidos ante la presencia en su territorio del terrorista internacional Luis Posada Carriles.

El 'Santrina'.

El ‘Santrina’.

“Se complican cada vez más, cada vez hay más detalles. Porque todo partió de la mentira. O mejor, de las mentiras. Y las mentiras son cada vez más evidentes”, aseguró Fidel.

El líder cubano recordó el asilo político que Bush (padre) le concedió antes a Orlando Bosch, al leer un trabajo titulado “Familia inquieta por la solicitud de asilo a fugitivos en Estados Unidos”, publicado en el periódico The Miami Herald, y que recoge el testimonio de la familia de uno de los jóvenes guyaneses asesinados por el atentado contra el avión cubano en Barbados, el 6 de octubre de 1976.

“Ni Bosch, ni Hernán Ricardo, ni Freddy Lugo —los autores materiales de ese sabotaje— han mostrado jamás arrepentimiento del vandálico crimen”,

El periodista, citado por Fidel, apuntó la paradoja de que mientras los celosos funcionarios la trataron mal a ella y a sus acompañantes, “un tipo realmente malo, Luis Posada Carriles, que no es ciudadano estadounidense, entró a EE.UU. sin ser notado”; y que a pesar de sus largas y probadas actividades terroristas, se encuentra en Miami y tuvo el descaro de solicitar asilo. Pero Washington no ha dicho nada.

El Presidente cubano hizo alusión a otro artículo, aparecido en el Herald este martes, en el que el reportero afirma que la presencia de Posada en EE.UU. “no puede hacer otra cosa que embarazar a Bush. Ha embarazado a las autoridades locales”. Y se pregunta cuán buena es la red de seguridad interna, cuando un terrorista puede entrar al país tan fácilmente, y más aún: “¿cómo es posible que lleve un mes en territorio estadounidense y no haya sido arrestado?”.

Sin embargo, la oficial del FBI en la Florida, Judy Orihuela, declaró el lunes que el asunto del criminal anticubano “no es algo sobre lo que el FBI tenga jurisdicción. No hay orden de arresto”. De hecho, decía el reportero, Bush no quiere la cárcel para Posada, ni nada que cause la menor reacción violenta en Miami.

Por eso apuesto, dice el periodista, a que la Casa Blanca está tratando calladamente de mandarle un mensaje: Desaparece. No presentes una solicitud de asilo. No dejes que te vean. Solo regresa a donde te has estado escondiendo en América Latina y muere tranquilamente.

ESTADOS UNIDOS SABE DÓNDE ESTÁ EL ASESINO

“No es ningún misterio. El gobierno de Estados Unidos sabe dónde está Posada Carriles”, apuntó el líder cubano, quien dio lectura a un artículo de José Pertierra, abogado norteamericano especializado en trámites de inmigración, en el que se plantea que el abogado Eduardo Soto dice que envió una solicitud de asilo para Posada Carriles al Departamento de Seguridad, el 12 de abril de 2005.

Esa solicitud tarda un máximo de tres días en llegar a Texas. Por tanto, hace 14 días que el gobierno de Estados Unidos tiene formalmente la solicitud en sus manos.

“La prueba de que la administración Bush sabe donde está Posada Carriles —expresó el Jefe de la Revolución— es que el formulario oficial enviado por el abogado Soto, obligatoriamente debe decir el paradero del terrorista. Cualquiera puede obtener una copia del modelo de solicitud en Internet”.

El Comandante en Jefe explicó que se puede comprobar cómo, en la pregunta número siete de la primera página, parte A, del formulario de asilo, se le exige su dirección actual a cualquiera que pida asilo en Estados Unidos.

En otra parte se le advierte al solicitante que está certificando, bajo pena de perjurio, que el contenido tiene que ser correcto y verídico, y que cualquiera que miente comete felonía y es sancionado con cinco años de prisión. Igualmente, el abogado que falsifique o ayude a su cliente a falsificar información, incurre en ese delito.

Y añadió: “es deber fundamental del presidente de ese país informar sobre el paradero de Posada Carriles, y habría que preguntar a los abogados de allá, si todo esto que está pasando constituye o no delito, si es o no perjurio, si son o no graves violaciones de las leyes de Estados Unidos”.

FOX TAMBIÉN DEBE PEDIR CUENTAS

“Esta administración norteamericana juró hacerle la vida miserable a cualquier nación que brinde ayuda a un terrorista, y ella misma está violando esas advertencias”.

Así decía una de las varias publicaciones extranjeras leídas anoche por el Comandante en Jefe, quien hizo referencia también a lo publicado el pasado 22 de abril por la periodista mexicana Yolanda Gutiérrez en el periódico Por Esto, de Quintana Roo, donde explicó que el 15 de marzo llegaron a Isla Mujeres, en México, cinco personas a bordo de la embarcación Santrina, y que a la hora de zarpar rumbo a Miami eran seis pasajeros. Todos eran del sexo masculino. “La otra persona que se sumó a la travesía fue Luis Posada Carriles”, aseguró la periodista azteca.

“Una fuente mexicana, que prefirió guardar el anonimato, dijo que antes que la mencionada embarcación partiera hacia los Estados Unidos, una de las seis personas que iba a bordo se percató de que lo estaban observando y corrió rápidamente a esconderse”, agregó el mandatario cubano.

“Todas estas denuncias acerca de la entrada ilegal del terrorista Posada Carriles en territorio norteamericano son conocidas perfectamente por los gobiernos de los Estados Unidos y México, pero ninguno de los dos se ha molestado en aclarar ese delicado asunto”, manifestó.

“El presidente mexicano Vicente Fox debería tratar de esclarecer esta polémica ya que su gobierno está demandado, y debe decir lo que sabe de este asunto. Vuelvo a exhortar a Fox a que pida información a los Estados Unidos sobre las andanzas de Posada”, expresó.

Incluso, el político mexicano Julián Ricalde Magaña, al referirse al tránsito por ese país del terrorista, aseguró que “bajo ningún concepto México debe estarse prestando a esta situación. Y agregó: “lo que me preocupa es que han habido muchos agravios del gobierno mexicano hacia Cuba, una política que nunca ha caracterizado a nuestro país y ahora parece hacerse recurrente”.

Después de leer el largo prontuario de criminales como Rubén Darío López Castro, otro de lo “marineros” del Santrina, el líder cubano citó un artículo donde se afirma que Michael S. Clement, jefe del FBI en Miami, declaró que no dispone de la autoridad necesaria para arrestar, inculpar y someter a los tribunales a estas personas.

Y recordó que cuando el FBI se dedicaba a “perseguir” a cinco cubanos condenados injustamente a altas penas por tratar de impedir actos terroristas contra Cuba, en el mismo Miami se entrenaban 11 de los 19 terroristas que atentaron contra las Torres Gemelas de Nueva York. (Fuente: La Jiribilla)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)