Planea legislador presentar iniciativa para gravar con un 2% las remesas de mexicanos en EU para pagar el muro

Posted on febrero 08, 2017, 8:30 am
6 mins

WASHINGTON.- El legislador republicano Mike Rogers anunció que en breve presentará una iniciativa de ley para imponer un cobro de 2% a las remesas, con el objetivo de financiar el muro fronterizo que pretende el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Intento presentar la legislación, la Ley de Financiamiento Fronterizo 2017 (Border Funding Act of 2017) que pondría un impuesto a esas remesas como Western Union y Moneygram.

“Eso generaría cerca de mil millones de dólares al año”, señaló Rogers, presidente del Subcomité de Seguridad del Transporte de la Cámara de Representantes.

De acuerdo con el Congreso estadunidense, el muro propuesto por Donald Trump costaría entre 12 mil y 15 mil millones de dólares.

Sin detallar si el impuesto de  2% que busca es sólo para los envíos de Estados Unidos hacia México, Rogers explicó que las remesas hacia países latinoamericanos representan unos 30 mil millones de dólares al año.

El posible uso de las remesas a México como mecanismo de pago del muro fronterizo fue propuesto por Trump durante su campaña presidencial, aunque después, ya siendo Presidente, su jefe de gabinete aclaró  que la Casa Blanca considera otras opciones.

El pasado 1 de febrero, el Banco de México dio a conocer que en 2016 las remesas en México alcanzaron la cifra récord de 26 mil 970 millones de dólares.

De acuerdo con expertos, los envíos de dinero a México, principalmente desde Estados Unidos, son la segunda fuente de divisas del país, después de las exportaciones automotrices.

El 31 de enero, la Secretaría de Hacienda informó que la Presidencia de la República enviará al Congreso de la Unión una iniciativa de reformas para proteger las remesas que envían los connacionales.

Proponen un impuesto de 2% para las remesas

El gravamen generaría cerca de mil millones de dólares al año, afirma el republicano Mike Rogers, quien plantea la iniciativa.

Mike Rogers, legislador republicano de Estados Unidos, anunció ayer que presentará una iniciativa para aplicar a las remesas un impuesto de 2% para pagar el muro que el presidente de ese país, Donald Trump, planea construir en la frontera con México.

Rogers, quien se desempeña como presidente del Subcomité de Seguridad del Transporte de la Cámara de Representantes de EU, señaló que el impuesto sería “uno de los métodos” para financiar el muro propuesto por Trump, cuyo costo estimado por el liderazgo republicano es de entre 12 mil millones de dólares y 15 mil millones de dólares.

“Intento presentar legislación, la Ley de Financiamiento Fronterizo 2017 (Border Funding Act of 2017) que pondría un impuesto de 2% a esas remesas, como Western Union y Moneygram. Eso generaría cerca de mil millones de dólares al año”, señaló.

Estimó que el total de remesas desde Estados Unidos hacia países latinoamericanos asciende anualmente a unos 30 mil millones de dólares “la mayoría para México”, aunque no ofreció detalles sobre si el gravamen  propuesto sería general o sólo a las remesas dirigidas a nuestro país.

Su planteamiento fue hecho en el marco de una comparecencia del secretario de Seguridad Nacional, general John Kelly ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

En días pasados, el Banco de México dio a conocer que en las remesas que enviaron los migrantes a México en 2016 alcanzaron un nivel histórico de 26 mil 970 millones de dólares, monto que superó los 26 mil 58 millones de dólares de remesas de 2007.

De acuerdo con especialistas, los envíos de dinero a México, principalmente desde EU, se ubicaron como la segunda fuente de divisas del país, después de las exportaciones automotrices.

En tanto, el pasado 31 de enero, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, anunció que el presidente Enrique Peña Nieto enviará una propuesta de reforma para proteger el proceso de envío de remesas desde EU.

El posible uso de las remesas a México como mecanismo de pago por el muro fronterizo fue primero propuesto por Donald Trump durante su campaña presidencial, aunque su jefe de gabinete indicó recientemente que la Casa Blanca considera diferentes opciones de financiamiento.

Durante la audiencia legislativa, Kelly expresó su expectativa de que la construcción del muro esté en marcha en un lapso de dos años, pero no descartó que se puedan construir de manera inmediata algunas porciones de barreras en las zonas más necesarias.

Actualmente, Estados Unidos tiene mil 46 kilómetros de barreras físicas en su frontera sur, y se están construyendo porciones adicionales en el área de San Diego, dijo.

Señaló que cualquiera que sea la longitud del muro, deberá complementarse con recursos humanos adicionales, tales como patrullajes, así como globos aerostáticos y nuevos sensores, toda vez que los existentes –dijo— son tecnología de los años ochenta.  (Fuente: Notimex)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)