Ataque a policías estatales podría ser una represalia por decomiso de droga a narcomenudistas

Posted on enero 18, 2018, 11:44 pm
2 mins

CANCÚN, MX.- Una venganza de parte de un grupo delictivo es una de las líneas de investigación que está siguiendo la Fiscalía General del Estado en el caso del ataque a balazos contra dos elementos de la patrulla 12092 de la policía estatal el pasado miércoles, donde uno de ellos resultó herido y permanece hospitalizado.

De acuerdo con información extraoficial, no se descarta que el ataque a los policías se trata de una represalia por la detención, el pasado sábado, de dos personas en la Región 92 a las que les fue decomisado un cargamento de 300 dosis de droga.

Aunque la Fiscalía General del Estado no confirma la relación entre la detención de estos narcomenudistas y el ataque a balazos contra los policías estatales, la Fiscalía General del Estado abrió la carpeta de investigación 27/2018 contra quienes resulten responsables de este intento de homicidio.

 

Este jueves, el comandante Carlos M.C.L, fue reportado delicado de salud, pero ya se encuentra en un área de recuperación tras la cirugía a la que fue sometido en el hospital de especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la Región 510.

Como se informó, el policía alcanzado por las balas presentaba una lesión en el brazo derecho, múltiples lesiones en flanco y muslo derecho, además de que le fue retirada una ojiva que se encontraba alojada en su miembro.

Hoy se sabe que el comandante estatal en todo momento protegió a su compañera policía de las ráfagas de las armas largas y que fue gracias a que portaba chaleco antibalas que no murió en el lugar.

El comadante Córdoba, como es conocido en la corporación, tenía solamente seis meses como integrante de la policía estatal.

En el lugar del ataque se encontraron 37 casquillos percutidos, de los cuales 29 fueron del arma conocida como AR-15 y 7 casquillos del AK-47 conocido como cuerno de chivo. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)