ESPECIAL | ‘ESPÍRITU PRIVATIZADOR’ EN EL DESARROLLO URBANO DE QR: Mayor densidad poblacional y menor equipamiento público, riesgos de la nueva Ley de Asentamientos Humanos

Junto con la Agenda de Proyectos Estratégicos, la nueva reglamentación va favorecer intereses y proyectos privados, advierten especialistas.

Posted on abril 09, 2018, 7:43 pm
5 mins

Por Leslie Gordillo

CANCÚN, MX.- La iniciativa para una nueva Ley de Asentamientos Humanos y Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano del estado de Quintana Roo, ha generado ya inconformidades por parte de colegios y grupos ambientalistas, por la afectación que, afirman, se generaría al equilibrio en el entorno y sobre todo la integración social.

Y es que aseguran que además de reformar los estatutos de vivienda, equilibrio ecológico, protección al medio ambiente, propiedad y condominios, la propuesta del diputado Juan Carlos Pereyra Escudero, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Asuntos Metropolitanos, modifica, por ejemplo, el concepto de equipamiento o servicios urbanos a satisfactores urbanos, definición que tiene consecuencias.

“Modifican la definición de equipamiento urbano y eso tiene consecuencias. Es un ejemplo por el espíritu privatizador que tiene esta ley. Esta ley empata con otra iniciativa que ya sacó el gobierno del estado que es la Agencia de Proyectos Estratégicos y que en general también va para hacer una ley que va favorecer intereses y proyectos privados”, declaró Tulio Arroyo Marroquín.

En esta iniciativa se expide la Ley de Acciones Urbanísticas, se reforman y adicionan nuevas disposiciones de la Ley de Vivienda y Propiedad de Condominio; elementos que el legislador justifica por el crecimiento desordenado de la entidad, que no permite a los inversionistas tener seguridad y certeza jurídica de la tierra; sin embargo, ahora se habla de permitir mayor densidad e incluso un grave daño a temas de equipamiento.

“La cuestión del equipamiento urbano también se ve afectada, porque actualmente la Ley de Fraccionamientos obliga a que el 15 por ciento del terreno, sin contar camellones y glorietas, es para equipamiento urbano, parques y es para una cuestión pública, no privada, no para iglesias, escuelas privadas, negocios o centros comerciales, es para servicios urbanos y los servicios urbanos son públicos”, agregó Tulio Arroyo.

“Habilitar un espacio público justamente regulado y acreditado donde se involucre a la población vulnerable para identificar sus necesidades, va corresponder de manera positiva su desarrollo social… redundando en su capacidad de corresponder en el área laboral, habrá personas más productivas y no estar en una posición apática u hostil”, explicó la psicóloga Sandybel Robaldino Aguilar, psicóloga de la Clínica Salud Mental Cancún.

Estos factores sin duda podrían impactar no sólo en temas de imagen urbana, sino que trastocarían al núcleo social, en el que ya de por sí se tienen graves conflictos de adicciones entre jóvenes, vandalismo e inseguridad.

“Tiene otras cosas que incluso no pasaron en la Ley General y aquí la pretenden pasar, una es modificar, darles opciones a los desarrolladores de modificar la densidad, la densidad toca directamente al bienestar de la sociedad, porque se permiten más viviendas por área y toca directamente el medio ambiente sano, si vas a amontonar está mal”, mencionó Arroyo.

“Esto está sustentado en una investigación, en donde se arrojó a consecuencia de esta intervención, para conocer el impacto de las personas que están desarrollándose en el ambiente hotelero y posteriormente el regreso a sus viviendas precarias o de hacinamiento, cómo repercute en su estado emocional y se encontraron niveles elevados de depresión o ansiedad”, lamentó Robaldino Aguilar.

Los foros de propuestas ya concluyeron, por lo que quienes participaron están en espera de que exista verdadera voluntad política para atender las inconformidades, de lo contrario podría pensarse en una controversia constitucional o amparos contra la ley, pero se espera que el producto final cumpla con el bienestar social y de respeto a otros organismos ya existentes, en lugar de defender los intereses privados que dañan a la sociedad en sus puntos más básicos de bienestar. (Noticaribe)

 

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)