A un día del debate, madres le reclaman a Margarita Zavala que no “movió ni una uña” cuando jóvenes del Tec de Monterrey fueron acribillados por militares

Posted on abril 21, 2018, 10:56 pm
11 mins

MONTERREY, NL.- Margarita Zavala, aspirante independiente a la Presidencia de México, aún tiene pendientes por finiquitar en esta localidad, tras una serie de compromisos que, a la fecha, aún no cumple ante familiares de víctimas de la violencia.

La esposa del expresidente Felipe Calderón dijo que ayudaría a los familiares de los estudiantes del Tec de Monterrey asesinados por militares, así como a los deudos de las personas que murieron en el ataque incendiario en el Casino Royale.

Los seres queridos de las víctimas acusan que la expanista ha fallado en su promesa.

Recientemente, familiares de desaparecidos también la encararon cuando acudió a Monterrey. Entonces reprocharon a la aspirante independiente que no intercediera por ellos, como primera dama, cuando la guerra contra el narco, que desató su marido Felipe Calderón, dejó miles de muertos y desaparecidos.

En respuesta, Zavala Gómez del Campo justificó que, como esposa del mandatario, hizo lo que pudo en estos casos, y algunas de sus acciones no fueron difundidas en medios.

“Nos dijo que no iba a dejar el caso”.

Rosa Elvia Mercado, madre de Jorge, estudiante del Tec asesinado el 19 de marzo del 2010, recibió una llamada en casa, días después del homicidio.

“Habla Margarita. Quiero presentarme con ustedes para darles el pésame”, dijo la voz al otro lado del teléfono.
La señora Mercado se aprestaba a acudir esa mañana a un homenaje luctuoso que efectuarían las autoridades del Tecnológico de Monterrey en el interior del mismo campus donde Jorge Antonio Mercado Alonso y su amigo Javier francisco Arredondo Verdugo fueron acribillados por soldados.

Como no supo quién hablaba, Rosa Elvia comentó, apenada: “No sé cuál Margarita”

“Soy la primera dama. Va a haber un evento, ¿le avisaron?”, aclaró la interlocutora, quien se comunicaba desde la Ciudad de México para comentarle que acudiría al mismo acto que organizaban las autoridades del Tec, con el fin de recordar a los jóvenes estudiantes de posgrado que fueron acribillados por los militares.

Cuando Rosa Elvia y su marido Joel Medina acudieron al sitio del homenaje luctuoso, ahí ya estaba Zavala Gómez del Campo, acompañada de su marido, el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Recuerda Joel, en entrevista en esta ciudad, que la ahora candidata a la Presidencia los saludó y aseguró que no dejaría el caso.

Los deudos necesitaban ayuda urgente. Inicialmente, los estudiantes fueron considerados sicarios y el Tecnológico de Monterrey y la Procuraduría de Nuevo León demoraron más de un día en aclarar la infundada versión.

Cuando ocurrió la cita en el Tec, los familiares de los dos muchachos clamaban que las autoridades limpiaran sus nombres y que presentaran ante la justicia a los culpables.

Ocho años después, Joel recuerda con decepción el resultado de aquel encuentro.

“Ella nos comentó que no iba a dejar el caso, que iba a seguir adelante hasta las últimas consecuencias y que íbamos a contar con el apoyo de ella para siempre. Pero fue la primera y última vez que la vimos. No volvió a aparecer para nada. Era la primera dama, la que estaba más cerquita del presidente, pudo haber hecho algo importante”, sentencia Medina.

Complementa Rosa Elvia: “Ella se comprometió. Nos dijo que lucharía para llegar a la verdad y la justicia, hasta las últimas consecuencias, pero fueron sólo palabras, pues no hizo nada, en realidad. Hubiéramos esperado justicia”.

Los dos acudieron a la presentación del documental “Hasta los dientes”, el pasado 19 de marzo en la Cineteca de Nuevo León. La película dirigida por Alberto Arnaut denuncia el caso de los jóvenes alumnos muertos, quienes no han recibido justicia.

Abandonó a Alejandrito

Así como se desentendió de la promesa a los familiares de Jorge y Javier, Margarita Zavala también olvidó cumplir con las promesas de asistencia para los deudos de la masacre en el Casino Royale, la casa de apuestas que fue incendiada por un comando de Zetas, la tarde del 25 de agosto de 2011.

En aquella jornada criminal fueron asesinadas 52 personas y muchos familiares quedaron en el desamparo.

Entre las víctimas del siniestro estaba Eduardo Martínez, quien dejó en la orfandad al niño Alejandro Javier Martínez Sáenz, que sufre del síndrome Worning, un padecimiento que produce distrofia muscular espinal infantil y que lo ha mantenido en cama toda su vida.

Días después de la masacre, Margarita Zavala acudió a la casa de Patricia Sáenz Cantú, viuda de Eduardo. Ese 6 de septiembre, la entonces primera dama llegó con su séquito al domicilio ubicado en la colonia Lomas de San Jerónimo, al poniente de Monterrey.

Ahí se comprometió a crear un fideicomiso para atender las necesidades de Alejandrito, cuyas necesidades eran de 12 mil pesos mensuales. El niño, quien ahora ya es adolescente, vive conectado a un respirador artificial que funciona las 24 horas. Además, debe alimentarse a través de una sonda gástrica.

Junto a la tristeza de perder a su marido, Patricia enfrentaba la desaparición de la empresa de canceles con la que Eduardo mantenía a la familia.

Margarita la tranquilizó. Recibió la lista de necesidades de la familia y dijo a Patricia que no se preocupara.
El fideicomiso nunca se cristalizó.

Samara Pérez, quien es vocera de los deudos del Casino Royale, señala que la situación de la señora Sáenz es desesperada, porque en este mes de abril vence el seguro que ella misma contrató para costear la onerosa atención diaria que necesita su hijo. Su futuro es incierto.

“No moviste ni una uña”

Zavala Gómez del Campo estuvo el lunes 16 en Monterrey en gira de un día como candidata sin partido a la Presidencia de la República.

Como parte de sus actividades proselitistas, invitó a organismos ciudadanos para sostener una reunión y exponerles su plan de seguridad.

En el encuentro estuvo Irma Leticia Hidalgo, madre del joven desaparecido Roy Rivera, quien pidió la palabra para increpar a la expanista y preguntarle por qué no actuó a favor de las víctimas cuando su marido era presidente, en el sexenio 2006-2012.

Como se observa en un video que circula en redes sociales, la presidenta de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl) señala a la exprimera dama que el combate a la inseguridad que inició Calderón Hinojosa dejó, como saldo, unos 100 mil muertos y 34 mil desaparecidos, sin que hasta ahora un solo mando policiaco o de las Fuerzas Armadas haya sido procesado por ello.

“Tu viniste y abrazaste a los familiares del Casino Royale. ¿Qué hiciste Margarita, qué hiciste por ellos? Ninguno de los mandos ha sido procesado. Viniste y abrazaste, también, a las familias de Jorge y Javier, del Tecnológico de Monterrey, asesinados por el Néctar Urbano 4 (clave de su comando) del Ejército, que está haciendo lo que está haciendo con nosotros. Los abrazaste y no moviste ni una uña, ellos lo dicen”, encara Hidalgo a Zavala.

En el mismo video, la activista recuerda a la expanista que las víctimas de la guerra contra el narco no son “daños colaterales”, ya que todos ellos tienen identidad.

“Roy es un estudiante de la Universidad Autónoma de Nuevo León, desaparecido por policías a los que nos dices que nos tenemos que acercar. No es cierto, Margarita. No es a través de las pistolas que nos vas a traer la paz y a nuestros hijos desaparecidos. Es a través de que voltees a ver a las víctimas”, reclama Irma Leticia a Zavala.

En el mismo video, la candidata sin partido expresa su solidaridad a la madre de Roy y recuerda que sí acompañó a los afectados.

“Desde luego, nunca fui indiferente al dolor (…). Como tú bien sabes, estuve ahí con las víctimas. Jamás he utilizado el dolor de nadie, para nada. Tú misma me reconociste que hasta dónde tú hubieras podido hacer, yo hice. De verdad, no salió mediáticamente, hasta dónde pude haberlo hecho. Eso a mí me permite tener claramente una visión mucho más amplia”, justifica Margarita Zavala a manera de explicación sobre su acercamiento a los afectados. (Fuente: Proceso)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)