Hallan a pareja muerta en el interior de una camioneta en Tulum

0
1

TU­LUM, MX.- Los cuer­pos sin vi­da de un em­pre­sa­rio lo­cal y una mu­jer fue­ron en­con­tra­dos en el in­te­rior de una ca­mio­ne­ta ti­po Su­bur­ban, pro­pie­dad del aho­ra oc­ci­so, quien fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Juan Jo­sé La­ra Ma­tos, con do­mi­ci­lio en el frac­cio­na­mien­to Vi­llas Tu­lum de es­ta ciu­dad. De ma­ne­ra in­me­dia­ta no se die­ron a co­no­cer los da­tos de la mu­jer.


Los cuer­pos es­ta­ban re­cos­ta­dos en el asien­to de­lan­te­ro; él, en el asien­to del con­duc­tor y ella en el lu­gar del acom­pa­ñan­te, pe­ro re­cos­ta­da en su la­do iz­quier­do. Am­bos ves­tían pan­ta­lo­nes cor­tos, ca­mi­se­ta de­por­ti­va y blu­sa, res­pec­ti­va­men­te.
El ve­hí­cu­lo, co­lor ro­jo vi­no con pla­cas del Es­ta­do UVX-9648, es­ta­ba es­ta­cio­na­do des­de la no­che del lu­nes en el ki­ló­me­tro 8.5 de la ca­rre­te­ra Tu­lum-Bo­ca Pai­la, don­de uno de los em­plea­dos del em­pre­sa­rio, Cris­ti­no de la Cruz, ob­ser­vó la uni­dad.
Sin em­bar­go, fue el her­ma­no del aho­ra oc­ci­so, Ma­rio Ro­mán La­ra Ma­tos, quien acu­dió al si­tio don­de es­ta­ba el ve­hí­cu­lo, cer­ca del me­dio­día, e in­clu­so in­gre­só al ho­tel Pla­ya Sel­va pa­ra pre­gun­tar si es­ta­ría ahí alo­ja­do.
Al acer­car­se a la Su­bur­ban es­ta­cio­na­da se per­ca­tó que en el in­te­rior es­ta­ban dos cuer­pos, por lo que rea­li­zó el lla­ma­do a las au­to­ri­da­des.
De in­me­dia­to acu­die­ron au­to­ri­da­des de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca y se dio avi­so a la au­to­ri­dad mi­nis­te­rial y per­so­nal de la Po­li­cía Ju­di­cial del Es­ta­do.
Tras rea­li­zar to­das las di­li­gen­cias y ob­ser­var que ni los cuer­pos ni el ve­hí­cu­lo pre­sen­ta­ban sig­nos de vio­len­cia, se sos­pe­cha que el mo­nó­xi­do de car­bo­no, al apa­gar­se el mo­tor y te­ner fun­cio­nan­do el ai­re acon­di­cio­na­do, les pro­vo­có la muer­te, se­gún dio a co­no­cer el di­rec­tor de la po­li­cía pre­ven­ti­va, Ser­gio Bo­lio Ta­pia.
La agen­cia mi­nis­te­rial so­li­ci­ta­rá la ne­crop­sia de ri­gor pa­ra de­ter­mi­nar la cau­sa de muer­te.
El fa­lle­ci­do era pro­pie­ta­rio de una em­pre­sa de trans­por­ta­ción tu­rís­ti­ca en la lo­ca­li­dad. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook