Liberan a mujeres relacionadas con banda de secuestradores

0
7

CHETUMAL, MX.- El juez Primero de lo Penal liberó a las dos mujeres integrantes del grupo criminal que comanda el ex agente de la Policía Judicial del Estado (PJE), Isidoro Raya Benítez, mediante el cobro de una fianza de diez mil pesos a cada una de ellas, mientras que los otros dos sujetos no obtuvieron ese beneficio porque uno de los delitos que enfrentan (homicidio en grado de tentativa) es considerado como grave.


Mientras, la defensa de los cuatro detenidos hasta la tarde del día de hoy no había presentado pruebas a favor de sus clientes, aunque se espera que lo hagan en el transcurso de los próximos días, porque el término constitucional para la resolución de la situación jurídica de los acusados vence hasta el fin de semana.
De hecho, las dos mujeres integrantes del grupo criminal, que había asentado su base de operaciones en la comunidad de Limones, desde ayer solicitaron su fianza, la cual les fue concedida sin ningún problema por parte de la secretaria de acuerdos del Juzgado Primero de lo Penal, Liz Aimé Custodio, a quien le correspondió tomar la declaración preparatoria a los presuntos hampones.
De hecho, Liz Aimé Custodio fue tan complaciente con los integrantes del grupo criminal, que luego de tomar la declaración preparatoria a Gloria Cristal Morfín Cabañas, la defensa le dijo a la funcionaria del Juzgado Primero de lo Penal que iba a pagar la fianza de las dos mujeres, pero que apenas los familiares andaban juntando el dinero, por lo que hizo tiempo para que tuviera lugar esta circunstancia.
Después de declarar Gloria Cristal Morfín Cabañas seguía Adriana Díaz Ordaz, pero la secretaria de acuerdos, Liz Aimé Custodio fue tan complaciente con las presuntas delincuentes, que para hacer tiempo y ver que los familiares de las detenidas junten el dinero, procedió a tomar la declaración del ex kaibil Rudy Alfredo Molina.
Terminó de declarar Alfredo Molina y los familiares de las detenidas no habían conseguido el dinero para pagar, y a la secretaria de acuerdos no le quedó más remedio que tomar la declaración preparatoria de Adriana Díaz Ordaz, y de esta manera, las dos integrantes del grupo criminal que operaban en la comunidad de Limones pasaron una noche en el centro penitenciario de esta ciudad.
Sin embargo, hoy al medio día, la defensa de las dos mujeres pagó la fianza de las mismas y de esta manera abandonaron las instalaciones del Centro de Readaptación Social (Cereso) de esta ciudad, alrededor de las 15:00 horas.
Lo anterior, pese a que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ya había consignado otro expediente ante el Juzgado Penal en turno, en el cual solicita orden de aprehensión en contra de los cuatro acusados, por el delito de asociación delictuosa.
Pero en esta ocasión, la PGJE no se coordinó con el Juzgado Primero de lo Penal para impedir que las mujeres obtuvieran su libertad, ya que cuando el procurador, Francisco Alor Quezada lo quiso hacer, las mujeres ya habían depositado la fianza de 10 mil pesos cada una de ellas, pues le dieron todas las facilidades para que lo hicieran por parte de la secretaria de acuerdos, Liz Aimé Custodio.
Sin embargo, las dos integrantes del grupo criminal al mando del ex agente de la PJE, Isidoro Raya Benítez, seguirán enfrentando el proceso penal por el supuesto delito de privación ilegal de la libertad, cometido en agravio del narcomenudista Cecilio Alamilla Ochoa.
Así como a sus dos compinches que responden a los nombres de Rudy Alfredo Molina y Tomás Floreano Campechano, sólo que éstos enfrentan los delitos de homicidio en grado de tentativa y privación ilegal de la libertad.
El primero es considerado como ilícito grave, por lo que no tuvieron derecho a fianza.
El término constitucional para la resolución de la situación jurídica de los cuatro integrantes del grupo armado vence este fin de semana. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook