Advierten riesgos por tráfico de carnes sin regulación sanitaria

0
18

CHETUMAL, MX.- El riesgo de consumir carne contaminada es “latente”, al existir una red de comerciantes y consumidores de este producto, advirtió el Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria, organismo que se declara sin los recursos económicos y humanos suficientes para hacer frente a esta práctica.


La introducción clandestina, “se da principalmente por los bajos precios por los que se obtienen los animales, productos y subproductos”, afirman autoridades del organismo.
A través de un comunicado de prensa, al comité mencionado informó acerca del proceso por medio del cual de contrabando ingresan a territorio quintanarroense: “Los animales son sacrificados en lugares clandestinos, sin inspección sanitaria, transportadas en condiciones inaceptables y sin la obtención de documentos oficiales”.
Menciona que, para que la venta de estos productos siga siendo negocio debe existir una cadena de personas que incurren en omisiones permitiendo la comercialización de esta carne sin solicitar la documentación que acredite su buena calidad.
En este proceso participan, “desde el carnicero, taquero, restaurantero, jefe de compras, de alimentos y bebidas que los adquiera aún conociendo las condiciones como se obtiene, con el afán de gastar menos, sin tomar en cuenta el daño que le pudiera ocasionar al consumidor”.
La carne es transportada en vehículos no acondicionados, en ocasiones en vehículos de pasajeros o autos particulares que no garantizan la conservación del producto.
En el documento se aclara que el Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria de Quintana Roo, es un organismo auxiliar que depende de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural e Indígena (Sedari).
El presidente José Luis Rubio Rodríguez precisó que el organismo “no es policía ni juez para imponer sanciones inmediatas, ya que de eso se encargan otras autoridades como la Policía Federal, Policía Estatal, Sedena”, dijo.
Agregó que el comité carece de los recursos económicos, humanos y materiales que permitan por si solo, erradicar estas actividades. “El consumidor confía en que los productos cárnicos que son expendidos para el consumo, ya cumplieron con los requisitos legales y están vigilados por las autoridades correspondientes”.
Sin embargo, el problema que representa esta actividad es el sanitario, ya que al desconocerse las condiciones reales del producto, el riesgo de contraer enfermedades contagiosas está presente. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook