Citan a Kalimba por violación

0
17

CHETUMAL, MX.- El cantante Kalimba fue citado la tarde de ayer por la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo, a través de su homóloga en el Distrito Federal, para responder en torno a la denuncia que pesa en su contra por la presunta violación sexual en perjuicio de una menor de edad, en la ciudad de Chetumal.

Amplían investigación

CHETUMAL, MX.- La Policía Judicial del Estado investiga al empresario que contrató al artista Kalimba, al manager de éste y al staff que estuvieron con él en la madrugada del domingo 19 de diciembre, cuando presuntamente violó en su cuarto del hotel Grand Marlon a una edecán de 17 años de edad, después de que se presentó en su faceta de DJ Tripod en la discoteca Buda Bar de esta ciudad.
Asimismo, la Procuraduría General de Justicia del Estado, a una semana de que la agraviada puso la denuncia penal, solicitó a la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal la colaboración para localizar al artista Kalimba Kadjhali Marichal Ibar, para que declare con relación al delito de violación cometido en agravio de una menor de edad.
También quedó patente que no existe manera de que el artista llegue a un arreglo económico, con la presunta agraviada, porque una vez denunciada la violación se persigue de oficio y es un delito grave, de modo que la averiguación previa deberá continuar hasta su consignación.
En este sentido, cabe recordar al lector que el cantante Kalimba realizó en Chetumal una presentación como disc jockey, bajo el nombre de DJ Tripod, en la discoteca denominada Buda Bar, ubicada en el Boulevard Bahía, el pasado sábado 18 de diciembre, traído por la empresa llamada New Generation, que hasta lo promocionó como “ex OV7”.
En la discoteca propiedad de Javier Regalado Hendricks conoció a la agraviada, una menor de edad de 17 años, que es edecán y estudiante del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios 214 (CBTIS 214), que le fue “conectada” por el administrador del bar, Justo Ruiz, quien inclusive llevó a Kalimba y a dos edecanes al hotel Grand Marlon en la madrugada del domingo 19 de diciembre, a bordo de una camioneta tipo Van color blanco, para seguir la fiesta que iniciaron en el antro con bebidas gratis.
Fue en el cuarto de hotel donde supuestamente ocurrió la violación, pasadas las tres de la mañana, presuntamente cuando la menor de edad se quedó dormida por un momento en la habitación.
Sin embargo, la adolescente se presentó a denunciar los hechos ante el Ministerio Público del Fuero Común el lunes 20 del presente mes por la tarde, acompañada de un familiar.
El expediente de la averiguación previa abierta por este caso quedó marcado con la clave ZS/Chetumal/ES/84/12/2010, por el delito de violación en agravio de una menor de edad.
Conferencia del procurador
En improvisada rueda de prensa que ofreció en su oficina, el procurador Francisco Alor Quezada apuntó que se están haciendo unas diligencias complementarias para proveer de mayor información a la Procuraduría del Distrito Federal, a efecto de que apoye la localización de Kalimba Marichal y que pueda declarar en torno a los hechos, y una vez que sea tomado su versión se reenvíe el expediente a la capital del estado para que el agente del Ministerio Público del Fuero Común encargado del caso le dé seguimiento con todo lo que se ha ordenado de la investigación hacia la Policía Judicial del Estado.
“No se había solicitado la colaboración de la Procuraduría del Distrito Federal porque faltaban los resultados de algunos exámenes que se tenían que complementar y obviamente con esto se envía a la ciudad de México”, dijo Alor Quezada, para justificar la dilación de una semana.
“Y una vez que sea recepcionada en la ciudad de México la averiguación previa, en este convenio de colaboración que tenemos entre las procuradurías se solicite la localización y presentación en el Distrito Federal para que declare como presunto responsable del delito de violación, Kalimba Marichal”, dijo.
Respecto al resultado del dictamen pericial practicado a la agraviada, el procurador indicó no podía decir nada al respecto, porque eso es parte de la secrecía del expediente.
“Pero les puedo decir contundente que lo que existe en la averiguación previa nos obliga a solicitar la comparencia en estos hechos a Kalimba Marichal para que declare como presunto responsable del delito de violación”, expresó.
Seguidamente, el procurador indicó que se investiga a otras personas que se encontraban en el hotel donde ocurrieron los hechos, entre ellas, el staff y el manager del artista y una persona de esta ciudad, pero también se están investigando al empresario que contrató al cantante para el deslinde de responsabilidades.
Cuestionado qué procedería en caso de que la agraviada llegue a un acuerdo económico con el ahora inculpado, el procurador indicó que el delito es de oficio y es considerado como grave, por lo que no hay manera de desvirtuarlo.
Asimismo, expresó que el cantante puede venir a declarar aquí o en el Distrito Federal pero que lo tiene que hacer conforme a derecho y que en caso de no hacerlo, teniendo los suficientes elementos el Ministerio Público del Fuero Común consignará el expediente ante el juez en turno para los fines correspondientes. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

El intérprete se encuentra en posibilidad de rendir su declaración ante el ministerio público de la Procuraduría del Distrito Federal, demarcación en donde radica, y su declaración seria turnada a la Procuraduría de Quintana Roo, instancia a la que también podría presentarse directamente.
“Ya salió el exhorto y, a través del Convenio inter Procuradurías solicitamos a la Procuraduría del Distrito Federal, que gire una orden de localización y un citatorio para que la persona conocida como Kalimba, se presente a conocer de la denuncia y rinda su declaración conforme al delito que se le imputa, que está tipificado como grave en el Código Penal”, expresó el procurador de Justicia del estado, Francisco Alor.
El artista debe presentarse personalmente para darse por enterado de la acusación que pesa en su contra, por el delito de violación de una chica de 17 años, delito tipificado como grave según las recientes modificaciones al Código Penal estatal, que amerita sanciones que van de los 25 a los 50 años de cárcel, incluso cadena perpetua.
“Es un delito que no prescribe y, de darse, de acreditarse, alcanzaría de 25 a 50 años y hasta la detención de por vida”, indicó Alor Quezada, quien informó que existen elementos suficientes para requerir la presencia del ex integrante del grupo musical ya extinto, “La Onda Vaselina”.
El funcionario explicó que uno de los elementos que fundamentan la orden de localización y el citatorio, consiste en el dictamen médico que le fue practicado a la denunciante, que determina la existencia de violación sexual.
La joven que acusa a Kalimba tiene 17 años e interpuso la denuncia en contra del intérprete, acompañada de su tia y asistida por personal de la Procuraduría para la Defensa del Menor y la Familia del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del estado.
De acuerdo con su declaración ministerial, ofrecida el 20 de diciembre pasado, la agraviada narró que fue contratada como edecán para trabajar en el Budah Bar, localizado en Chetumal, al sur de Cancún.
En aquel establecimiento actuaría Kalimba, quien semanas antes se habría presentado en la Villa del Cambio Climático que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) montó en Cancún, con motivo de la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático, efectuada del 29 de noviembre al 10 de diciembre.
En ese mismo lapso, el artista actuó en una discoteca de la zona hotelera de este centro turístico.
Semanas después, al término de su presentación en el Budah Bar, el cantante invitó al staff al hotel Marlon, en donde se hospedaba, para brindar por el éxito de la velada que se prolongó hasta las seis horas.
Como parte del staff se encontraban la agraviada y otra chica, también de 17 años, ambas contratadas como edecanes, lo cual tendrá que ser investigado por autoridades del ayuntamiento de Othón P. Blanco.
Durante el brindis, la denunciante dice haber perdido de vista a su compañera. Ella asegura haberse quedado en una sala, hasta el momento en que Kalimba la invitó a pasar a su habitación, marcada con el número 201.
“Lo que la menor refiere es que estando ahí se empezó a quedar dormida, que sintió que Kalimba la desnudaba y que bueno, al despertar, se dio cuenta de que había sido víctima de una violación”, citó el procurador. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook