Denuncia empleada del Barceló “trato abusivo y humillante”

0
40

TULUM, MX.- Directivos empresariales y de seguridad privada del Complejo Turístico Barceló Riviera Maya, situado a 25 kilómetros de Playa del Carmen, y 35 kilómetros de esta ciudad de Tulum, fueron demandados ante el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) del municipio de Solidaridad, por “trato abusivo y humillante”, en agravio de Janet Reyes de la Cruz, a quien privaron de su libertad por espacio de seis horas, desnudándola por guardias del centro de hospedaje, explorándole sus partes íntimas, supuestamente buscando 200 mil pesos que habían desaparecido de la caja fuerte de una habitación.

Narra empleada infierno

TULUM, MX.- Luego de que fuera privada de su libertad y desnudada, en busca de 200 mil pesos, que le fue robado a un huésped, empleada del hotel Barceló ubicado en la Riviera Maya interpone denuncia ante las autoridades ministeriales, así como ante la Procuraduría Auxiliar de la Defensa del Trabajo, toda vez de que pese a que no se le comprobó el delito fue despedida.
El pasado 22 de diciembre, Janet Reyes de la Cruz, quien laboraba en el hotel Barceló vivió un infierno, esto tras haber sido acusada por un guardia de seguridad del robo de 200 mil pesos, que le fuera despojado a un turista extranjero hospedado en el hotel. Fue humillada, privada de su libertad por un lapso de seis horas, tiempo en que permaneció desnuda.
En este sentido, la agraviada con lágrimas en los ojos narró que de forma normal laboró como camarista el pasado miércoles 22 de diciembre, como ha venido desempeñándose desde hace 2 meses, pero siendo alrededor de las 16:00 horas le informaron que pasara al área de donde se hallan los agentes de seguridad.
Ahí llegó Abel Vázquez, encargado del área de Recursos Humanos, así como Lorena N., quien labora como seguridad y María de Lourdes delegada sindical, que debe estar para proteger al trabajador, mismos que procedieron de forma prepotente y grosera a interrogarla sobre el robo de 200 mil pesos, señalándola como la presunta responsable, a forma de presionarla le indicaron de que la policía judicial vendría por ella, debido a que ya había una denuncia interpuesta.
“Me decían que podría traer los 200 mil pesos dentro de mi ropa interior, al desnudarme y ver que no había nada, me introdujeron sus dedos en mi vagina, siendo imposible que alguien pueda introducirse tal cantidad dentro de sus partes íntimas”, acotó, ya alrededor de las 22:00 horas, acudió al lugar Narda, delegada sindical de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), la cual dijo que esas no eran las formas de tratar a un empleado y, menos sin fundamentos y fue así que finalmente la dejaron ir.
Al día siguiente, el 23 de diciembre, y pese a los sucesos acudió a laborar pero le indicaron que estaba despedida, debido a ello acudió a la Procuraduría Auxiliar de la Defensa del Trabajo, igualmente a la agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) en donde interpuso formal denuncia, la cual está relacionada con la A.C. 185/10 por hechos probablemente constitutivos de delito en contra de Rafael Medina, director general del hotel, así como en contra quienes resulten responsables.
Finalmente, narró que le quitaron todas sus pertenencias, como suelen hacer los guardias de seguridad con los trabajadores, de ahí que en una Van fue llevada a Tulum, narrando lo ocurrido al conductor que se apiadó de ella. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

La denuncia de la agraviada que responde al nombre de Janet Reyes de la Cruz, de 37 años de edad, originaria de Macuspana, Tabasco, quedó asentada en la Acta Circunstanciada, número AC/185/2010, por Hechos Probablemente Constitutivos de Delito, mientras que por otro lado la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de Playa del Carmen, inició ya las diligencias correspondientes para aplicar la justicia laboral, bajo el Expediente Número I-1994/2010.
La mujer agraviada denunció públicamente ante diferentes medios de comunicación que al día siguiente de los hechos respecto al trato abusivo y humillante, donde prácticamente fue víctima de abuso sexual con los dedos de dos guardias femeninas, fue despedida de su trabajo como camarista, no sin antes ser advertida por el gerente de Recursos Humanos, Hugo Cruz Palma, que las cosas ahí quedaban y no sería denunciada, pero que del trabajo quedaba despedida, sin derecho a los beneficios y aguinaldo de fin de año.
Cabe mencionar que Janet Reyes de la Cruz presentó su querella el 23 de diciembre por la tarde en el Ministerio Público de Playa del Carmen, sin embargo, según ella, la autoridad ministerial sólo le admitió sus declaraciones y denuncia en un Acta Circunstanciada, por daños emocionales, punitivos y presunto abuso sexual.
La agraviada se quejó de un trato increíblemente abusivo de parte de los guardias de seguridad privada y directivos del hotel Barceló, quienes incluso la obligaron a quitarse la ropa interior, y ellos explorarla con los dedos, supuestamente porque ahí había escondido los 200 mil pesos. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook