Proyecto de mejora del centro de Cancún incluiría permitir levantar “rascacielos” de hasta 14 pisos

0
11

CANCÚN, MX.- A menos de 100 días de que concluya la actual administración municipal, el gobierno de Benito Juárez prepara un proyecto para mejorar la imagen e infraestructura del centro de la ciudad, que incluye la posibilidad de construir edificios “de no más de 14 pisos” en la histórica zona del parque de las Palapas.


Antes, el Cabildo deberá autorizar cambios de uso de suelo, como pasó a finales de las administraciones de Francisco Alor Quesada y el interinato de Carlos Canabal Ruiz y que involucraron millonarias “comisiones”.
El alcalde, Jaime Hernández Zaragoza indicó que será el próximo año cuando se retomará el proyecto del rescate de la zona centro y que para ello se incluirá a los tres niveles de gobierno.
Aunque no aportó mayores datos, menciona que se pretende “rescatar” desde la avenida Náder hasta la Yaxchilán, y comprende entre otros puntos “históricos”, el parque de las Palapas y el palacio municipal, que hasta hace un semestre aproximadamente intentó reubicar Gregorio Sánchez Martínez cuando era alcalde de Benito Juárez.
Se sabe que el anteproyecto incluye la posibilidad de levantar “rascacielos” de no más de 14 pisos, pero antes es preciso completar varios cambios de uso de suelo en predios que ahora están abandonados pero que adquirirían alto valor comercial por su ubicación.
El alcalde Jaime Hernández dijo no conocer los proyectos que se presentaron en otras administraciones, pero señala que en esta ocasión se presentarán propuestas que buscan impulsar esta parte de la ciudad con la construcción de dos edificios de no más de 14 pisos.
De igual forma indicó que para ello quizá será necesario hacer cambios de uso de suelo, lo cual lo tendrán que consultar con el Cabildo.
El anuncio se realiza cuando se encuentra en su etapa final el interinato de Jaime Hernández Zaragoza y no es la primera ocasión que se menciona la posibilidad de construir rascacielos en la zona.
Sin embargo, los planes han enfrentado diferentes obstáculos, entre ellos legales y de tipo ambiental para su ejecución.
Al final de otras administraciones, como el interinato de Carlos Canabal o la más reciente, de Francisco Alor Quesada, los integrantes del Cabildo autorizaron cambios de uso de suelo en predios que ahora no se pueden desarrollar productos, pues las leyes ambientales lo impiden.
El alcalde, Jaime Hernández indicó que será el próximo año cuando se retomará el proyecto del rescate de la zona centro y para ello se incluirá a los tres niveles de gobierno y se incluye trabajar en lo que será el rescate de la Yaxchilán hasta la avenida Náder.
Se sabe que el Colegio de Arquitectos de Cancún aprueba la autorización de cambios en el uso de suelo para permitir mayor densidad en la zona con la idea de construir edificios más altos y modernizar las fachadas, todo con inversión únicamente privada.
El abandono en que se encuentra el centro de Cancún comenzó en la década de los 90´s, y su deterioro fue tal que empresarios decidieron integrar un Comité de reactivación que desde hace 16 años pretende mejorar las condiciones en las que se encuentra el primer cuadro, donde prevalecen el cierre de negocios y la pérdida de empleos.
Asimismo, en al menos las últimas cinco administraciones municipales, se han desarrollado diferentes proyectos para mejorar el aspecto en el primer cuadro de la ciudad.
El más reciente, fue en el primer semestre de 2007, durante el trienio de Francisco Alor Quezada se efectuó la remodelación del Parque de las Palapas, con un proyecto que costó 20 millones de pesos.
Fue lo último que se hizo para mejorar el centro, y quedó pendiente aún la parte del Palacio Municipal.
El presidente de la comisión de turismo de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Cancún, Juan Carrillo Padilla, reconoce que 15 años han sido insuficientes para reactivar esa zona.
De acuerdo con reportes extraoficiales, en el primer cuadro de la ciudad se concentran diferentes negocios que generan poco más de 6 mil empleos.
En esta zona se encuentra el Palacio Municipal, la terminal de Camiones y la avenida Tulum, que en los inicios del destino fue uno de los puntos más visitados.
Ahora, ante la falta de vigilancia la zona se ha convertido en refugio de indigentes y malvivientes, sobre todo con el cierre de numerosos locales de los mercados de artesanías, que desde hace 10 años son considerados puntos de venta de drogas.
Se sabe que un estudio integral arrojó información de que al año llegaban al centro entre 600 mil y 800 mil turistas, cifra que ahora se encuentra muy lejana de alcanzar pues los turistas cada vez encuentran menos puntos que visitar. (Fuente: Diario de Yucatán)

Comentarios en Facebook