Anotan insuficiencias para repuntar en turismo de congresos

0
11

CANCÚN, MX.- El trabajo en equipo y la visión, son los dos elementos que hacen falta en México y Cancún, para poder estar entre los 10 primeros sitios del ranking mundial en el rubro de congresos y convenciones.


Javier Gámez, director del Centro de Convenciones de Cancún (CCC), explicó que este destino turístico, a diferencia del país, sí figura entre los grandes mercados de congresos y convenciones en ciudades turísticas del mundo, pero no aparece ni en los primeros 40 lugares del ranking general como parte de un país.
El directivo de dicha empresa, comentó que para que realmente haya un despegue de este rubro en Cancún son necesarios varios elementos como la persistencia, planeación y trabajo en equipo.
Recordó que dicho rubro es muy noble, pues le dejó a Cancún durante el año pasado, una derrama de 60 millones de dólares, lo que significa dos mil dólares en promedio de gasto, independientemente de los gastos de vuelo y de hotelería.
“La derrama superó en 20 millones de dólares a los años anteriores, cuando normalmente suman entre 35 y 40 millones de dólares, la derrama por eventos de este tipo”.
Haciendo un desglose de este mercado en el destino, el 33 por ciento llega a hoteles, el 16 por ciento para restaurantes y un 16 por ciento, gasta en compras y transportación, en el rubro de diversión, gasta el 17 por ciento.
“El resto se le queda al recinto y otros prestadores de servicios”, expresó.
Mayor cultura
Javier Gámez, indicó que para lograr una mayor relevancia a nivel mundial en dicho segmento, se necesita una cultura y vocación de la que carecen muchos mexicanos.
El otro factor es el trabajo en equipo, ya que los congresos, a diferencia de las convenciones en otros segmentos, se ganan como ciudad sede, no como hotel sede, se ganan por tener una oferta de servicios completa y unificada.
“Cuando vamos a ganar congresos a otras partes del mundo vamos como Cancún, no en nombre del Centro de Convenciones”, enfatizó.
Dijo que se realiza de esta forma, porque los planificadores de estos eventos se fijan en la infraestructura, en la gobernabilidad, en los servicios y en la seguridad del destino sede antes de elegirlo.
“Generalmente tras elegirlo una vez lo eligen por cinco o seis años consecutivos, por eso es que es mejor presentarse como ciudad para este segmento que como particulares y eso hace más complicada la labor de planeación y trabajo en equipo”, añadió.
Dijo también que el tema de seguridad no es un problema, pues en seis años, los organizadores de estos eventos, no han tenido queja por incidentes con los congresistas. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook