Amaga CTM con huelga al Riu

0
2

CANCÚN, MX.- Más de 200 obreros de la construcción agremiados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), se verían afectados si el próximo 8 de febrero estalla la huelga por causa del hotel Riu, cuyos directivos se niegan a reconocer el contrato colectivo de trabajo que existe desde hace dos años con dicha agrupación sindical.

Acusan a la cadena española de desconocer contrato

CANCÚN, MX.- La cadena hotelera RIU se echó para atrás y se niega a reconocer a la CTM el contrato colectivo de trabajo para las obras donde ejecutará el RIU Esmeralda, que antes fue Villas Tacul.
Rabín Valdés, dirigente de la construcción, acompañado de David Contreras Hernández, abogado de la CTM, pidieron ayer a la Secretaría Estatal del Trabajo que convoque una mesa de diálogo para resolver un conflicto, ya que advierten que la falta de acuerdo puede llegar a la confrontación entre CROC y CTM, “a pesar de ser organizaciones hermanas”.
Por su parte la CROC advierte que defenderán su contrato, que alegan, les pertenece desde que se creó Villas Tacul.
Martiniano Maldonado dijo que el contrato lo tiene la CROC desde que en el predio estaban las Villas Tacul, además de que la cadena hotelera RIU siempre ha trabajado con la CROC.
Restó validez a la firma del contrato colectivo que la CTM firmó con el Grupo Gicsa -que adquirió el predio de Villas Tacul para luego venderlo a RIU- ya que reiteró que desde Villas Tacul la CROC tiene el contrato.
Señaló que así como la CTM defiende lo que cree le pertenece, la CROC hará lo mismo.
Mientras que Rabín Valdés reconoció que fue Gicsa la empresa que firmó con CTM el contrato colectivo, y al venderlo a la cadena hotelera RIU sólo procedía la sustitución de patrón, pero rechazó que sea la CROC la que deba quedarse con el contrato.
Señaló que en estos momentos son unos 200 trabajadores cetemistas los que están laborando en la obra, junto al hotel RIU Cancún, pero reiteró que la empresa insiste en desplazar a la CTM para darle el contrato a la CROC.
David Contreras, abogado de la CTM, señaló que para el 8 de febrero se hizo un emplazamiento a huelga, y si no hay un acuerdo en una audiencia programada en Chetumal, para el 4 de febrero, es un hecho que estallará la huelga.
Dijo que entre otras razones, es la falta de seguridad en la que se desempeñan los trabajadores en obras de tierra, ya que carecen de equipo como cascos y botas, además que sólo disponen de un baño sanitario y un comedor del que se desconoce si cuenta con tarjeta de salud, y por si fuera poco en ese lugar les venden muy caro.
Refirió que el miércoles por la mañana, Francisco Colunga, representante de la cadena RIU les reconoció que es la CTM a quien pertenece el contrato colectivo, pero se negó a hacer la sustitución de patrón, alegando que les llamaría más tarde, lo que hasta el momento no ha ocurrido. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Rubín Valdez, delegado de la construcción de dicha agrupación, en rueda de prensa explicó que a pesar de los diversos llamados que han realizado a dicha empresa hotelera, la condición continúa igual y no quieren reconocer el contrato laboral de trabajo que data desde el 2008, ya que contrataron a su vez a personal de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) con quienes también intentaron hacer convenios de trabajo.
Recordó que a pesar que el apoderado del hotel, Francisco Colunga, se comprometió a negociar, hasta la fecha no se ve voluntad de dicha empresa, por lo que recurrirán a las instancias legales de Conciliación y Arbitraje y al mismo secretario del Trabajo en caso de ser necesario.
Expresó que el sindicato pide que la empresa Riu provea a los trabajadores de la construcción de los implementos necesarios para llevar a cabo sus labores, pues no cuentan con cascos, botas, además que sólo hay un solo servicio sanitario y la comida que ahí les dan tiene altos costos.
Recordó el contrato inició cuando el hotel Riu adquirió el predio antes llamado Villas Tikul, que sería convertido en el complejo la Atlántida, pero después se convirtió en la ampliación de dicho hotel, el cual pretende construir dos torres de 20 pisos.
El líder sindical indicó que la obra inició hace dos semanas, sin que el hotel firmara un convenio con la CTM.
“Hasta la fecha no cuentan con la indumentaria adecuada pese a que es parte de la seguridad laboral que la Ley Federal del Trabajo les da como derecho”.
Además, indicó que dicho hotel pretende crear un “choque” entre la CROC y CTM, cuando ambas agrupaciones, lo único que buscan es el bienestar de sus agremiados.
Por su parte el abogado de la agrupación, David Contreras, indicó que antes de llegar a una decisión legal, se buscará un nuevo acercamiento con los representantes del Riu, sin embargo, si la situación no se soluciona, estarían estallando en huelga para el 8 de febrero próximo, con lo que se vería afectado la fuente de trabajo de más de 200 personas.
Entre las peticiones que tiene la agrupación, también está el incremento al salario de sus trabajadores de un siete por ciento, además de las antes mencionadas. (Fuente: El Periódico)

Comentarios en Facebook