Por negligencia del IMSS, pierde mujer a su bebé por en Chetumal

0
36

CHETUMAL, MX.- Una mujer perdió a su bebé de tres meses de gestación luego de cinco horas de ser trasladada en una ambulancia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Luego de presentar sangrado abundante fue recibida en una institución médica privada en donde le cobraron 15 mil pesos, monto que el IMSS se niega a reembolsarle.


En entrevista, Rubén Hernández García señaló que debido al sangrado y a la mala atención médica, ahora su esposa tiene anemia, lo que la mantiene en un delicado estado de salud.
De acuerdo con el afectado, su esposa María del Refugio Ibarra Ramírez, de 30 años de edad presentó sangrado el pasado 1 de enero, por lo que de inmediato la trasladó a la clínica del Seguro Social de Chetumal, en donde el doctor Ernesto Valdez Alcántara le dijo que no había especialistas para atender a su mujer con un embarazo de tres meses.
Por esa razón, el mismo facultativo pidió una ambulancia del IMSS para trasladar a la paciente al Hospital General, en donde según él, había un ginecólogo esperando a la mujer que debería ser intervenida quirúrgicamente de inmediato. Eran las 12:30 de la noche cuando la pareja llegó a la clínica del instituto.
La ambulancia llevó a la joven mujer al Hospital General, pero ahí les dijeron que no podían atenderla; los camilleros hablaron por celular al doctor Valdez Alcántara, quien entonces les dijo que la llevaran al Hospital Morelos, donde tampoco fue recibida; el médico del IMSS los mandó entonces a la clínica Carranza. En ese hospital privado les pidieron un depósito de 15 mil pesos para atender a la paciente.
Los camilleros volvieron a hablarle al doctor Valdez Alcántara, quien les pidió regresaran al IMSS por él para acompañarlos al Hospital General en donde la mujer sería atendida, pero los volvieron a rechazar.
Entonces el médico ordenó ir a la clínica particular Independencia, en donde quedó internada a pesar de que ya habían pasado alrededor de cinco horas del recorrido.
A la mujer se le practicó un legrado debido a las malas condiciones en las que ya estaba. Al día siguiente fue dada de alta con una factura de casi 15 mil pesos. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook