Atribuyen a “zetas” un intento de plagio de empresario en Calderitas

Posted on abril 16, 2011, 11:55 pm
10 mins

CHETUMAL, MX.- El director general de la Policía Judicial del Estado, José Ramón Chacón Segoviano, calificó como preocupante el intento de privación ilegal de la libertad que sujetos desconocidos pretendieron cometer en agravio del dueño del restaurante Rivero ‘s ubicado en el poblado de Calderitas.

Advertisement

Ven empresarios mayor inseguridad en Chetumal

CHETUMAL, MX.- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Jorge Marzuca Ferreiro, consideró como terrible el intento de levantón a un empresario chetumaleño, así como el incremento de los robos a comercios, a casas habitación y usuarios de bancos, por lo que promoverá reuniones con instancias municipales, estatales y federales de seguridad para detener este aumento en la inseguridad en la capital quintanarroense.
Calificó como preocupante el aumento de los indicadores delictivos durante las primeras dos semanas de abril, por lo que dijo necesaria la intervención decisiva de las autoridades encargadas de la seguridad.
“Los empresarios estamos pidiendo más atención en la seguridad, porque estamos viendo casos delicados, como el de caso Óscar Riveros, es terrible lo que estuvo a punto de suceder”.
En este sentido, el entrevistado comentó que se promoverán reuniones con el gobierno estatal, con las autoridades de seguridad municipal, así como la Policía Judicial y la Procuraduría General de la República, para que se ponga mayor énfasis en atender esta sensación de inseguridad, de acuerdo a la naturaleza del delito.
“Hay que estar atentos y pendientes, y colaborar como iniciativa privada, para que nos brinden mejor seguridad”.
Marzuca Ferreiro dijo que este lunes tendrá respuesta de la solicitud para reunirse con el gobernador Roberto Borge Angulo, para posteriormente programar otra con las autoridades de la PGR, ambas para tratar la inseguridad.
“De esta manera iremos atendiendo con las autoridades los diversos problemas relacionados con la inseguridad, pues por ejemplo, los robos a casas habitación, a negocios y cristalazos, son del orden municipal; en el caso de los levantones, secuestros, le corresponden a la policía del estado; las invasiones y allanamientos de morada a la policía judicial, y cuestiones como el narcotráfico y delincuencia organizada, a las autoridades federales, como los militares y la PGR”.
Por otra parte, respecto al éxodo empresarial de la zona norte de la entidad, el presidente del CCE reconoció que en el norte del estado se están frenando inversiones, y algunos empresarios han desistido de sus negocios para dejar Quintana Roo, sin embargo, esta situación no es tan grave como en la franja norte del país.
Respecto a la zona sur de la entidad, comentó que no se espera un éxodo empresarial, no obstante, es necesario que se tomen medidas preventivas par brindar seguridad a la ciudadanía y al sector privado. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

En este sentido, el jefe policiaco aseveró investigan el caso, porque el dueño del establecimiento hace un mes había recibido una llamada telefónica en la que un supuesto integrante del grupo criminal “Los Zetas” le pidió dinero.
Explicó que de acuerdo a la versión de la empleada del lugar refiere enfrente del lugar había una lancha con un sujeto que estaba observando con unos binoculares, cuando ella abre la puerta del establecimiento para tirar la basura llegó un sujeto gordo de corte militar que le pega en el pecho y le pregunta dónde se encontraba el propietario del lugar, a lo que ella le dijo que no sabía.
También refiere que a ese señor gordo lo acompañaba un sujeto de tez blanca y otro de pelo corto, alto y delgado sin darnos más referencias, por tal motivo, la Dirección de la Policía Judicial del Estado y el primer comandante de la PJE se trasladaron al domicilio de la mujer para recabar más datos.
De ahí nos fuimos a ubicar al dueño del establecimiento a quien lo entrevistamos y nos dijo que al parecer esto venía dando hace un año por un problema que tenía.
Pero también dijo que hace un mes le llamaron a su secretaria quienes dijeron ser “Los Zetas” y que querían un dinero.
Sin embargo, el jefe policiaco aseveró que esta información no se ha acreditado que sea fehaciente, no nos han dicho, ni le consta a su secretaria que sea cierto, ni sabe quién le llamó, dijo el jefe policiaco.
Por tal motivo, nosotros le solicitamos a la agraviada que se presentara a hacer la denuncia respectiva para la investigación del caso, no obstante, precisó que dio instrucciones a los agentes de la Policía Judicial del Estado, con destacamento en el poblado de Calderitas, para que realicen sus recorridos en la zona para tratar de ubicar el carro tipo Pointer en el que presuntamente se escaparon los sujetos que buscaban al dueño del restaurante.
Sin embargo, señaló que están preocupados por esta situación y que no van permitir que la delincuencia les gane terreno.
Como se recordará el 15 del presente mes, un quinteto de maleantes fuertemente armados, a bordo de un vehículo compacto y una lancha, buscaba secuestrar la mañana de este día al señor Óscar Jesús Rivero Fernández, propietario del restaurante Rivero’s, situado en el Boulevard Bahía con Oaxaca, en el poblado de Calderitas.
Al no encontrar al empresario chetumaleño, los delincuentes amedrentaron a dos empleadas del lugar, a quienes amenazaron con levantarlas sino proporcionaban la dirección de su patrón.
Los hechos se registraron alrededor de las 11:20 horas, cuando a través del número de emergencias 066 elementos de la Policía Municipal Preventiva (PMP) y de la Policía Judicial del Estado (PJE) tuvieron conocimiento de un intento de levantón a una empleada de dicho restaurante.
Por lo que en cuestión de minutos los preventivos y judiciales arribaron al restaurante en donde se entrevistaron con la señora Tere, quien manifestó que momentos antes su compañera de trabajo, la señora María Guadalupe Uh Cab, había solicitado el auxilio de los representantes del orden, debido a que instantes previos había sido amenazada con ser levantada.
María Guadalupe dijo que momentos después de que llegó Doña Tere se disponía a salir del restaurante, cuando vieron ingresar a tres hombres que portaban armas largas, las amenazaron y les preguntaron por su patrón Oscar Jesús Rivero Fernández, pero las empleadas les respondieron que no sabían dónde se encontraba.
Uno de los delincuentes empujó a María Guadalupe y se unió a sus cómplices, quienes comenzaron a buscar por todas las áreas del restaurante a Oscar Jesús Rivero Fernández, pero al no encontrarlo le hicieron señas a dos personas que se encontraban esperándolos del otro costado, en la bahía de Chetumal a bordo de una lancha color gris, quienes de igual modo portaban armas largas.
Al escuchar esto, la afanadora se puso literalmente nerviosa y sus demás compañeros se acercaron a ella y al notar la presencia de los demás trabajadores, los delincuentes se dieron a la fuga con rumbo desconocido. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)