Consumen incendios viviendas

0
14

FELIPE CARRILLO PUERTO, MX.- Decenas de habitantes de la población de Yoactún pasaron momentos de tensión y apuro luego de que se incendió una vivienda, que por ubicarse en una loma motivó que se incendien siete hogares más en ese lugar desatando la histeria de las familias y movilizando los cuerpos de apoyo procedentes de la cabecera municipal de Felipe Carrillo Puerto.

Se queman 5 palapas en Lázaro Cárdenas

KANTUNILKÍN, MX.- La irresponsabilidad de personas que prenden basura en su predio ocasionó que dos familias sufrieran en carne propia la devastación de sus chozas en la comunidad de Nuevo Xcán, perteneciente al municipio Lázaro Cárdenas.
Se trata de la familia de Juana Caamal Che, quien la tarde del viernes pasado sufrió la pérdida del fruto de su trabajo de 50 años, al consumir el fuego cinco palapas, de las cuales perdió ventiladores, roperos, televisores, trasteros, documentos personales y hasta un molino que servía para ganarse el sustento diario. Además de 150 sillas que sirven para novenarios.
La mujer triste y con los ojos llorosos, relató que se incendió el comedor, cocina, sala, porche y la capilla que servía para los festejos de la Virgen de Fátima que se celebra el 13 de mayo.
Mencionó que ya sus familiares han puesto la denuncia ante la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común de la plaza de Nuevo Xcán, porque en la zona unas personas que trabajan como mecánicos, prendieron la basura y la chispa origino que se incendiara las chozas construida con maderas y palmas.
La situación se puso más difícil ya que los habitantes no podían sofocar el fuego, porque a unos metros se quemó una palapa conocida como trojes, donde se perdió como 100 sacos de mazorcas de maíz propiedad de Alonso Canul Che. Además, la familia perdió -al incendiarse un chiquero- un marrano que era promesa a la Virgen de Fátima.
Caamal Che añadió que sus hijos le han sugerido que no lo piense, pero es imposible ya que es fruto de 50 años de trabajo y por su edad avanzada no cuenta con la fuerza suficiente para trabajar.
“Si tuviese 30 años y no 66 como ahora no me preocuparía, porque somos gente de trabajo y puedo construir un patrimonio”, reveló la afectada.
Enojada pidió la intervención urgente de las autoridades de impartición de justicia para que hagan una investigación y en caso de que hubo irresponsabilidad al quemar basura a temprana hora de la persona que tiene un taller conocido como cholos, que se tomen cartas en el asunto.
Por su parte, Elmy Cupul Caamal, hija de la afectada, declaró que como siempre llegaron tarde los bomberos y al tratar de ejecutar trabajos la manguera no tuvo presión para rociar y apagar las maderas de las chozas incendiadas.
Los afectados pidieron la atención inmediata de la presidenta municipal, María Trinidad García Argüelles, aunque el ejido hará lo propio, según dijeron varios labriegos de ese sector poblacional. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Los hechos ocurrieron pasadas las dos de la tarde, cuando Antonio Chuc Chí y su familia habían prendido el acostumbrado fogón en el interior de su cocina construida con maderas y palmas de la región, pero no se percataron que uno de los leños quedó muy largo y pegaba a la pared de envarado, hasta donde llegaron las llamas y subieron por la vivienda y de inmediato devoró todo a su paso.
La fuerza del viento y el calor reinante en ese momento fueron factores decisivos para que las chispas encendidas vuelen en diferentes direcciones incendiando siete casas de igual número de familias, que impotentes observaron como las moradas de paja y bajareque fueron reducidas a cenizas de inmediato por la fuerza de las altas lenguas de fuego.
Aunque las autoridades de la comunidad solicitaron el apoyo de los bomberos con base en Felipe Carrillo Puerto y estos se movilizaron rápidamente, la distancia que separa el pueblo de la ciudad impidió que lleguen a tiempo para salvar alguna de las casas, colaborando nada más en sofocar el fuego y los rescoldos que habían y en donde las familias salvaron muy pocas pertenencias.
Dos casas eran propiedad de Faustino Pinto Yam, dos de Manuel Chí Ucán, una de Héctor Torres Sabido y tres había donde se inició la conflagración, según indica el reporte de la unidad de bomberos que acudió al sitio del incendio. (Fuente: SIPSE/Novedades de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook