Caen dos “Pelones” ligados a secuestros y ejecuciones

0
42

CANCÚN, MX.- Dos integrantes del grupo delictivo de “Los Pelones” fueron detenidos por elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE), en una casa de seguridad de la Región 234. Los detenidos están relacionados con la ejecución de Concepción Guillén Alfonso, el secuestro del empresario Alejandro Miravete Ruiz, el ataque a la agencia del Ministerio Público de la Región 94 y la ejecución del ejidatario Juan Terrones Vargas, encontrado en el ejido El Cocoyol, municipio de Otón P. Blanco.


Los cuatro detenidos el pasado martes por la Policía Municipal, en posesión de un arma de fuego, forman parte de otra célula del mismo grupo delictivo.
El procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, dio a conocer que la Policía Judicial detuvo a dos sujetos integrantes del grupo delictivo de “Los Pelones”, que están vinculados con ejecuciones y secuestros entre otros delitos.
“De acuerdo a las investigaciones que tenemos, contamos ya con dos personas detenidas que están vinculadas directamente con lo que es la ejecución de la reciente persona encontrada, Concepción Guillén Alfonso, pero que además estas personas nos están dando referencia de algunos otros sucesos. El tema del secuestrado Alejandro Miravete Ruiz que también es un asunto que teníamos, incluso nos hacen referencia de algunos probables nombres en el caso de aquella situación de la rafagueada a lo que es la agencia ministerial nuestra que tenemos algunas referencias de quienes pudieran ser y también con el asunto de la persona que apareció sin vida en la zona sur en Cocoyol que también fue motivo de un secuestro”, dijo.
En el caso de la ejecución de Concepción Guillén Alfonso, García Torres comentó que se debió a que la ahora occisa no se quiso “alinear” con el grupo delictivo de “Los Pelones”, pues ellos tenían conocimiento que la joven era vendedora de droga de manera independiente.
“En el caso de Concepción señalan que esta persona no se quiso alinear a un grupo delictivo en este caso vinculado al grupo de ‘Los Pelones’ que por allá va el asunto. Ellos querían que se vinculara al grupo delictivo porque hay la referencia que esta persona pudiera haber sido lo que se conoce como ‘Chapulín’, se dedicaba a la venta y ellos obviamente querían que se integrara al grupo de ellos”, comentó.
El ataque a la agencia ministerial de la Región 94 fue resultado de la detención de José Alfredo Gilenio Vargas (a) “El Negro” Usiel Mendoza Borjas (a) “El Kai”, Maximiliano Notario Aguilar (a) “El Paisa”, Carlos Manuel Notario Aguilar y Carlos Manuel Morán Vargas (a) “El Junior”; todos integrantes de “Los Pelones” y que después fueron dejados en libertad.
“En la agencia ministerial era porque nos refieren que hubo inconformidad por una detención efectivamente pero de personas vinculadas a ellos directamente que según no fue del agrado y que esa acción generó la inconformidad que obviamente fue lo que desencadenó que se hayan dirigido a la agencia. Ahorita se está dejando entrever la necesidad de financiamiento para este grupo y también esa puede ser una razón de los secuestros que se están dando por parte de este grupo delictivo”, puntualizó.
El empresario Alejandro Miravete Ruiz fue secuestrado el pasado cuatro de agosto, cuando circulaba por el centro de Cancún a bordo de su vehículo Jetta, modelo 2008, color gris oxford, con placas de circulación UVR-5477. Al momento de ser “levantado”, Miravete Ruiz vestía pantalón de mezclilla, playera blanca tipo polo y mocasines color rojo quemado.
Después, los secuestradores se comunicaron con sus familiares para pedir un rescate y aunque se interpuso una denuncia por su desaparición, hasta el momento no se sabe nada sobre el paradero del empresario.
El otro caso en el que están involucrados los detenidos, es en el secuestro y ejecución del ejidatario Juan Terrones Vargas, quien fue “levantado” en la ribera del río Hondo y encontrado muerto en el ejido de Cocoyol.
El cuerpo de Terrones Vargas fue encontrado en medio de unos cañaverales de la localidad de Cocoyol, en la ribera del río Hondo, municipio de Othón P. Blanco.
Juan Terrones Vargas, de 64 años de edad, fue asesinado a golpes, pero tenía las manos atadas a la espalda y los ojos vendados, así como los pantalones y la ropa interior bajados hasta la altura de las rodillas.
El cuerpo fue encontrado semienterrado, boca abajo, teniendo encima maleza y cal, ya en estado de putrefacción, en un camino de terracería a 20 kilómetros de Cocoyol, en un paraje llamado “Helechal”.
Tres células
Aunque no se dieron detalles de la detención de los dos “Pelones”, se sabe que fue en un domicilio de la Región 234, en donde el pasado miércoles elementos de la Policía Judicial se encontraban en investigación y hasta donde llegaron elementos del Ejército al recibir el reporte de personas armadas.
Se sabe que son tres células del grupo delictivo de “Los Pelones”, las que han estado operando en Cancún en las últimas semanas, cometiendo secuestros y ejecuciones de “chapulines” (vendedores de droga independientes).
Uno de los líderes que aún no cae en manos de la policía, es un sujeto apodado “El Tamaulipas”, a quien la Policía Judicial ya le sigue muy de cerca la pista.
Los cuatro detenidos el pasado martes por elementos de la Policía Municipal, forman parte de otra célula de “Los Pelones” que han participado en ejecuciones, “levantones” y secuestros.
René Alcudia Hernández, Manuel Enrique Moo Sánchez, Peter Figueroa Sánchez y Juan Antonio Garibay Morales fueron detenidos el pasado martes alrededor de las 20:00 horas cuando policías municipales se encontraban en operativo de presencia por la avenida 20 de Noviembre con avenida Kabah.
Los policías recibieron la alerta del sistema de emergencias 066, que reportaba personas armadas a bordo de un vehículo Jetta, por lo que interceptaron un automóvil tipo Jetta color verde, con placas de circulación 774-WFR del Distrito Federal.
Uno de los sujetos que iban en el vehículo, dijo a los policías que sólo estaban checando el vehículo porque lo pretendían comprar.
Sin embargo, el mismo sujeto se acercó a uno de los policías diciéndole “Pertenezco a la 10” al tiempo que mostraba un arma de fuego.
Por ello, los cuatro fueron detenidos, asegurándose el arma de fuego tipo escuadra, calibre .38 súper, color plata con cacha de madera y un cargador con cinco cartuchos útiles (tres expansivos y dos normales. Todos fueron remitidos al Ministerio Público del Fuero Federal.
Dentro de las investigaciones, estos cuatro sujetos también están relacionados con los hechos delictivos, pues los dos detenidos por la Policía Judicial, dieron nombres y apodos de sus cómplices. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook