Se cae encubrimiento: investigan participación de “vehículos oficiales” en balacera, dice RBA; en la mira, escoltas del General Carlos Bibiano

0
23

CHETUMAL, MX.- El Gobierno de Quintana Roo finalmente reconoció esta tarde que “vehículos oficiales” podrían haber sido parte del grupo agresor que la noche del lunes propició una balacera en la que resultó herido de dos balazos el policía Jorge Amir Flota Matos, el cual murió poco antes del mediodía de este martes antes de que pudiera ser trasladado a un hospital en la ciudad de Mérida.

Buscan policías pistas en sitio de la refriega

CHETUMAL, MX.- La Policía Judicial del Estado realizó una revisión de la escena en la que fueron baleados varios elementos de la Policía Estatal Preventiva la noche del pasado lunes, sitio en el que esperaban encontrar pistas y testigos del crimen para resolver el caso.
Al filo de las tres de la tarde, cuatro agentes comandados por el director de la Policía Judicial de la Zona Sur de Quintana Roo, Manuel Vázquez Villanueva, se trasladaron afuera de la ciudad de Chetumal, en el kilómetro dos de la carretera federal número 302, a la altura de una gasolinera.
Los oficiales ya habían acudido a este lugar horas antes, al filo de la medianoche, y lograron encontrar cuatro casquillos percutidos calibre 7.62 x 51, pero la falta de luz solar dificultó la búsqueda de indicios que permitieran aclarar el modo en que Jorge Amir Flota Matos fue baleado por supuestos delincuentes.
Estos investigadores se negaron a declarar a los medios para evitar entorpecer la investigación del caso; sin embargo, se sabe que también se entrevieron con empleados de la estación de combustible y un punto de venta de cervezas ubicados en las cercanías del sitio de la balacera.
Aunque los judiciales recorrieron meticulosamente el camellón central de la carretera y algunas zonas donde la hierba ha crecido, no pudieron encontrar más rastros de los asesinos del suboficial.
Al menos siete trabajadores de las mencionadas empresas dijeron haber presenciado el enfrentamiento a balazos y aseguraron que acudirán a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia para interponer una denuncia formal contra quien resulte responsable.
Sin embargo, la identidad de estos testigos y sus respectivas versiones no fueron reveladas por cuestiones de seguridad, aunque se espera que autoridades ministeriales revelen más datos del tema en el transcurso de las próximas horas.(Fuente: Diario de Quintana Roo)

Mediante un comunicado de prensa, el gobernador Roberto Borge Ángulo dijo que “es el primer interesado en que la muerte del policía Flota Matos no quede impune y que ordenó al Procurador que el Ministerio Público realice las investigaciones, interrogue y, en su caso, detenga y procese a los responsables con estricto apego a derecho y hasta las últimas consecuencias legales”.
El gobernador aceptó que “una de las líneas de investigación es la posible participación de vehículos oficiales en el enfrentamiento según versiones de testigos”, por lo que “he instruido al Procurador para que a la brevedad posible y, de acuerdo con el respeto legal a la secrecía de las investigaciones, dé a conocer a la opinión pública los resultados de esta investigación”.
Subrayó que en su gobierno “no hay ni habrá tolerancia alguna a la delincuencia, por lo que se está investigando, y en su caso, se procederá a detener y procesar penalmente a todos los que hayan sido involucrados por testigos y versiones periodísticas como participantes en los hechos sucedidos anoche en Chetumal”.
Cabe señalar que de acuerdo a versiones de testigos que en un primer momento fueron desechadas y hasta desmentidas, durante la balacera que en primera instancia se informó ocurrió en el kilómetro 9 de la carretera Chetumal-Bacalar, los atacantes del policía no eran asaltantes como se informó, sino escoltas del general Carlos Bibiano Villa, secretario de Seguridad Pública.
Esta información ha empezado a correr ampliamente en redes sociales
De acuerdo con versiones extraoficiales que también se difundieron en redes sociales, los escoltas estarían asignados a la periodista Isabel Arvide, asesora de Seguridad Pública, aunque esta información no ha sido confirmada.
La Secretaría de Seguridad Pública, en un comunicado difundido previamente, mantuvo su versión de que los agresores eran presuntos delincuentes y el general Carlos Bibiano Villa rechazó que escoltas a su cargo hubieran disparado contra el policía.
Además, Seguridad Pública desmintió que los hechos hubieran ocurrido en la carretera a Bacalar y aseguró que los hechos ocurrieron en la carretera Chetumal-Escárcega, en las inmediaciones del poblado fronterizo de Subteniente López.
Por otra parte, Roberto Borge garantizó que la familia del policía fallecido recibirá todo el apoyo del Gobierno del Estado para que no quede en desamparo.
“Nuestra responsabilidad es garantizar la seguridad pública y en ese trabajo nada nos detendrá –explicó–. Seguiremos usando todo el peso del Estado para garantizar la seguridad de los quintanarroenses”. (Noticaribe)

Muerte de policía, por “fuego amigo”, aseguran

CHETUMAL, MX.- Confirmado que fueron agentes del Secretario de Seguridad Pública los que asesinaron al suboficial Jorge Amir Flota Matos, cuando dispararon contra la camioneta tipo Van color blanco en la que junto con otros dos policías estatales realizaban la persecución del contrabandista de licor Ernesto Alonso de Miguel alias “El Español”, quien antes había reportado al número de emergencias 066 que gente armada pretendía secuestrarlo.
Asimismo, en un acto que muestra ocultamiento de evidencia, hasta el mediodía de este martes, la Secretaría de Seguridad Pública se había negado a entregar a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) la camioneta Van que fue baleada para la revisión correspondiente, independientemente de que la unidad nunca debió ser movida del lugar de la balacera, porque es pieza fundamental para la investigación de los hechos.
La denuncia de los trágicos hechos fue presentada este martes a las cinco de la madrugada por el hermano del oficial Jorge Amir Flota Matos, pero hasta el mediodía de hoy la Policía Judicial del Estado no había recibido la orden de investigación del Agente del Ministerio Público del Fuero Común, lo que retrasa la investigación de la balacera que costó la vida a un policía estatal.
Aunque cabe mencionar que, a pesar de que la PJE no había recibido la orden de investigación, elementos de la corporación hoy por la tarde acudieron al lugar de la balacera para una inspección judicial.
De acuerdo a datos recabados entre testigos y de gente allegada a la actividad comercial en la Zona Libre de Belice, el contrabandista Ernesto Alonso de Miguel alias “El Español” estuvo involucrado en los hechos que derivaron en el enfrentamiento a balazos entre elementos de la Policía Estatal Preventiva que viajaban en la camioneta tipo Van color blanca y escoltas del General de Brigada Carlos Bibiano Villa Castillo, que iban en una camioneta Harley color negra con franjas anaranjadas según testigos, en hechos ocurridos en el kilómetro 9 de la carretera Chetumal – Escárcega, a la salida de la capital del estado, cerca de la gasolinería de Subteniente López, el lunes a las 8 y media de la noche.
El contrabandista que opera desde la Zona Libre de Belice solicitó la ayuda al número de emergencias 066 para denunciar que iba ser levantado o secuestrado por los ocupantes de la Van, como le pasó en el mes de noviembre del año 2005, cuando logró escapar de un grupo de Zetas en Chetumal.
De acuerdo a los datos recabados, los hechos ocurrieron de la siguiente manera: Alrededor de las 20:00 horas, el contrabandista Ernesto Alonso de Miguel alias “El Español” se dirigió de la zona libre de Belice a esta ciudad, tomando para ello la avenida Insurgentes.
Sin embargo, al llegar a la altura de la clínica del ISSSTE, se percató que era perseguido sospechosamente por personas que viajaban a bordo de una camioneta tipo Van color blanco, que ahora se sabe que es patrulla de la Policía Estatal Preventiva, en la que viajaban el agente policial Jorge Amir Flota Matos y dos policías más que responden a los nombres de Gustavo Gómez Canul y Alejandro Pelcastre.
Dicha unidad estuvo persiguiendo el vehículo en el que viajaba el contrabandista por varias calles de la ciudad, hasta que éste finalmente logró escabullirse de los agentes que viajaban a bordo de la Van.
Sin embargo, el contrabandista, supuestamente por el temor a ser secuestrado, desde el momento que se dio cuenta que era perseguido por la Van solicitó ayuda al número de emergencia 066 dando a conocer que en dicho vehículo iba gente armada.
Posteriormente, el contrabandista decidió regresar a Belice y para ello tomó la avenida Álvaro Obregón, la otra salida alterna a la avenida Insurgentes, y se dirigió rumbo a la carretera Chetumal-Escárcega.
No obstante, al llegar a la altura del Centro de Readaptación Social (CERESO) de esta ciudad, nuevamente se topó con la camioneta Van estacionada a la orilla de la cinta asfáltica.
Y a una determinada distancia, también se encontraba una camioneta tipo Harley color negra con franjas anaranjadas, y fue entonces cuando se sucedieron varias detonaciones que lo obligaron a acelerar el vehículo en el que viajaba, huyendo hacia Belice.
Versión de testigos
Mientras que testigos de los hechos aseguraron que el lunes por la noche escucharon varias detonaciones a la altura de un salón de fiesta Palapa Campestre, ubicado cerca de la gasolinería del poblado Subteniente López.
Minutos después vieron llegar a toda velocidad la camioneta Van color blanco y detrás de ella llegó la camioneta negra tipo Herley con franjas anaranjadas cuyos tripulantes venía disparando a la parte posterior del primer vehículo mencionado.
La camioneta tipo Van se estacionó junto al paso a desnivel sobre el entronque hacia Subteniente López, luego de pasar la gasolinería, e inmediatamente se bajaron dos personas que gritaban “somos policías dejen de disparar”, mientras los ocupantes de la camioneta Harley se bajaron, y uno de ellos se metió a las instalaciones de la gasolinera fuertemente armado.
Mientras, “El Español” huyó en su camioneta con rumbo hacia la zona libre de Belice.
Se supone que la camioneta del “Español” es la Suburban con placas UUD-58-48 del estado de Quintana Roo que reportó la SSP en el comunicado oficial sobre los hechos.
Sin embargo, los ocupantes de la camioneta Harley, al ver que habían disparado a sus compañeros de trabajo, se subieron sobre el camellón central y se regresaron a esta ciudad.
Luego, los policías de la camioneta Van retornaron hasta la altura de la Palapa Campestre y se pusieron a detener el tráfico, para luego dirigirse a llevar al policía herido a la clínica del Issste, donde finalmente hoy perdió la vida, luego de no pudo ser trasladado a la ciudad de Mérida para su atención médica especializada.
Luego, la camioneta Van fue concentrada por la SSP en las instalaciones del C-4 y hasta el mediodía de hoy no había sido puesta a disposición del MPFC para los peritajes correspondientes.
Hallan cartucho de arma oficial
Transcurrieron las horas y la Secretaría de Seguridad Pública nunca denunció la agresión que sufrió uno de sus elementos, si no que fue alrededor de las 05:00 horas cuando Charly Aníbal Flota Matos se presentó en la agencia número uno del Ministerio Público del Fuero Común para denunciar el atentado que sufrió su hermano Jorge Amir Flota Matos.
La denuncia de Aníbal quedó plasmada en la averiguación previa 2827/2011.
Charly Aníbal Flota, entrevistado por este medio informativo, dijo que la denuncia la interpuso en contra de los dos policías que viajaban junto con su hermano el día de la balacera, que son Alejandro Pelcastre y Gustavo Gómez Canul.
El entrevistado aseguró que en su denuncia solicitó a la autoridad ministerial citar a declarar a los dos agentes preventivos y que además pidió que la camioneta Van donde viajaba su hermano el día de los hechos sea concentrada a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado para la revisión respectiva.
Agregó que tratará de investigar como ocurrieron realmente los hechos, ya que la Secretaría de Seguridad Pública no les ha informado nada al respecto.
Por otro lado, en el lugar de los sucesos, personal de la Dirección de Servicios Periciales de la PGJE encontró un cartucho calibre 7.62, que es correspondiente al de fusil automático G-3, utilizado por personal de la Secretaría de Seguridad Pública.
Además, en la fe de lesiones se estableció el ahora occiso presentó un impacto de entrada por salida en el brazo izquierdo y uno más de entrada por la espalda y salida por el abdomen.
De acuerdo con la información médica del ISSSTE, el primer balazo entró por el hombro izquierdo y salió en el antebrazo produciendo fractura múltiple; mientras que la otra bala entró por la región escapular del tórax y salió por el abdomen”, indicó, lo que muestra que los disparos los recibió de arriba hacia abajo en diagonal, por lo que el tirador estaba ubicado en un nivel más alto al que se encontraba el blanco, es decir, parado sobre la caja de la camioneta desde la cual disparó.
Por su parte, la Policía Judicial del Estado a pesar de que el Ministerio Público del Fuero Común no le ha mandado la orden de investigación, realizó una inspección judicial en el lugar de los hechos.
Ahí estuvo el Director de la Policía Judicial del Estado, Manuel Vázquez Villanueva, quien informó que desde que tuvieron conocimiento de los hechos en forma extraoficial iniciaron las investigaciones correspondientes.
Agregó que se encuentra en la etapa de entrevista con los testigos de los sucesos, con el fin de dar con el responsable de los asesinos del agente de la Policía Estatal Preventiva.
Mientras ésto ocurre, la Secretaría de Seguridad Pública se niega a entregar la Van color blanco, en el que viajaba el policía asesinado junto con otros agentes policías.
Asimismo, el secretario de Seguridad Pública, General de Brigada retirado Carlos Bibiano Villa Castillo, insistió ante medios de comunicación que los disparos no fueron entre policías, sino que se trató de un tiroteo con contrabandistas.
Incluso afirmó que hay evidencia en video de las cámaras instaladas en el CERESO de Chetumal que muestran los detalles de este tiroteo.
Villa Castillo dijo que se ha identificado al menos a uno de los sujetos de este ataque, que es un contrabandista, que es de Quintana Roo y que “van sobre él” y también investigan al propietario de la camioneta.
El secretario dijo que se ha contactado al gobierno de Belice para tratar de ubicar a los delincuentes, porque se presume que cruzaron la frontera.
Villa Castillo mencionó que este ataque obedece a los recientes golpes que la policía ha asestado al crimen organizado, aunque todo indica que se trató de un grave error cometido por los elementos de seguridad que trajo a su llegada a la entidad para ocupar la Secretaría de Seguridad Pública. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook