Consignan por ultrajes a presuntos atacantes de Miguel Ramón

Posted on octubre 07, 2011, 11:55 pm
9 mins

PLAYA DEL CARMEN, MX.- Por el delito de ultrajes a la autoridad, los ocho miembros de la organización criminal “Los Zetas” involucrados en el intento de ejecución del ex presidente municipal de Solidaridad, Miguel Ramón Martín Azueta, ataque en el murió su compadre y contador, fueron consignados por el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) al Juzgado Penal; mientras tanto en la ciudad de Cancún, les está integrando la averiguación previa por homicidio y homicidio en grado de tentativa para solicitarles su orden de aprehensión.


Alrededor del medio día de este viernes, los ocho criminales fueron traídos de Cancún, bajo un fuerte operativo de seguridad de la Policía Judicial del Estado (PJE) para su internamiento en la Cárcel Municipal, porque dentro del término constitucional de 48 horas, el agente del MPFC al resolverles su situación jurídica encontró suficientes elementos para consignarlos al Juzgado Penal por el delito de ultrajes a la autoridad, porque durante su detención por parte de la Policía Municipal Preventiva (PMP) de Solidaridad, agredieron a los uniformados.
Los ocho “Zetas” consignados al Juzgado Penal son: Rodolfo Pérez Villegas alias “El Kaibil” de 40 años de edad, originario del estado de Tabasco, disparó el AR-15; José María Pool Madera, (a) “El Gokú” de 22 años de Quintana Roo, taxista que trasladó al sicario; Juan Carlos Osorio Narres, de 32 años de edad, originario del estado de Chiapas; Víctor Hugo Hernández, de 23 años, del Distrito Federal; Karen Ramos Flores, de 18 años, del D.F.; Adrián García Ruiz, de 31 años, de Tabasco; Miguel Angel Chan Balam, de 27 años de Quintana Roo.
En lo que respecta a los delitos de homicidio en agravio de Rolando Gómez Carrillo, y el homicidio en grado de tentativa en agravio del ex presidente municipal, Miguel Ramón Martín Azueta y su escolta-chofer, un agente del MPFC de Cancún está integrando la averiguación previa para solicitar a un juez Penal las órdenes de aprehensión, porque en esa ciudad se inició la averiguación previa (AP), porque no obstante que el ataque ocurrió en la carretera federal cerca de Puerto Morelos, los agraviados detuvieron su marcha en el hospital privado Galenia de Cancún.
En el transcurso de este sábado, los detenidos deberán rendir su declaración preparatoria tras la rejilla de prácticas del Juzgado Penal, y una vez que se realice la diligencia, a través de su defensa podrán solicitar su libertad bajo fianza, porque el delito imputado de ultrajes no es tipificado como grave en el Código Penal de Quintana Roo; sin embargo, se espera que en el transcurso de las próximas se les gire orden de aprehensión por homicidio y homicidio en grado de tentativa, y de recibir el auto de formal prisión no tendrán el derecho beneficio de la libertad bajo fianza. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Traslado de presuntos “zetas” a cárcel de Playa

CANCÚN, MX.- Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE) trasladaron a los ocho presuntos “Zetas” detenidos por el atentado contra Miguel Ramón Martín Azueta, en el que falleció su colaborador Rolando Gómez Carrillo.
Los siete hombres fueron consignados sólo por ultrajes a la autoridad, en tanto que la joven detenida sería dejada en libertad por ser menor de edad.
El ministerio público solicitará orden de aprehensión por homicidio y tentativa de homicidio, sólo por dos de los siete sujetos.
Momentos antes de que se diera el traslado, elementos del Ejército instalaron un retén de revisión en la salida a Playa del Carmen.
Al vencer el término constitucional de 48 horas, el Ministerio Público del Fuero Común ejercitó acción penal en contra de siete de los ocho detenidos en Playa del Carmen, relacionados con el atentado a Miguel Ramón Martín Azueta, en el que murió el contador Rolando Gómez Carrillo.
Tras haber sido consignados a un juez Penal, Roberto Pérez Bautista, Juan Carlos Osorio Mares, Víctor Hugo Hernández, Karen Ramos Flores, Adrián García Ruiz, Miguel Angel Chan Balam, José María Mariano Pool Madera y Rodolfo Pérez Villegas; fueron trasladados de nueva cuenta a Playa del Carmen, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.
Según información obtenida, Roberto Pérez Bautista dio positivo a la prueba de rodizonato de sodio, la cual indica que se ha disparado un arma de fuego.
Familiares de Karen Ramos Flores se presentaron ante el Ministerio Público del Fuero Común, para comprobar que es menor de edad y por ello sería liberada llegando a Playa del Carmen.
Según información proporcionada por la Subprocuraduría de Justicia en la zona Norte, los siete hombres serían consignados al juez Segundo de lo Penal en Playa del Carmen, por el delito de ultrajes a la autoridad.
Posteriormente, el Ministerio Público del Fuero Común consignará el expediente al juez correspondiente, solicitando una orden de aprehensión por el delito de homicidio y homicidio en grado de tentativa.
Sin embargo, estas órdenes de aprehensión sólo serían solicitadas en contra de Rodolfo Pérez Villegas (a) “El Kaibil”, Roberto Pérez Bautista y Lázaro Rivadeneira González (a) “EL Greñas” y/o “El Bocinas” quien logró darse a la fuga el día de la detención de sus cómplices.
Este último, ha sido señalado en reiteradas ocasiones, como un sicario al servicio del grupo de “Los Zetas” que operaba tanto en Cancún como Playa del Carmen.
Llegando a Playa del Carmen, los siete sujetos serían llevados a la cárcel de dicho lugar, en donde quedarían a disposición del juez Segundo de lo Penal por el delito mencionado.
Momentos antes de que se hiciera el traslado, elementos del Ejército instalaron un retén de vigilancia en la salida a Playa del Carmen.
El grupo de militares se instaló a la altura del puesto carretero número uno de la policía municipal, ubicado poco más adelante del puente que conduce al Aeropuerto Internacional de Cancún.
Los militares se dieron a la tarea de revisar vehículos de manera aleatoria, en busca de armas y drogas. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)