Fue descarada, la protección a hijo de funcionario por extorsión

0
7

CANCÚN, MX.- El ex director de Averiguaciones Previas, Leopoldo de la Cruz Navarro, pretendió en todo momento minimizar el asunto de la extorsión del empresario de Playa del Carmen y que al final de cuentas le costó su salida de la Subprocuraduría de Justicia.


Para ello, envió el expediente a Puerto Morelos para evitar que en Cancún se filtrara el hecho y ser un lugar en donde las diligencias de los entonces detenidos se desarrollaran sin el menor de los problemas.
Fuentes al interior de la Subprocuraduría de Justicia del Estado dieron a conocer desde el momento en que fue presentada la denuncia que quedó asentada en la averiguación previa 257/2011 y supo que entre los presuntos estaba implicado el hijo de un funcionario, inmediatamente y como nunca lo hace, ordenó le llevaran el expediente hasta su oficina y que no se le tomara la declaración a los seis detenidos hasta que él valorase la situación.
En ese sentido, que fue como ordenó que el asunto fuera enviado a Puerto Morelos y desplazando al Ministerio Público titular y a su gente, el propio Cruz Navarro llevó a su gente de confianza para que fueran éstos quienes le tomaran la declaración a las personas con la clara intención de favorecerlas.
Por ello es que en un solo día se efectuó toda la diligencia e inmediatamente él mismo hizo un oficio en donde señalaba que de acuerdo a lo expresado por el Ministerio Público, no había elementos para consignar a los detenidos y con ello tiró por la borda todo un trabajo de investigación de la Policía Judicial del Estado.
Que fue a raíz de que este asunto se hizo del conocimiento público, que el propio procurador de Justicia, Gaspar Armando García Torres, se interesó en el asunto que primero le pidió una explicación al entonces director de Averiguaciones Previas, quien presuntamente le confesó que fue un favor porque uno de los implicados se trata del hijo del representante del gobernador en Playa del Carmen, a lo que el primer abogado le reclamó que nadie tenía preferencias y que era mejor que presentara su renuncia o de plano, lo exhibiría como corrupto.
Por ello, el mismo día en que se publicó la información, Leopoldo de la Cruz Navarro anunció que presentó su renuncia pero cínicamente negó tener conocimiento del asunto de la extorsión en contra del empresario de Solidaridad y que además esto hubiera sido el detonante para separarse del cargo.
Fue así como por instrucciones del procurador de Justicia se retomó la investigación luego de que jurídicamente se determinó que sí había elementos suficientes para procesar penalmente a los seis implicados de forma directa, mismos que responden a los nombres de Moisés Eduardo Cruz Laine, Abraham Israel Alvarez Maza, Joel Vasconcelos Sánchez, Jorge Quijano Puerto, Joel de la Cruz Jiménez y Sergio López Guzmán, éste último, hijo de Sergio López Villanueva, representante del gobernador Roberto Borge Angulo en Playa del Carmen.
Así, bajo otro criterio jurídico fue como se determinó la incongruencia cometida por de la Cruz Navarro, quien en todo momento quiso proteger a los entonces detenidos e incluso el dato que existe es que recibió una fuerte suma de dinero como parte de su favor, aunque esto aún no es algo oficial. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook