Con amparo y pago de $28 mil, evita la cárcel ex funcionario de Procuraduría de Quintana Roo

0
32

CHETUMAL, MX.- Con el pago de 28 mil pesos, el ex director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría de Justicia en la entidad, Marco Antonio Álvarez Trejo, logró su libertad, luego de que se liberará su orden de aprehensión por los delitos de falsificación de documentos y extravío de más de 200 expedientes durante su gestión, así como por abuso de autoridad y extorsión.


Desde muy temprana hora se presentó el ex colaborador de la Procuraduría de Justicia en el Juzgado Segundo de lo Penal, acompañado de su defensor, mientras que a las afueras de las instalaciones que se encuentran a un costado del Centro de Readaptación Social de Chetumal ya lo esperaban varios elementos judiciales para su aprehensión.
Como se recordará en el mes de agosto de este mismo año, se dio a conocer que a Marco Antonio Álvarez Trejo se le otorgó un amparo luego de que la PGJE liberó una orden de aprehensión en su contra por el delito de falsificación de documentos y extravío de más de 200 expedientes.
En su momento las autoridades de la Procuraduría de Justicia informaron que la primera causa penal es la 150/2011 por el delito de infidelidad de custodia de documentos y abuso de autoridad, la cual está siendo apelada por Álvarez Trejo, cuyo expediente no concede la orden de aprehensión.
La segunda causa penal es la 221/2011, en la que se dicta la orden de aprehensión en contra de Víctor Lorenzo Salaya Sumohano y Marco Antonio Álvarez Trejo, por el delito de extorsión y abuso de autoridad, en la que los acusa el ex líder sindical del Infovir, Felipe de Jesús Dzul, de extorsión.
Y la tercera causa penal es 149/2011, por los delitos de negligencia en el desempeño de sus funciones y abuso de autoridad en contra de Marco Antonio Álvarez Trejo, en la cual también se encuentra amparado, por lo que se presentó voluntariamente ante el Juez Segundo de lo Penal y en donde se le fijó una caución de 25 mil pesos para gozar su libertad y 3 mil pesos más por daños a la institución antes mencionada.
Al ser entrevistado al final de la audiencia, Álvarez Trejo argumentó inocencia y que ha sufrido abuso, maltrato y amenazas por parte de los elementos de la Procuraduría de Justicia quienes no pudieron ejercer la orden de aprehensión en su contra y se retiraron del lugar.
El inculpado mencionó que su proceso legal no ha finalizado, sino por el contrario empieza, por lo anterior comentó que se espera llevar conforme a derecho dicha problemática, reiterando que no ha cometido los actos de los que se le acusan.
“Me fijaron una caución para tener mi libertad y con ello llevar el proceso fuera de las rejas”, agregó.
En este mismo caso como se recordará, el Juez Primero de lo Penal fijó como caución 168 mil pesos en efectivo en contra de Víctor Lorenzo Salaya Sumohano, ex coordinador administrativo de los Ministerios Públicos de la Procuraduría General de Justicia del Estado, para que repare los daños ocasionados a un tercero que lo acusó por los delitos de extorsión y abuso de autoridad.
Hace unas semanas Víctor Lorenzo Salaya Sumohano, acudió a las instalaciones del Juzgado Segundo de lo Penal de Primera Instancia, acompañado de su abogado para llevar a cabo una diligencia en torno al expediente 222/2011 por los delitos antes mencionados de los cuales es acusado.
El Juez penal leyó la declaración preparatoria en la que el afectado Felipe de Jesús Dzul Ramírez, quien se encuentra recluido en el Cereso acusado por violación en agravio de una menor, acusa a Salaya Sumohano y Marco Antonio Álvarez Trejo, de extorsionarlo con 160 mil pesos y un automóvil cuando fungía como agente del Ministerio Público del Fuero Común en agosto del 2008, para que se eliminaran las averiguaciones previas en su contra.
Por estos delitos, el juzgado primero penal le fijó una caución de 168 mil pesos en efectivo al inculpado, de los cuales 130 mil pesos serán para la reparación de daños, 11 mil de sanción pecuniaria y 20 mil de fianza personal, con lo cual Víctor Lorenzo quedó en libertad bajo reservas de ley, a la espera de que el juez le dicte el auto de formal prisión para que se inicie su proceso. (Fuente: Periodistas Quintana Roo)

Comentarios en Facebook