Investigan móvil pasional en asesinato de policía en Cancún

Posted on noviembre 21, 2011, 11:55 pm
3 mins

CANCÚN, MX.- El elemento de Seguridad Pública, José Manuel Segovia Pérez señalado de haber asesinado a su compañero Antonio Tadashi Díaz Romero la noche del pasado sábado, continúa prófugo de la justicia y este lunes que se debió haber presentado a laborar, no lo hizo y por lo cual se inició su proceso de baja de la dependencia.


La Subprocuraduría de Justicia del Estado dio a conocer que independientemente de su situación laboral, Segovia Pérez es considerado prófugo de la justicia, por lo que será boletinado a nivel nacional para poder dar con su paradero.
Se presume que este sujeto ya salió de la ciudad e incluso, que se pudo haber ido a refugiar al Estado de Tabasco donde tiene familiares, según se pudo investigar, por lo que inmediatamente la Subprocuraduría de Justicia enviará los oficios correspondientes para la localización del homicida.
Entre tanto, este lunes familiares del policía Antonio Tadashi Díaz Romero reclamaron el cuerpo ante el agente del Ministerio Público y ya por la tarde, les fue entregado para darle cristiana sepultura.
Los parientes del hoy occiso, se rehusaron a hablar con la prensa y lo único que indicaron es que esperan se haga justicia y localicen al también policía José Manuel Segovia Pérez que es el responsable del asesinato.
De las dos personas que fueron puestas a disposición por parte de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública en relación a los hechos y que son identificadas como Sergio Alberto Moo Pacheco, propietario del domicilio donde se registraron los hechos y Jesús Segovia Góngora hermano del homicida José Manuel, la primera podría quedar en libertad en el transcurso de este martes, en tanto que el segundo sí podría enfrentar cargos penales por encubrimiento.
Dentro de todo esto, la principal línea de investigación es que se trató de un lío de faldas lo que desencadenó la tragedia la noche del sábado en un domicilio del fraccionamiento Villas del Mar III y en donde al calor de las copas, salieron a relucir sus armas de cargo que terminó con la muerte de Antonio Tadashi Díaz Romero.
Cabe señalar que esta situación de mostrar sus armas de cargo y estar fanfarroneando, es algo cotidiano entre los elementos de Seguridad Pública y que al calor de las copas, los problemas florecen con más agresión y esto, es lo que deriva en tragedias como la ocurrida el pasado sábado. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook