Presentará constructor demanda penal y civil contra Alcalde de FCP por fraude y robo

1
17

CHETUMAL, MX.- Por fraude, robo y lo que resulte, este viernes el constructor Mario González González demandaría por la vía penal y civil al actual Alcalde de Felipe Carrillo Puerto, Sebastián Uc Yam, por obras realizadas durante su corta administración por alrededor de 10 millones de pesos y que el funcionario se niega a pagar desde hace 8 meses.


“Esto no puede quedar así. no es valido ni justo para muchas familias a las cuales damos trabajo que este señor nos esté robadno lo que hemos logrado a base de mucho trabajo y sacrificio (…) esto me ha costado lagrimas y días sin comer (…) esta persona no tiene ningún derecho de robarle a la gente su patrimonio”, declaró en una larga entrevista telefónica que el constructor solicitó como derecho de replica, para desmentir declaraciones del Alcalde, quien se dice ingenuamente timado por él.
“Que las autoridades hagan una verdadera investigación”, exige. “Tengo mi capital parado, no sé si soy el único que ha defraudado, es posible que hayan más, pero no se vale que solicite trabajos y luego no pague”.
Pero advirtió que tiene documentos firmados por el Oficial Mayor, por el Tesorero y por el mismo Alcalde de Felipe Carrillo Puerto para demostrar el fraude en su contra por los trabajos realizados a través de su empresa Construcciones JC Cúbica S.A. de C.V
Ayer, el alcalde Sebastián Uc Yam declaró que el constructor Mario González lo timó, al aceptar que, supuestamente, tras recibir unos “regalitos”, éste aceptó asignarle varias obras, pero que ahora le está reclamando 25 millones de pesos.
Mario González dijo que “este tipo”, el Alcalde, “es un insulto” y agregó: “Él mismo se está echando la soga al cuello con las declaraciones que está dando”.
Aseguró que el Alcalde le solicitó todas las obras realizadas, pero cuando le solicitaba el pago, éste le daba largas porque apenas estaba asumiendo la administración y había trámites que cumplir, y cuando le insistía en que se firmaran los contratos, éste constantemete le insistía en que sus trabajos le serían pagados, que no dudara.
“Yo tengo palabra, los mayas tenemos palabras”, le decía.
“Le estaba haciendo el favor de financiarle las obras, pero todas las declaraciones que hizo son muy estúpidas y él solito va a caer, se está poniendo el pie en el cuello con las autoridades y está aceptando que los constructoras le están dando dinero”.
Aseguró que su demanda no es ni será una cuestión electoral ni persigue fines políticos: “El señor lo que está haciendo conmigo es un robo y lo único que exijo es que me pague”.
EL COMIENZO
Mario González refiere que él había construido el Chedraui de Felipe Carrillo Puerto y estaba realizando un proyecto de casas en Chetumal, cuando cuando fue contactado en febrero del 2011 por el entonces Alcalde electo, Sebastián Uc Yam, a través de su asesor Francisco Gracia.
Conoció al funcionario electo, quien en ese momento le explicó que tenía muchos proyecto y le pidió apoyo para poder realizar varios proyectos ejecutivos que, le dijo, se empezarían a hacer en cuanto tomara posesión en abril.
Dijo que él le entregó varios proyectos, y a 10 días de haber tomado posesión, el alcalde le habló y lo citó en el Palacio Municipal de Felipe Carrillo Puerto, donde empezó por decirle que necesitaba que remodelarán el edificio del Ayuntamiento porque varios techos se estaban cayendo, tenía gotera y al Alcalde le parecía feo y lo quería pintar, por lo que con las instrucciones recibidas empezó los trabajos pertinentes para la remodelación.
Luego, aseguró que el Alcalde le pidió remodelar el estadio de beisbol, que tenía un plazo de semana y media, porque estaba en malas condiciones. Le pidió un nuevo palco con servicios nuevos, con aire acondicionado, baños y piso de cerámica, desde donde se pudieran realizar transmisiones radiofónicas sin problemas.
Con una larga lista de peticiones, comentó que se empezó a trabajar y se contrató a mucha gente y faltando 4 días para la entrega del estadio, cuando ya se tenía todo el cableado de una nueva instalación eléctrica, pidió al Alcalde que se montara seguridad especial para que no se robaran nada porque ya había mucho material valioso invertido en el lugar.
Sin embargo, esto no se hizo y ladrones cortaron con segueta el cable que alimenta la electricidad del estadio y se robaron todo, por lo que hubo de hacer arreglos para cambiar todo para que la obra se entregara de forma funcional en el tiempo pactado.
Tras esta obra, el Alcalde le pidió la rehabilitación de la autopista para lo cual hubo de meter maquinaria y material, además de que le pidió abrir una calle en un fraccionamiento de la cabecera municipal, le solicitó que se limpiara el terreno de la Expomaya, que se rehabilitará el terreno que se ubica atrás del panteón de Carrillo Puerto, entre otras obras.
El constructor aclaró que estas obras, por supuesto, tenían un costo que el Alcalde aceptó, aunque reconoció que nunca tuvo los respectivos contratos por asignación directa porque el Alcalde, que apenas estaba tomando el control de la administración, le empezó a dar largas, con el argumento que aún se tenían que cabildear para ser incluidas en el Programa Operativo Anual para poder obtener los recursos del gobierno de estado.
No obstante, Sebastián Uc Yam, le prometió que le pagaría e, incluso, le pagó algunas cantidades y, para tranquilizar al constructor que ya para ese entonces había invertido una buena cantidad, le hizo la promesa de pago mensual por entre 350 mil y 450 mil pesos hasta cubrir el monto de todo lo que ya se había gastado.
“Primero me dio un cheque de 99 mil pesos, como tres meses después de haber iniciado las obras, luego otro de 33 mil y dos o tres pagos de 30 mil pesos, pero como le hice ver que no me podía seguir pagando así porque a mi 20 mil pesos mensuales no me sirven de nada, se comprometió a pagarme 100 mil pesos mensuales hasta saldar el monto”, explicó.
Pero pasó meses sin pagar un peso.
LOS PRETEXTOS
Comentó que el Alcalde, que en varias ocasiones le hizo ver que no quería tener problemas conmigo, le pidió chance para que el municipio no se ahorcara, pero en reiteradas ocasiones, de forma verbal e, incluso, por escrito, Sebastián Uc Yam le manifestó su voluntad de pago por los trabajos ya realizados.
Luego de varios incumplimientos y entrevistas con él o sus asesores o funcionarios de su administración, la relación se tensó al grado del rompimiento. “Si el Alcalde no quiere tener problema conmigo, que me pague”, le mandó a decir.
Mario González Refirió que todavía el pasado miércoles, luego de haber hecho declaraciones a la prensa, a través de uno de sus asesores, el Alcalde le hizo saber que no quería tener problemas porque sabían que el constructor ya tenía todo listo para presentar una demanda por la vía penal y civil, pero ayer jueves, Sebastián Uc Yam salió a declarar que lo habían “timado”
“Todo lo orquestó para no pagarme, no tiene un pelo de tonto, lo hizo para no pagarme”, reclama el constructor.
“No tiene un pelo de tonto, es una persona demasiado abusiva que de todo quiere sacar provhecho: a mi sí me vio la cara de tonto por creer en su palabra de pago”, reconoció el constructor.
Dijo que todo el dinero que invirtió en las obras en Felipe Carrillo Puerto es dinero de mi empresa, es patrimonio de mi familia y de mi socio”.
Señaló que Sebastián Uc Yam y el municipio se beneficiaron de su dinero “y hoy el Alcalde ni me toma la llamada ni tiene el valor civil de recibirme… si este hombre tuviera argumentos validos”.
Explicó que cualquier persona da por entendido que todo trabajo tiene un costo y que los argumento de Sebastián Uc Yam de que fue timado son infantiles y estúpidos.
“Ningún empresario va a arriesgar su dinero, ni a regalar su trabajo”, dijo, y señaló que en el sector de la construcción es práctica común que, al trabajar con Gobierno, se inicien las obras solicitadas con dinero propio para cumplir los tiempos de entrega porque el Gobierno no siempre tiene los recursos para pagar de forma inmediata.
El constructor, que tiene casi 10 años con su empresa con la cual ha realizado obras en diferentes estados del país y que desde hace 2 años se asentó en Quintana Roo, señaló que aunque no tiene los contratos de los proyectos realizados, por las largas que le dio el Alcalde, tiene documentos firmados por directores del Ayuntamiento, tiene recibos por cheques entregados por abono a deuda, tiene llamadas del número del alcalde que demuestran cuántas veces éste le hablaba.
“Yo tengo testigos para demostrar que el señor me ha timado, incluso con gente que trabaja en el Ayuntamiento”, advirtió. Reconoció que él Alcalde lo “envolvió” con sus mentiras y que pecó de confiado, pero no se vale que ahora no quiera pagar.
“Sebastián Uc Yam no tiene la noción de lo que está diciendo”, refutó. “Con sus declaraciones, se pone la soga al cuello y está aceptando que me debe dinero y que las obras se hicieron”.
“Quiero que el alcalde tenga el valor de decir las cosas y que diga, de frente, que soy un mentiroso”, tronó.
“Todo se volvió un circulo vicioso en el que me supo envolver… abuso de mi confianza y me está robando 10 millones de pesos. Quizá haya otras 20 gentes al que señor ha robado”, expuso.
Recordó que, incluso, se lo llegó a encontrar en el cenote de Bacalar, cuando estaba con su familia, y Sebastián Uc Yam se le acercó para decirle que le iba a pagar, pero ahora ha declarado para manchar mi imagen”.
“Yo no lo quiero perjudicar, sólo estoy solicitando que me pague lo que pidió”, dijo. “El Alcalde necesita de un asesoramiento, de gente profesional”.
El constructor desmintió al Alcalde, al afirmar que su empresa está totalmente en orden y legalmente establecida en Quintana Roo: “soy miembro de la CMIC, estoy registrado en la Sintra y estoy dado de alta en el IMSS, tengo empleados, tengo responsabilidades con muchas familias que dependen de mi empresa”.
“A mi si me defraudó, sí te puedo decir que el señor es una mala persona, es un verdadero mentiroso, al final del día todo esto va a llegar a un fin, cuando las autoridades determinen que me tenga que pagar, no sé como, pero me pagará”.
Mario González dijo que tiene su capital parado y ha perdido otras obras hasta por 75 millones de pesos por no tener el dinero para pagar las fianzas de nuevos contratos por la negativa del Alcalde a pagarle obras ya realizadas.
“Tengo toda la documentacion para demostrar que él solicitó los trabajos y que los trabajos se hicieron”, dijo, al tiempo que retó al Alcalde a encontrarse en público y ante la prensa, para que le diga que no solicitó las obras, que no le debe nada. Él, por su parte, se dijo dispuesto a mostrar toda la documentación que ampara los trabajos realizados ante la prensa o ante la autoridad correspondiente.
Por lo pronto, aseguró que este viernes presentará una demanda penal y civil por fraude y lo que resulte, ya que este asunto le ha causado un gran daño moral a él, a su familia, a su socio y a las personas a las que su empresa da trabajo.
La demanda penal y civil es por daños que ascieden a unos 25 millones de pesos, advirtió.
“El alcalde sabe muy bien lo que hizo y será enterado de la gravedad del asunto, será notificado con todas las de la ley, no me brincaré ningún proceso legal, tengo toda la documentación en mis manos para acreditar que el señor me solicitó esas obras”.
El constructor dijo que luego de un incidente en su domicilio, cuando a la mitad de la noche arrojaron botellas, siente temor por él y su familia, pero advirtió que hace totalmente responsable al Alcalde Sebastián Uc Yam si algo llegase a ocurrirle. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

Comments are closed.