0
10

Al presidente municipal de Solidaridad, Filiberto Martínez Méndez se le desbordó el espíritu navideño.
Y es que mientras algunos municipios están en graves problemas para poder pagar los aguinaldos, “Fili” se puso muy espléndido.
Quizá, este frenesí navideño del Edil playense, se derive de su enorme felicidad porque obtuvo la autorización para el crédito de 386 millones, así como para las concesiones de los paraderos de autobús y el alumbrado público.
“Fili” extendió su felicidad más allá de Solidaridad y envió canastas navideñas a directores y regidores de otros municipios.
Muy conmovedor el gesto de “Fili”, pues en la Navidad lo importante es no es recibir, si no dar, aunque sea a costa del erario público.

Comentarios en Facebook