Bajan ventas en carnicerías tras un caso de intoxicación masiva

0
1

CANCÚN, MX.- Hasta un treinta por ciento se han caído las ventas de las carnicerías ubicadas en las regiones de Cancún, debido a la noticia que se ha dado con respecto a que tres establecimientos de este giro han sido suspendidos por la Cofepris, después de que se les encontró carne contaminada con Clembuterol, hecho que ha originado que la gente que acudía a estos negocios como ante lo hacía lo deje de hacer, reportaron los encargados de estos negocios.


Los carniceros señalaron que el problema que se ha dado es por culpa de la Sagarpa, que permite la entrada de canales de res y de cerdo de otros estados, pues actualmente en el rastro municipal se lleva un control muy estricto, ya que en este punto se encuentran inspectores de salubridad que vigilan como se sacrifican los animales, lo que permite constatar que el producto que sale de este sitio está libre de esta sustancia, por lo que la población debe de estar confiada de que la carne que adquieren procedente del matadero de Benito Juárez no tiene ningún problema.
Así mismo explicaron que el canal de cerdo y res que ellos adquieren en el rastro municipal siempre cuenta con dos sellos, que es la guía fitosanitaria que avala la procedencia de este producto, por lo que siempre revisan esta garantía antes de que el distribuidor meta en el congelador al animal.
Señalaron que en uno de los sellos se visualizan las siglas de la Sagarpa, lo que hace constar que esta dependencia está al tanto de la procedencia del animal, así como también de su condiciones de salud, mientras que el otro indica el peso neto del producto, lo cual es muy importante saber en el momento en el que el distribuidor les deja la mercancía, ya que este es el parámetro para pagar lo que adquirieron.
En este sentido, Norma Jiménez, encargada de la carnicería “Estrella”, que se ubica en la Región 204, explicó que la carne que adquieren provine del rastro municipal, pues no quieren correr el riesgo de comprar un producto de dudosa procedencia, por lo que prefieren pagar un poco más que crearse una mala imagen.
De esta manera su distribuidor, Andrés Pasos, que les da a crédito el producto, siempre trae los canales del matadero municipal, donde a los animales se les coloca dos sellos, que permiten identificar que esta carne procede de este lugar, donde actualmente se ha montado un dispositivo de vigilancia por parte de inspectores de salubridad, debido a la información que se ha vertido en torno a la contaminación de este alimento con Clembuterol.
Explicó que esta situación ha propiciado que de diez clientes que atendía ahora sólo lleguen a su establecimiento siete personas, lo cual lesiona bastante su economía, pues las ventas que reportaba anteriormente se cayeron debido a que la gente piensa que todas las carnicerías tienen este problema, lo cual no es así, pues hasta donde ella sabe, la anomalía se presentó en establecimientos donde adquirieron el producto en el estado de Yucatán, situación que fue permitida por la Sagarpa, dependencia federal que debería de estar al tanto de este tráfico clandestino que se hace de animales, lo que perjudica a la población y a los negocios relacionados con este giro, pues esta sustancia sólo puede ser detectada a través de un análisis de laboratorio, por lo que es imposible que los comerciantes sepan si lo que compran está contaminado con esta sustancia.
Asimismo, Bonifacio Jiménez, encargado de la carnicería “Santa Clara”, la cual se encuentra en la Región 201, señaló que prefiere comprar la carne a un distribuidor certificado, lo que evita que pueda tener problemas como los que se han venido registrando últimamente, por lo que prefiere pagar un poco más que quedar mal ante sus clientela, la cual hasta el momento no se ha quejado de la carne que vende, pues esta siempre ha contado con los sellos de la Sagarpa y del pesaje, situación que permite saber que el producto que les entregan proviene del rastro municipal. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook