0
1

Cuando deberían de ser algo así como Batman y Robín, el procurador Gaspar Armando García Torres y el subprocurador de la zona norte Gaspar Juan Ignacio Hernández Mora‏ son realidad como el Chavo del Ocho y Kiko.
Y es que, no más no se simpatizan.
García Torres y Hernández Mora van cada cual por su lado y la coordinación es a la fuerza.
Las cosas se han puesto algo feas al grado que cada cual ha amagado con dejar la Procuraduría General de Justicia del Estado.
Incluso, ya se ha mencionado que Hernández Mora, estaba a punto de irse como nuevo titular de la Secretaría Estatal de seguridad Pública (SESP).
Lo cierto, es que las diferencias entre los chetumaleños Gaspar y “Nachito” parecen irreconciliables.

Comentarios en Facebook