Recibía Cícero $500 mil al mes por proteger a ‘Zetas’: SIEDO

0
9

MÉXICO.- Hasta un millón 700 mil pesos pagaban mensualmente Los Zetas por protección de mandos medios y superiores de la Policía Federal y de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) comisionados en Coahuila, además de corporaciones locales, entre ellos a Jesús Manuel Cícero Salazar, quien se desempeñó hasta diciembre como subdirector de Seguridad Pública de Quintana Roo.


La labor de los implicados era “limpiar” las carreteras estatales y colocar puntos de revisión para que agentes locales pudieran secuestrar y asesinar a integrantes de grupos rivales.
El titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), José Cuitláhuac Salinas Martínez, reveló que lo anterior se desprende de una investigación contra la red de protección que tejió la organización criminal con servidores públicos en esa entidad.
Hasta el momento hay cuatro detenidos, cuatro arraigados y tres prófugos.
Como parte de la indagatoria, las autoridades federales localizaron “nóminas”, en las que hay nombres clave de diversos funcionarios de Coahuila (en ese estado solo hay 35 elementos de la AFI, hoy Policía Federal Ministerial).
Los evadidos
Uno de los involucrados, quien actualmente se encuentra evadido de la justicia, es el jefe regional de la Agencia Federal de Investigación, Enrique González Nava, Yaqui, al que presuntamente se le pagaban 600 mil pesos mensuales para que su personal dejara trabajar a Los Zetas.
En conferencia de prensa, Salinas Martínez mencionó que entre los investigados se encuentra también Jorge Luis Valbuena Flores, mando medio de la Policía Federal (División Regional Caminos), quien recibía 70 mil pesos al mes por avisar de operativos, “limpiar la carretera” cuando se pasaba droga, armas o dinero, y colocar en puntos específicos de Saltillo filtros de revisión.
El funcionario no precisó cuántos agentes más de la Policía Federal están involucrados en el caso, solo dijo que la indagatoria sigue en curso.
El titular de la SIEDO dijo que la Procuraduría General de la República ofrece una recompensa de hasta 3 millones de pesos por información que sirva para localizar a estos ex servidores públicos.
Dicha cantidad también se entregará a quien aporte datos sobre Humberto Torres Charles, Glenda, quien controlaba la Fiscalía General de Justicia de Coahuila y es hermano de Jesús Torres Charles, ex fiscal coahuilense.
Los arrestados
Claudia González López, ex subdelegada de la PGR en el estado, quien el 15 de febrero fue puesta a disposición de un juez federal, pertenece presuntamente a esta red. La mujer era responsable de ayudar (por 100 mil pesos al mes) a Los Zetas detenidos.
Su función era, explicó Salinas Martínez, no fincarles delitos graves para que alcanzaran la libertad bajo fianza. Actualmente, se encuentra sujeta a proceso penal.
Otro implicado es Sergio Tobías Salas, Tobogán, ex subdirector regional de la Fiscalía General, quien organizaba operativos en Piedras Negras, Ciudad Acuña, Monclova, Torreón y Saltillo para transportar droga y realizar operaciones de contrabando, secuestros y homicidios.
Este sujeto estaba bajo el mando de los hermanos Omar y Miguel Ángel Treviño Morales, Z-42 y Z-40, respectivamente, y del líder absoluto de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca. La nómina de los delincuentes refiere que le pagaban entre 100 mil y 150 mil pesos. Está detenido.
Un detenido más es Julio César Ruiz Esquivel, Chicho, agente de la Policía Ministerial adscrito al Palacio de Gobierno de Saltillo, responsable de pasar información de los movimientos que había en la policía estatal. La suma que obtenía era de alrededor de 30 mil y 50 mil pesos.
Salinas Martínez destacó que Manuel Jesús Cícero Salazar, Viejo Loco, ex director de Seguridad Pública en Ramos Arizpe, recibía medio millón de pesos al mes por informar dónde se realizaban los operativos de la Fiscalía del estado contra Los Zetas.
“Quitaba retenes que ya se encontraban ubicados para que los vehículos de dicho grupo pudieran pasar sin problemas y revisaba vehículos que no pertenecían a este grupo criminal para detectar a miembros de grupos contrarios.”

Bajo arraigo

Actualmente se encuentran bajo arraigo Álvaro Martínez de la Fuente, agente de la Policía Federal Ministerial, el policía estatal Enrique Sánchez Zapata, el policía investigador Cuauhtémoc Rosales Galindo y el agente de la Policía Investigadora del estado Juan Fermín Medina Torres.
El titular de la SIEDO agregó que se hasta la fecha se han cateado 11 domicilios como parte de la indagatoria (nueve en Saltillo y dos en Monterrey), donde se incautaron propiedades, una con valor de 15 millones de pesos. (Fuente: Milenio)

Comentarios en Facebook