Confiesan ‘Pelones’ ejecución de mando policiaco en Playa

Posted on junio 22, 2012, 11:55 pm
14 mins

PLAYA DEL CARMEN, MX.- La ejecución del comandante de la Policía Municipal Preventiva (PMP), encargado del sector II de la colonia Colosio Murrieta, fue ordenado por el líder del grupo criminal de “Los Pelones” identificado con el alias de “El Indio”, por afectarle sus intereses en la ilícita actividad de venta de drogas al menudeo, así lo confesaron los sicarios detenidos en cuestión de minutos cuando pretendían darse a la fuga y luego de que el taxista “Halcón” señalara su ubicación tras perpetrar el doble homicidio, informó el procurador del estado, Gaspar Armando García Torres.

Cinco policías asesinados en los últimos 7 años en Playa

PLAYA DEL CARMEN, MX.- En los últimos siete años, el solitario combate de la Policía Municipal Preventiva (PMP) de Solidaridad en contra del narcomenudeo, le ha costado la vida a cinco miembros de la corporación, entre éstos cuatro comandantes, tres de los cuales, fueron ultimados en la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, así como el intento de ejecución del director general de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos (SPTyB), comandante, Rodolfo del Angel Campos. De los cobardes y sangrientos asesinatos, las autoridades únicamente han podido esclarecer dos al detener a los responsables.
La noche del jueves se atentó en contra de un comandante de la PMP, con la ejecución del policía primero, Irving Alejandro Canul Falcón, de 36 años de edad, originario del municipio Othón P. Blanco, Quintana Roo, quien fue acribillado por sicarios al servicio de “Los Pelones” con su cuñado Francisco Javier Pérez Torres, de aproximadamente 30 años, cuando se encontraban el interior de su automóvil, marca Nissan, tipo Tsuru, color azul, modelo antiguo, con placas de circulación UVR-56-57 del estado, frente a su casa en la calle 66 con avenida 35 en la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta.
La primera ejecución de un comandante de la PMP de Solidaridad, fue la de Carlos Hiram Ramírez Alvarado, en ese entonces de 29 años de edad, y fue perpetrado el amanecer del miércoles siete de septiembre del año 2005, recibió al menos ocho impactos de bala de los calibres .38 y .9 milímetros, cuando recién abordaba su automóvil frente a su domicilio en la manzana 18 de la avenida 40 de la populosa colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, y el asesinato fue atribuido al Crimen Organizado, por los constantes golpes que asestaban a los vendedores de drogas, deteniendo como responsables a Víctor Herrera Silva, hermano de “El Pantera”, zar del narcomenudeo en la Riviera Maya, y Julio César Vargas Mejía (a) “El Camaleón”, actualmente recluidos en el Centro de Retención Municipal en espera que el juez les dicte sentencia.
Una doble ejecución fue cometida, cerca de las 08:45 horas del lunes 11 de agosto del año 2008, cuando un grupo de sicarios, con ráfagas de armas AR-15, ejecutó al subdirector Operativo y Sectorial de la PMP, comandante Manuel Jesús López Kantún, en ese entonces de 42 años de edad, y su escolta José Alfredo Gordillo Maldonado, en ese entonces de 29 años, en la calle 74 entre las avenidas 15 y 20 de la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, cuando recién salía de su casa a bordo de su patrulla. La doble ejecución fue atribuida a la organización criminal “Los Zetas”, y hasta la fecha sigue impune.
Intento de ejecución del jefe policíaco
Alrededor de las 15:15 horas del domingo 31 de julio del año pasado, sicarios al servicio de la organización criminal “Los Zetas”, pretendieron ejecutar al director general de Seguridad Pública Tránsito y Bomberos (SPTyB) de Solidaridad, comandante, Rodolfo del Angel Campos, cuando circulaba en un automóvil marca Volkswagen, tipo Bora, color azul marino, acompañado de su esposa, cuando se encontraba en la avenida Paseo de Las Palmas con calle Flor de Acanto, en el fraccionamiento Las Palmas, frente a un Oxxo, por un grupo de tres sicarios que viajaba a bordo de una Suburban blanca lo emboscaron, disparándole en 20 ocasiones con arma AR-15, calibre 2.23; sin embargo, por la sagacidad del jefe policíaco al maniobrar en reversa, sólo recibió dos impactos en el brazo derecho.
La penúltima ejecución perpetrada por el Crimen Organizado fue la de Mario Enoc Gómez Frías, de 23 años de Tabasco, comandante de la Policía Turística, quien el amanecer del viernes nueve de septiembre del año 2011, fue acribillado con ráfagas de arma larga AR-15, con siete impactos de bala, en el interior de su patrulla, frente a las instalaciones de su corporación en la céntrica avenida Benito Juárez, en tanto que su chofer-escolta, el policía, Luis Rafael Pérez Gómez, no obstante que recibió el mismo número de impactos logró sobrevivir al ataque, y como sucede usualmente los sicarios se dieron a la fuga sin problema alguno. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Los sicarios detenidos que responden a los nombres de Pedro Ramírez Tapia alias “Peter”, de 39 años de edad, originario de Apatzingan, Michoacán; Pablo Antonio de la Cruz Meléndez alias “El Tigre”, de 20 años, oriundo de Huatulco, Oaxaca; y el taxista cozumeleño José Alfredo Domínguez Dzib, 33 años, serán puestos a disposición del Juzgado Penal por el delito de homicidio calificado, tras declararse confesos, al tiempo de aceptar su relación en los crímenes de Ricardo Sosa González alias “El Negro” arrojado en la avenida CTM con fraccionamiento Real Ibiza, bajo la averiguación previa 3202/2001; de la ejecución del ex policía municipal Alexis Morales Manuel encontrado en la zona residencia Los Arrecifes, expediente 3595/2011.
Asimismo, el “Peter” también aceptó haber participado en el intento de ejecución de la sexoservidora Jazmín Alejandra Sánchez Mejía “La Kimberly”, a la cual le cercenaron la garganta pero por fortuna sobrevivió y se inició la averiguación previa 3202/2011, afirmó el primer abogado en el estado, en cuya conferencia de las 9 horas de este viernes estuvo acompañado del jefe de la PMP, comandante Rodolfo del Angel Campos y la secretaria general, María Cristina Torres Gómez.
Durante la presentación de los implicados, el procurador también refirió que en la búsqueda del líder de la célula de “Los Pelones”, quienes operan en este municipio identificado como “El Indio”, notaron a dos personas sospechosas en las afueras del domicilio citado por los sicarios, que al ser interceptados les fueron decomisados 13 paquetes y una bolsa negra de marihuana comprimida con un peso superior a los 17 kilos -del cual se informa en nota aparte-.
De acuerdo a la relatoría de los hechos, el funcionario estatal precisó que vía número 066 siendo las 20:23 horas del pasado jueves se reportan disparos sobre dos sujetos en el interior de un vehículo ubicado en la calle 66 con avenida 35 en la colonia Colosio; asimismo, el testigo manifestó que los agresores abordaron un taxi de la ciudad sobre la avenida 40 con número económico 589 -presuntamente clonado-, el cual es interceptado minutos después en la avenida 10 con calle 6 por la PMP.
Indicó que se detiene al chofer José Alfredo Domínguez Dzib, luego de que al revisar el vehículo encuentra en el interior 8 granadas de instrucción y una granada con carga explosiva, 3 chalecos tácticos, 3 más antibalas, 5 placas para chalecos de niveles 3 y 4, así como un cargador de cuerno de chivo desabastecido, de modo que reconoce su participación en la ejecución, de haber llevado a los dos sicarios y dejarlos en un domicilio de la calle 2 entre las avenidas 40 y 45, colonia Centro, y que se trata de las personas que habían cometido el homicidio.
“De acuerdo a la investigación los occisos respondían a los nombres de Irving Alejandro Canul Falcón quien de desempeñaba como comandante de la Policía Municipal en el sector II de la colonia Colosio y Francisco Javier Pérez Torres, amigo que lo acompañaba, quienes estaban a bordo del vehículo Nissan, tipo Tsuru, color azul, placas UVR-56-57 del estado”, puntualizó el procurador García Torres.
Es así que con los datos aportados por el taxista “Halcón” como se reconoció y servirle al grupo criminal de “Los Pelones”, en operativo en conjunto con el Ejército Mexicano, la Secretaría de Marina-Armada de México y la Policía Judicial del Estado se trasladan al domicilio citado, observando a dos sujetos que intentaban darse a la fuga, cuyas características coincidían con las descritas.
El primer detenido fue Pedro Ramírez Tapia portaba pistola marca Glock, calíbre 9 milímetros, abastecida con tres cartuchos y el segundo, Pablo Antonio de la Cruz Meléndez, con un arma de fuego de la marca Colt, calibre 38 milímetros súper, un cargador abastecido con 8 cartuchos y dos cargadores más de 8 y 9 tiros útiles, respectivamente.
García Torres afirmó que en labores de entrevistas, de los hechos, los sicarios aseguraron pertenecer al grupo delictivo de “Los Pelones”, confesando haber llevado la ejecución del mando policiaco y de manera fortuita -hasta el momento- de su acompañante, por órdenes del jefe de la plaza que conocen sólo como “El Indio”, citando un domicilio donde pudiera ubicársele, “le dieron piso como ellos dicen porque el comandante les estaba afectando la venta de droga al hacer detenciones y aseguramiento de droga, es decir, estaba afectando la actividad ilícita”, enfatizó.
Sin embargo, al llegar al domicilio ubicado en la avenida Luis Donaldo Colosio entre las avenidas 10 y 15, de la colonia con el mismo nombre, sólo encontraron a dos sujetos arribando con dos bolsas en la mano y que resultaron paquetes de marihuana, pero sin poder determinar si alguno de ellos es “El Indio”, -mayor información sobre el caso se encuentra detallado en nota aparte-.
En ese mismo sentido, el procurador afirmó que el comandante policiaco recibió seis impactos de bala y su acompañante cinco, localizando en el lugar 11 cartuchos percutidos de 9 milímetros, dos ojivas dentro del vehículo y dos más en el cuerpo de Pérez Torres; aunque todo apunta que el único que logró activar su arma fue el “Peter”, ya que al “Tigre” se le encasquillo la 38 súper. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)
pleje5.JPG

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)