Aplastado por una deuda de 4,600 mdp, el Fonatur no tiene ni para operar en los CIPs

Posted on febrero 20, 2013, 11:54 pm
12 mins

Fonatur CANCUNCANCÚN, MX.- En 12 años, los gobiernos panistas desarticularon y desfalcaron el Fondo Nacional de Turismo, Fonatur. Más allá de la deuda de 4 mil 600 millones de pesos anunciada por Héctor Gómez Barraza, actual titular de la dependencia, la realidad es que el fondo ni siquiera tiene recursos para operar en los llamados Centros Integralmente Planeados, Cips.
De acuerdo con el informe entregado a la comisión de turismo del Senado de la República, el cual será presentado a finales de febrero, se establece que hoy en día no se tienen los suficientes recursos para atender y mantener los destinos turísticos de Cancún, Ixtapa-Zihuatanejo y Los Cabos, así como para desarrollar proyectos nuevos como Playa Espíritu, en Escuinapa, Sinaloa.
Aunque de forma oficial no se dará a conocer hasta llegado el momento, la realidad es que Fonatur está en quiebra y eso es responsabilidad de dos hombres en concreto: John McCarthy y Miguel Gómez Mont.
El primero de ellos, paseó tranquilamente al inicio de esta semana en Cancún, donde cerró “negocios” que hoy en día lo tienen incluso con una empresa de bienes raíces y dedicada al sector inmobiliario.
John McCarthy es el principal desfalcador de Fonatur, pues en su gestión no sólo se vendieron terrenos a empresas que ya estaban predestinadas a ser beneficiadas con precios irrisorios, sino que además se dejaron de cumplir muchas obligaciones y compromisos.
El mejor ejemplo de esto, se da en Cancún. Desde el 2010 la concesionaria Baja Mantenimiento Organizacional, BMO, fue cerrada por Fonatur, lo cual originó que el mantenimiento de la Zona Hotelera del destino quedara al garete.
Si bien es cierto que la oficina del fondo en Cancún ha intentado mantener la Zona Hotelera, lo cierto es que de forma oficial existe un rezago del 60 por ciento en la operatividad para cuidar el principal atractivo del destino.
En números, la historia es cruenta, puesto que la situación financiera comenzó a agravarse a partir de la compra de mil 600 hectáreas para desarrollar Playa Espíritu, anunciado por Felipe Calderón en 2009 como el mayor proyecto turístico en 25 años.
Para esta operación el organismo federal contrató un préstamo por mil 200 millones de pesos con la banca de desarrollo. Con esto, Fonatur posee pasivos superiores a 4 mil 600 millones de pesos y sus recursos anuales ascienden a mil 600 millones.
Los pagos por deuda con la banca privada y de desarrollo se ubican en 380 millones de pesos cada año.

Advertisement

La quiebra de Fonatur

El Fondo Nacional de Turismo es otra de las instituciones quebradas por los gobiernos panistas. Bajo la administración de John McCarthy, Fonatur tuvo la menor suma de dinero en caja de su historia (500 millones de pesos) y agotamiento de su patrimonio tras vender a precios de risa lo mejor de su reserva territorial como las 500 hectáreas de Cancún Tercera Sección en 7 dólares al hotelero José Chapur.
En pocas palabras, Fonatur regaló predios y terrenos no sólo en Cancún sino también en Loreto, Baja California Sur y en Ixtapa.
Por esta razón, es que en la administración de Miguel Gómez Mont, el Fonatur se dedicó a recoger y pagar los platos rotos de la pasada administración.
Por una parte, con recursos obtenidos en el mercado y no fiscales, inició y consolida dos Centros Integralmente Planeados, uno en el municipio de Escuinapa, Sinaloa, y el otro en Tamaulipas.
Pero los platos rotos son muchos y están en pleno proceso de reparación.
Por ejemplo, Fonatur vendió el desarrollo turístico de Loreto Bay y la Escalera Náutica, dos de los más importantes proyectos de la administración foxista.
Asimismo, Playa Espíritu en Sinaloa, se convirtió en el cuarto caso en que Fonatur no pudo replicar la fórmula exitosa que hizo de Cancún el destino de playa más importante de México.
La industria turística dice que -como en Loreto, Huatulco e Ixtapa- la falta de planeación socioeconómica, ambiental y comercial llevó al ente estatal a un nuevo fracaso (Expansión intentó entrevistar a funcionarios de Fonatur para este reportaje, pero no estuvieron disponibles).
En este punto, los números no mienten. En Huatulco se hablaba de 20 mil cuartos y hay 3 mil, en Ixtapa, 10 mil y operan 6 mil, mientras que en Loreto se estimaron mil100 y hoy existen 600, de acuerdo al informe presentado ante la comisión de turismo del Senado.
A todo esto debe sumársele el caso Cancún. En tan sólo en seis años, Fonatur vendió en Cancún 4 millones 969 mil metros cuadrados lo que le representó un ingreso de 3 mil 599 millones 244 mil 650 pesos.
Además de 4 millones 77 mil metros cuadrados, por 58 millones 310 mil 255 dólares, de acuerdo con información de la propia dependencia entregada a la comisión por medio de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.
En Cancún existe un hecho que desde el 2003 se maneja y el cual es la necesidad de que Fonatur pague el impuesto predial al municipio.
Sobre esto, se debe destacar que de las transacciones realizadas no se ha pagado el impuesto predial, cantidad que en 2005 ascendía a 600 millones de pesos, y agrega que en la gestión del exalcalde Juan Ignacio García Zalvidea se intentó cobrar dicho dinero, pero no se tuvo éxito, e incluso se bajó el monto a 196 millones de pesos, que tampoco fueron pagados.
Hasta el momento, Fonatur se rehúsa a pagar el impuesto predial bajo el argumento de la existencia de un acuerdo con el municipio de no pagar el gravamen, en función de que ésta se encargaba del mantenimiento de la Zona Hotelera y de las principales vialidades, como los bulevares Kukulcán y Cancún.
Otro dato importante en torno a esto, es que Fonatur ha vendido de manera burda terrenos, que incluso ha tenido que indemnizar a varias empresas por esa situación.
Los casos son elocuentes. Errores administrativos” en la venta de predios, hecha por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) causaron resarcimientos por casi 83 millones de pesos a favor de la empresa Bay View Grand en el 2011.
La institución pública devolvió 43 millones para la recuperación de tres predios ubicados en la playa pública El Mirador, en el puerto de Cancún, Quintana Roo, y 40 millones correspondientes al pago que la propia compañía hizo en 2005 –por concepto de densidad– para construir un condominio de 20 pisos en esa zona.
Fonatur tuvo que pagar 42 millones 806 mil 257 pesos a la agencia inmobiliaria Bay View Grand World, para recuperar los predios 4-A1, 4-A3 y 4-A4, ubicados en la tercera etapa de la Zona Hotelera, en playa Mirador, antes conocida como Coral. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

DEUDA DE FONATUR AFECTARÁ A CANCÚN: CÓRDOVA LIRA

CANCÚN, MX.- Ante la fuerte deuda que pesa sobre el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCEC), Francisco Córdova Lira, señaló que esto va a obligar a la dependencia a recortar gastos y en consecuencia, va afectar a Cancún.

Y a esto se añade el compromiso que deberá hacer frente con los italianos de la empresa Bi&Di que adquirieron un terreno cerca de playa Delfines con la promesa de que a futuro tendría mayor densidad de construcción.

“Las finanzas de este año de Fonatur van a ser muy apretadas por culpa de administraciones muy irresponsables y hoy en la mañana, ustedes vieron la noticia, todavía tiene que enfrentar una cantidad importante con Bi&Di porque lo más ético y legal es que tiene que devolver el dinero. No queda de otra que apretarse el cinturón, lo malo es que si se lo amarran van a quitarle a algunos recursos a Cancún”.

También señaló que esa deuda fue adquirida para construir varias obras que nada tienen que ver con la actividad turística y con terrenos que ahora no se podrán desarrollar, porque el presidente Enrique Peña Nieto anunció que en su administración no se construirán nuevos desarrollos turísticos, sino que se enfocarán a consolidar los existentes.

“Ustedes saben muy bien que Fonatur se convirtió en una constructora y construyó parte de la infraestructura de los Juegos Panamericanos, y si no me equivoco, algún monumento que no tengo claro cuál fue y la dejaron entrampada con la obra. Y por el otro lado, compró con puro crédito, la información que tengo es que fue en cien millones de dólares, a Bahía del Espíritu que es un terreno pelón que no tiene absolutamente nada de infraestructura”. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Advertisement
Advertisement
Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)