Causa primeras cancelaciones temor a mancha de petróleo