Secuestran a hijo de líder cañero; piden rescate de 8 mdp

Posted on mayo 14, 2012, 11:55 pm
10 mins

CHETUMAL, MX.- Sujetos armados secuestraron a Abraham Humberto Rivas Peña, hijo del líder de la Asociación Nacional de Cañeros de la Confederación Nacional de Productores Rurales, Gabriel Rivas Canul, a la altura de un lugar conocido como El Piñar, entre Allende y Sabidos, en la Ribera del Río Hondo, y momentos después los presuntos sicarios pidieron un rescate de ocho millones de pesos.

Plagio en el sur de Quintana Roo

CHETUMAL, MX.- Un grupo armado secuestró a Abraham Humberto Rivas Peña, de 20 años de edad, hijo de Gabriel Humberto Rivas Canul, dirigente del grupo cañero de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR); el hecho fue perpetrado en la carretera Ucum – La Unión, entre los poblados Sabidos y Allende, en la ribera del Río Hondo, cuando el plagiado viajaba a bordo de su camioneta, hoy por la tarde.
Según los reportes policiales, se pudo establecer que los hechos ocurrieron alrededor de las 14:00 horas, cuando elementos de las corporaciones policiales recibieron el reporte de que en el tramo carretero Ucum – La Unión, entre el poblado Sabidos y Allende, del municipio Othón P. Blanco, un grupo armado había secuestrado a Abraham Humberto Rivas Peña, hijo de Gabriel Humberto Rivas Canul, líder del grupo cañero de la CNPR.
Según las fuentes policiales, a Sergio Rivas Canul, tío del secuestrado y hermano del líder cañero, le llamaron por teléfono y le informaron que su familiar, al momento que circulaba con dirección a su vivienda ubicada en el poblado Allende, a escasos dos kilómetros antes de llegar a su comunidad, se le atravesó en su camino una camioneta tipo Suburban color blanco, de la cual descendieron cinco personas fuertemente armadas.
El comando obligó a Abraham Humberto Rivas Peña a bajar de su camioneta tipo Ram, color azul, doble cabina, y luego los plagiarios lo subieron a la fuerza a su camioneta, retirándose del lugar con rumbo desconocido, dejando abandonado en un camino de terracería, entre los cañales, el vehículo del secuestrado, que al parecer tenía dos impactos de bala en el costado izquierdo.
Ante estos hechos, las diversas corporaciones policiales se trasladaron al lugar, y al llegar de inmediato fueron informadas del suceso y a su vez implementaron un amplio operativo por la zona cañera, así como en los diversos caminos de terracería que conducen a los cañaverales, en donde finalmente encontraron abandonada, en una orilla de un camino de terracería, la camioneta de Abraham Humberto Rivas Peña.
Extraoficialmente se supo que los secuestradores ya pidieron a la familia la cantidad de 8 millones de pesos por el rescate, y los delincuentes advirtieron que no den parte a las autoridades policiales.
Por otra parte, se supo que en el amplio operativo que realizaron las diversas corporaciones policiales a una orilla del camino de terracería conocido como “Cuatro Caminos”, encontraron abandonado un automóvil tipo Aprio color plomo, el cual estaba totalmente cerrado de sus puertas.
Trascendió por la tarde que elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE) detuvieron a un sujeto con armas de fuego, quien al parecer está relacionado con los hechos, aunque dicha versión no fue confirmada por las autoridades.
Se pudo establecer que Abraham Humberto Rivas Peña, quien cuenta con 20 años de edad, es un joven tranquilo, que no tiene ningún vicio y es el brazo derecho de su papá, pues se encarga de supervisar sus parcelas. (Fuente: Por Esto! de Quintana Roo)

Policías municipales, estatales, judiciales, federales y militares blindaron la zona cañera en busca de los plagiarios. Trascendió que varias personas fueron aseguradas por elementos de las Policías Judicial del Estado y Estatal Preventiva, pero éstos mantienen hermetismo y sólo informaron que son personas que se unieron a la búsqueda del plagiado, aunque portaban armas de fuego.
De acuerdo con el reporte policiaco, a las 13:30 horas de ayer, a través del número de emergencias 066, se tuvo conocimiento del secuestro de un joven de 20 años de edad, en la comunidad de Allende, tras una ráfaga de disparos a la camioneta que conducía, para obligarlo a detener su marcha, por presuntos sicarios a bordo de cuatro vehículos, fuertemente armados y portando pasamontañas.
Policías de todas las corporaciones policiacas y militares blindaron la Ribera del Río Hondo en búsqueda de los presuntos captores y el plagiado, incluso solicitaron el apoyo de sus homólogos beliceños para evitar que los delincuentes huyeran al vecino país.
Datos recabados establecieron que a las 13:20 horas, Abraham Humberto Rivas Peña, de 20 años de edad, salió de su domicilio, en el poblado de Allende, a bordo de su camioneta GMC, tipo Pick-Up, color rojo, con placas TA-55-787.
Se dirigía a supervisar los trabajos que realizaban sus empleados en los cultivos de caña que tienen en superficie del ejido Allende, por lo que al transitar por un lugar conocido como El Piñar, entre el poblado de Allende y Sabidos, fue interceptado por al menos cinco hombres armados a bordo de una Suburban blanca.
Los sujetos le indicaron que se detuviera, pero al notar que iban armados y el rostro cubierto con pasamontañas, el joven aceleró, lo que originó que los delincuentes abrieran fuego hasta en ocho ocasiones para intimidarlo, y posteriormente colisionaron la camioneta por alcance, lo que provocó que Abraham Humberto se saliera de la cinta asfáltica y quedara en sentido contrario al que transitaba.
Este momento fue aprovechado por los secuestradores, quienes a golpes subieron al joven a la Suburban y posteriormente se dieron a la fuga por un camino de terracería, de acuerdo con el informe de algunos testigos que dieron aviso al número de emergencias 066, lo que movilizó a las corporaciones policiacas de los tres niveles de Gobierno y autoridades militares que blindaron la Ribera del Río Hondo.
Más tarde los presuntos secuestradores se comunicaron al teléfono de Sergio Rivas Canul, tío de Abraham Humberto y hermano del líder cañero Gabriel Rivas Canul, a quien le exigieron la cantidad de ocho millones de pesos para liberar al joven, de lo contrario lo matarían.
Durante los operativos en los que participaron los titulares de todas las dependencias policiacas y militares, elementos de las Policías Judicial y Estatal Preventiva aseguraron a varios hombres armados, quienes al parecer forman parte de la banda de secuestradores, aunque mantienen en hermetismo esta información.
Según trascendió, los agentes judiciales y estatales señalaron que las personas armadas forman parte del grupo que se unió a la búsqueda del joven secuestrado y son gente al servicio de Gabriel Rivas Canul, aunque se desconoce si fueron detenidos y consignados ante un agente ministerial.
El operativo se extendió en toda la Zona Sur de la entidad y se pidió la colaboración de la Policía de Bacalar, del Estado de Campeche y del vecino país de Belice, a fin de localizar a los secuestradores y al joven que fue privado de su libertad, y hasta el cierre de esta edición las autoridades guardaron total hermetismo de la situación. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)