Los regidores inútiles… (II)

1
12

PLAYA DEL CARMEN, MX.- En esta segunda y última entrega de los “informes de trabajo” de los miembros del cabildo, prácticamente no cambia nada respecto de los presentados ayer; salvo los nombres, el contenido es el mismo insustancial y vacío. Aparentar que se hace para intentar ocultar que las regidurías no son más que el puesto más cómodo y decorativo de las administraciones municipales. Un premio para quienes obtienen el cargo, y por el cual garantizan a los presidentes municipales gobiernos tersos y sin sobresaltos.


José Luis Toledo, el regidor Benjamín Button (o el dinosaurio que todos los priistas llevan dentro)
El informe del sexto regidor refleja perfectamente el trabajo realizado en casi un año: tres cuartillas y dos líneas. Aunque el al artículo 26 del Reglamento interior del ayuntamiento obliga a los regidores a rendir un informe trimestral, José Luis Toledo Medina, sólo entregó uno, cuando ya debía haber redactado tres informes.
Encargado de la Comisión de Servicios Públicos, el también presidente del Frente Juvenil del PRI, se ha dedicado a hacer campaña en favor del candidato a diputado del Revolucionario Institucional, Roberto Borge.
En el único informe entregado por José Luis Toledo señala que:
“Después de haber ganado las elecciones en calidad de Regidor postulado por el Partido Revolucionario Institucional, comencé a generalizar cada una de las peticiones que nos hicieron durante el recorrido por diversas colonias y comunidades. Para que con ello, prepare los argumentos a fin de ser titular de la Comisión de Servicios Públicos Municipales.”.
Si algún inteligente lector entendió lo que quiso decir el líder de las juventudes priistas, que por favor nos ayude a los faltos de sabiduría…
En otro de los párrafos de su informe, el sexto regidor comenta: “junto con el presidente municipal recorrimos las colonias, así como verificar el equipamiento urbano para constatar la urgencia de modificar, cambiar o terminar con su instalación a fin de ofrecer resultados desde el primer día”.
Lo que haya querido decir el regidor de Servicios Públicos, suena a pura demagogia. Esas son las juventudes del PRI.
Más que un informe de trabajo, José Luis Toledo presentó una especie de manifiesto patético de la política de su partido, con frases tan arcaicas que ni el más dinosaurio de los priistas ya se atrevería a pronunciar, tales como:
“Impulso cada proyecto o idea del interior de la administración para que se dé cumplimiento a las propuestas de campaña que hicieron posible el triunfo”.
“Me reporto observador de las necesidades surgidas desde la familia que aún sin recursos se manifiesta gentil con su Gobierno, colaborando de formas diferentes a mejorar la comunidad”.
¿De veras leyó su informe el sexto regidor? Se ha de preguntar más de uno, al que le retumban en los oídos palabras tan ridículas como “me reporto observador”…
A los fragmentos presentados agreguen otros tantos para sumar tres cuartillas y dos líneas.
Hilario Gutiérrez Valasis, (PRD) El regidor misionero del medio ambiente
El Séptimo regidor, “proyecta” elevadas misiones en sus tres informes presentados, todas claro, relacionadas con el Medio Ambiente, materia de su Comisión:
“Favorecer las iniciativas y acciones que fomenten la inversión pública y privada, garantizando como premisa primordial el respeto y la preservación al y del entorno natural del municipio de acuerdo con una política activa de sustentabilidad”.
“Contribuir al desarrollo económico y mejoramiento de la calidad de vida de sus pobladores, satisfaciendo las expectativas de sus visitantes; propiciando el fortalecimiento del municipio como destino seguro y confiable, privilegiando el respeto a sus recursos naturales, favoreciendo con ello el desarrollo sustentable”
Churriguerescas y rebuscadas hasta en el papel. Así son las “misiones” del regidor perredista, según se consigna en sus informes; en la realidad, lo único que ha hecho Hilario Gutiérrez es lo mismo que sus compañeros: cobrar religiosamente su quincena, levantar la mano, viajar y hacer declaraciones insustanciales.
Además claro de atajar por las vías pertinentes la propuesta de su homólogo José Luis Toledo, de crear un Área Natural Protegida en el Arrecife Jardines.
Uno de los asuntos competencia del séptimo regidor fue el relacionado con el cierre del basurero de Playa del Carmen, cuya resolución se caracterizó por su excesivo tortuguismo y su poca transparencia.
En su primer informe trimestral, Gutiérrez Valasis consigna la asistencia a tres reuniones con los habitantes de la comunidad de Chemuyil, donde se ubicaría el nuevo relleno sanitario del municipio, el cual no se concretó por la oposición de los pobladores.
El regidor acompañó al secretario de gobierno, Rafael Castro, en lo que representó el primer gran fracaso de la presente administración, y un triunfo para los pobladores de Chemuyil, quienes evitaron que fuera abierto el relleno sanitario en esa población.
Otro de los temas relacionados con la Comisión del séptimo regidor fue el encallamiento del buque Cembay, y el cual afectó una importante área del arrecife Tortugas. La única referencia del perredista sobre este asunto está consignado en su informe como: “una recogida en la opinión, algunos medios impresos dieron parte del mismo”.
El concejal también dice que atendió denuncias por daños al medio ambiente en el municipio “en el que la comisión a mi cargo ha fungido como enlace y vía para canalizar las quejas y denuncias ciudadanas”. Y efectivamente, el regidor perredista recibió las denuncias y las canalizó…, o sea, le echó la pelota a los directores, pues, no se consigna en ningún momento la solución al problema.
Hilario Gutiérrez, preocupado también por el qué dirán también contó muy bien las notas periodísticas que le “dedicaron” los medios de comunicación y las conferencias de prensa en las que participó, pues da perfecto detalle de éstas.
Durante casi 11 meses, tampoco ha desaprovechado el turismo financiado con recursos públicos, pues viajó a Ixtapa, Guerrero al Congreso Nacional de Cabildo y DIF Municipal; a Tuxtla Gutiérrez para visitar una planta de separación de residuos sólidos y realizó una “visita oficial a la ciudad de Frankfurt, Alemania.
Martín Alfaro Loredo, (PAN) el regidor contador y cuasi analfabeto
Más que ningún otro, el octavo regidor, ha reducido su actividad a entregar apoyos, y contar las veces que ha aprobado propuestas en sesiones de cabildo, y asistido a eventos.
Según el regidor de la Comisión de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos, Martín Alfaro, ha presentado las siguientes “iniciativas”, y cito literal: “Mejorar las condiciones laborales del cuerpo policial; aunque no hay en su informe ningunas línea que diga en qué consiste su propuesta”.
Otras de las iniciativas presentadas por el regidor panistas durante el periodo de abril a julio de 2008 fueron: “Creación del Consejo de honor y disciplina policial”; “Mejorar la imagen de la policía hacia la ciudadanía”; “Verificar y mejorar los sistemas de aduana para el ingreso al Cereso”.
Y como no tiene nada que informar, Martín Alfaro incluyó en su reporte de trabajo los resultados, en números, del Operativo Radar, del Operativo Alfa, del Operativo Beta y del Operativo Omega, todos dependientes de la Secretaría de Seguridad Pública y no de su regiduría.
En su informe sólo destaca su voto en contra de la desincorporación del inmueble identificado como lote 1, MZ 06, SZ 75 de la región 30 con una superficie de 2,200 metros.
Además de la “contabilidad” de apoyos entregados, gestiones realizadas, descuentos en infracciones, asesorías jurídicas proporcionadas, asistencia a eventos, cartas de recomendación emitidas; lo más evidente de los informes del regidor panista, es que le urge un curso de ortografía o bien que inserte una advertencia al principio de su informe para no poner atención a cosas intrascendentes como los acentos o palabras mal escritas como: comicion, arresifes, vienvenida, hubicarse, carrucel, invercion, valdios, capasidades, emicion, vicicletas, deveria, recomendasion; etc. etc. etc.
Eloisa Balam (PT): la regidora populista
“Gestionar apoyos sociales, materiales o económicos para el desarrollo de los habitantes del municipio de Solidaridad y Tulum así como de la zona maya y de transición” es el objetivo general de la novena regidora, Eloisa Balam, según se lee en sus informes de trabajo.
Para “abultar” la carpeta entregada, Balam anexa fragmentos del Plan a nacional de Desarrollo Rural Sustentable de la Sagarpa. Igualmente, plantea una “Propuesta para la educación en la zona maya y de transición”, sin embargo, no se trata sino de un larguísimo listado de buenos deseos, pues en ninguna parte detalla cómo se podría aplicar ni los recursos que se requieren para ponerla en marcha, ni el número de personas que se beneficiarían y menos aún el tiempo de aplicación y los resultados que se obtendrían.
Entre los “postulados” propuestos por la novena regidora se lee: “preservar la libertad de expresión, crítica y creación individual y colectiva”; “evitar la exclusión, la discriminación e intolerancia”.
La preocupación de la regidora por los servicios médicos también se refleja en otro apartado de “sugerencias”, en el que señala que es necesario “surtir periódicamente de medicinas principales para las enfermedades más frecuentes o comunes” y “contratar médicos titulados capaces de diagnosticar con mayor profesionalismo y certeza”.
Pero alejada del limbo, y más instalada en el mundo terrenal, la regidora de Asuntos Agropecuarios ha logrado concretar algunas acciones como la impartición de cursos y talleres sobre equidad de género, la entrega de material de construcción a 100 habitantes de Cobá, además de 100 despensas y 100 regalos para madres de comunidades mayas.
Igualmente, la regidora ha contribuido con alimentos, bebidas y hasta reces y pollos para la organización de diversos “huateques”.
También a la lista de ayudas, obsequios y apoyos se añaden juguetes, pastel, trajes de antorchistas y material para construcción.
Muchas fotos, y un indiscriminado abuso de lo que “debería” ser y hacer el gobierno, llenan decenas de hojas en los tres informes de lo que parece ser una bien intencionada concejal, preocupada por la población de la zona maya, pero que no logra concretar sus intenciones de cambio.
José Martín Zapata (PRI), Síndico Municipal: tres asuntos y ya
El síndico municipal, breve, casi minimalista.
En unas cuantas hojas, José Martín Zapata describe su trabajo, y así lo señala: durante casi un año se ha ocupado de dar respuesta a la controversia constitucional promovida por el Ejecutivo Federal contra el Programa Director de Desarrollo de Tulum (aunque este pasó a manos del Concejo de esa nueva demarcación en los primeros meses de la presente administración).
También durante casi un año, “estuvo verificando que los egresos estuvieran apegados a la normatividad aplicable para este tipo de gastos”. Otra de las acciones del Síndico fue conminar al Tesorero “a que por estar ya en los meses de baja recaudación sólo se hicieran los gastos más indispensables para no tener problema con el pago de la nómina (…)”.
Igualmente, en los tres informes que entregó José Martín Zapata, indica que, junto con el Tesorero Municipal, ha debido ir a la ciudad de Chetumal “con el fin de entrevistarnos con funcionarios de la Secretaría Estatal de Hacienda, así como con el Tesorero del estado para que nos informaran de los apoyos que le darían al municipio de Solidaridad (…)”.
Ajá, así es, es todo lo que ha hecho. Tres asuntos en un año. (Noticaribe)

Comentarios en Facebook

1 COMMENT

  1. ¡ Qué vergüenza, qué vergüenza ! Voto porque estos reportes no salgan de Playa del Carmen, donde hace mucho sabemos lo ridículo de estos personajes. Pero evítenos la pena de que se conozca más allá…… ¡ por piedad !

Comments are closed.