Liberan a la cuñada “levantada” de regidor; pagaron el rescate

Posted on noviembre 09, 2009, 11:54 pm
17 mins

CAN­CÚN, MX.- La cu­ña­da y los dos so­bri­nos del re­gi­dor Hum­ber­to de Ita fue­ron li­be­ra­dos la ma­dru­ga­da de hoy, con el pa­go de un res­ca­te de 400 mil pe­sos en efec­ti­vo, dos ve­hí­cu­los y un lo­te de jo­yas, sin que ha­ya si­do pre­sen­ta­da una de­nun­cia por es­te ca­so de se­cues­tro, co­me­ti­do apa­ren­te­men­te por un gru­po de la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da que ha es­ta­do ope­ran­do en Can­cún y en Pla­ya del Car­men.

Reprocha procurador lentitud de la policía de Cancún

Luego de indicar que se pagaron 400 mil pesos en efectivo además de un lote de alhajas y dos vehículos por el rescate de los familiares del regidor de Ita, el procurador de justicia Bello Melchor Rodríguez Carrillo resaltó la necesidad de que la Policía Municipal de Cancún reaccione de manera más rápida ante los reportes de la ciudadanía principalmente en delitos considerados de alto impacto, tal y como ocurrió en Playa del Carmen, donde la semana pasada los municipales frustraron el plagio de un ex líder de taxistas.
Y es que el fin de semana, la cuñada y dos sobrinos del regidor Humberto de Ita fueron secuestrados por un comando de sujetos armados que irrumpió en su vivienda, sito en la supermazana 66.
Roberta Aguilar de los Santos, de 35 años, su hija de 16 y su hijo de 10 fueron obligados a abordar el vehículo de los secuestradores, mientras que la hija de 12 años de la mujer logró esconderse al momento que los individuos entraban al domicilio de manera violenta.
La niña dijo a las autoridades que sólo pudo escuchar voces de hombres que ordenaban a su madre subir a un vehículo y cuando ya no oyó ruido, salió de la recámara sólo para darse cuenta de que ella era la única que estaba en la casa.
En ese sentido, el procurador detalló que los familiares de las víctimas dieron en pago por su rescate un lote de alhajas, dos automóviles y 400 mil pesos en efectivo, no se detalló la cantidad exigida por los plagiarios, pero las víctimas fueron puestas en libertad.
Cabe resaltar que el regidor Humberto de Ita no responde a llamadas telefónicas y el procurador dijo que la familia solicitó a la Procuraduría que se mantuviera al margen de los hechos, ante el temor de que alguna de las víctimas resultara afectada, no obstante, se inició la averiguación previa 8415/2009 por privación ilegal de la libertad, aunque ahora se le dará seguimiento como secuestro.
En ese sentido, el entrevistado resaltó que vivimos en una sociedad temerosa de denunciar los hechos, pero es importante que se proceda contra los delincuentes, pues al ver que nadie los denuncia continuarán cometiendo ilícitos.
Rodríguez Carrillo dijo que esperarán unos días para intentar entrevistar tanto a la mujer como a sus hijos menores de edad para dar seguimiento al caso, pues se configura el delito de secuestro.
En ese sentido, el procurador resaltó la necesidad de que las autoridades policiacas municipales tengan una mayor respuesta a los avisos de emergencia y destacó el hecho ocurrido en Playa del Carmen la semana pasada, cuando un ex líder taxista había sido secuestrado y los policías municipales de Solidaridad fueron atacados a balazos pero repelieron la agresión y persiguieron a los presuntos, que finalmente dejaron abandonada a su víctima.
“Hubo una muy buena respuesta de Seguridad Pública, la que no se ha dado acá”, insistió, pues aun cuando los plagiarios tenían armas de alto poder y hasta granadas, los policías no les tuvieron miedo, lo que además deja el claro “que no están coludidos con ellos (con los delincuentes)”.
Por otra parte, Rodríguez Carrillo explicó que será hasta el próximo año cuando ya esté conformado el grupo antisecuestros de la Policía Judicial, para que se adquiera el equipo tecnológico necesario para la operación del mismo. (Fuente: El Quintanarroense)

El pro­cu­ra­dor de Jus­ti­cia, Be­llo Mel­chor Ro­drí­guez Ca­rri­llo, con­fir­mó que Ro­ber­ta Agui­lar de los San­tos, de 35 años de edad, y sus dos hi­jos, de 16 y de 10 años, fue­ron de­ja­dos en li­ber­tad, pe­ro la agra­via­da y el re­gi­dor Hum­ber­to de Ita no qui­sie­ron in­ter­po­ner una de­nun­cia al res­pec­to, por te­mor a las ame­na­zas de los pla­gia­rios.
Sin em­bar­go, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co del Fue­ro Co­mún (MPFC) ini­ció una ave­ri­gua­ción pre­via por el de­li­to de se­cues­tro, pa­ra lle­var a ca­bo las in­ves­ti­ga­cio­nes, lue­go de que un co­man­do de su­je­tos ar­ma­dos sa­có de su vi­vien­da a la cu­ña­da del re­gi­dor y a dos de los so­bri­nos de és­te, en un do­mi­ci­lio de la Su­per­man­za­na 66, a la una de la ma­dru­ga­da de ayer.
Al res­pec­to, Ro­drí­guez Ca­rri­llo in­for­mó: “Bue­no, no­so­tros ini­cia­mos una ave­ri­gua­ción pre­via, pe­ro no por la de­nun­cia de la fa­mi­lia, por­que has­ta hoy la fa­mi­lia no ha de­nun­cia­do, si­no por el re­por­te que tu­vi­mos ayer, de cuan­do se sus­ci­ta­ron los he­chos. Más o me­nos co­mo a la una de la ma­dru­ga­da re­ci­bi­mos el re­por­te del 066 y con ba­se en eso ini­cia­mos la ave­ri­gua­ción pre­via, la fa­mi­lia pi­dió a la Sub­pro­cu­ra­du­ría que no par­ti­ci­pa­ra, que no in­ter­vi­nie­ra en es­to, y no­so­tros nos en­te­ra­mos que en la ma­dru­ga­da de hoy ha­bían si­do li­be­ra­das las per­so­nas y lo que ha­bían pa­ga­do, lo que ha­bían en­tre­ga­do. Des­de que se con­su­ma el de­li­to del se­cues­tro cam­bia de pri­va­ción ile­gal a de­li­to gra­ve que tie­ne una pe­na­li­dad de has­ta 30 años, por­que hu­bo en­tre­ga de di­ne­ro, de jo­yas y de ve­hí­cu­los”.
El pro­cu­ra­dor de Jus­ti­cia in­di­có que es­tán obli­ga­dos a dar­le se­gui­mien­to a es­te asun­to y que es­pe­ra­rán un tiem­po pru­den­te pa­ra es­pe­rar que la se­ño­ra se re­pon­ga y lue­go se­rá en­tre­vis­ta­da.
“A la se­ño­ra la tie­ne que en­tre­vis­tar la Pro­cu­ra­du­ría de Jus­ti­cia, tan­to a ella co­mo a los me­no­res pa­ra efec­to de que po­da­mos te­ner al­gún da­to o al­gún ele­men­to que pue­da lle­gar al es­cla­re­ci­mien­to de los he­chos”, agre­gó.
So­bre la ope­ra­ción de un gru­po de la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da que es­tá co­me­tien­do “le­van­to­nes” de co­mer­cian­tes en Can­cún y en Pla­ya del Car­men, Ro­drí­guez Ca­rri­llo men­cio­nó: “Es­ta­mos cons­cien­tes de que es­to de­sa­for­tu­na­da­men­te for­ma par­te de un gru­po que ha es­ta­do gol­pean­do y que po­dría es­tar re­la­cio­na­do aquí y en Pla­ya del Car­men, pe­ro que ne­ce­si­ta­mos tam­bién la co­la­bo­ra­ción de las per­so­nas afec­ta­das pa­ra dar con el pa­ra­de­ro de los de­lin­cuen­tes”.
Ro­drí­guez Ca­rri­llo ne­gó que ha­ya un in­cre­men­to de ca­sos de se­cues­tro en Can­cún y con­si­de­ró que más bien se han tra­ta­do de le­van­to­nes, por al­gún ti­po de ajus­te de cuen­tas.
“Son dos co­sas di­fe­ren­tes, que es lo que ne­ce­si­ta­mos es­cla­re­cer tan­to en es­te asun­to co­mo en el de Pla­ya, a ve­ces se pue­den dar las dos ver­tien­tes, o es se­cues­tro con efec­tos, pri­me­ro se pri­va de la li­ber­tad ob­via­men­te pe­ro pue­de dar­se el se­cues­tro pa­ra un ajus­te de cuen­tas o un se­cues­tro a un par­ti­cu­lar que no ten­ga na­da que ver con la de­lin­cuen­cia y que sea pa­ra úni­co efec­to de re­ca­bar una can­ti­dad de di­ne­ro o de al­go en es­pe­cie”, aña­dió.
El pro­cu­ra­dor de Jus­ti­cia tam­bién re­sal­tó la opor­tu­na in­ter­ven­ción de los po­li­cías mu­ni­ci­pa­les de Pla­ya del Car­men, quie­nes res­ca­ta­ron la se­ma­na pa­sa­da al ex lí­der de los ta­xis­tas, Ru­bén Agui­lar, cuan­do era pri­va­do de su li­ber­tad por va­rios su­je­tos ar­ma­dos, con­tra­rio a lo que ha su­ce­di­do en Can­cún, don­de los po­li­cías no han man­te­ni­do una es­tre­cha vi­gi­lan­cia.
“Nos ha­ce fal­ta aquí en Can­cún res­pues­tas de es­te ti­po, que la au­to­ri­dad en el mo­men­to en que se de­nun­cia un he­cho de esa na­tu­ra­le­za pue­da ha­cer cuan­do me­nos lo mis­mo que hi­zo Pla­ya, res­ca­tar a las per­so­nas, aun­que en un mo­men­to da­do por cual­quier si­tua­ción no se pue­da de­te­ner a los pre­sun­tos, esa ya es una cla­ra res­pues­ta de que la au­to­ri­dad no le tu­vo mie­do a la de­lin­cuen­cia, si­no que se en­fren­tó y que tam­po­co es­tá li­ga­da con ella, si­no que se en­fren­tó de tú a tú, to­man­do en cuen­ta que ellos te­nían ar­mas de al­to po­der, te­nían gra­na­das de frag­men­ta­ción y cuer­nos de chi­vo AK-47”, ex­pre­só.
Por úl­ti­mo, el abo­ga­do del Es­ta­do ma­ni­fes­tó que con­ti­núan las ges­tio­nes pa­ra con­for­mar un gru­po an­ti­se­cues­tro en el Es­ta­do, el cual po­dría que­dar con­so­li­da­do el pró­xi­mo año. (Fuente: Diario de Quintana Roo)

Comentarios en Facebook

Leave a Reply

  • (not be published)